Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



jueves, 10 de junio de 2010

De Errores Doctrinales que Hacen Mover el Dedito a Calvino (7)


Leo con pasmo y terror en el Párrafo 6º del Catecismo,
966 "Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los Señores y vencedor del pecado y de la muerte"
El dogma de la impecabilidad de María es sencillísimo de refutar si uno se arma de la Palabra de Dios.

Al menos eso dice siempre el dedito de Calvino, no es cierto?

Preguntémosle a ver qué nos dice Su Dactilaridad.


Dedito...

Dediiiiiito...

HABLAAAAAAAAAAAAAAAAAAARGH!

Ahahá, no es hipnótico su meneillo?

Pero qué es lo que nos dice el simpático apéndice?

Que por un lado tenemos un argumento clásico empleado por los protestantes para refutar la impecabilidad de María y que ya fue mencionado en la entrada De que María Fue Altamente Favorecida pero No Llena de Gracia, ahá, me refiero a nuestro viejo amigo Lucas 1:47 donde María dice
47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Fijémosnos que María no dice Dios el Salvador sino Dios MI Salvador.

En efecto, nadie inmaculado necesita un Salvador pues solo los pecadores necesitan ser salvados.

No obstante, por el otro tenemos un argumento nuevo y muy sencillo.
Debo haber leído el pasaje en cuestión miles de veces pero nunca había caído en ello hasta que el dedito me lo señaló.

La cita que nos da la clave se encuentra en Mateo 11,
9 Pero ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta.

10 Porque éste es de quien está escrito:
He aquí, yo envío mi mensajero delante de tu faz,
El cual preparará tu camino delante de ti.

11 De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.
El mismo Señor Jesús nos dice en este pasaje que el más grande que ha nacido jamás de mujer era Juan Bautista.

Juan bautista, no su madre...

Pero cacho Dedito, podría argumentar un devoto mariano, El texto no dice que María no pecara!

Es cierto, pero acto seguido el Dedito desmontará argumentos católicos con dogmas católicos.

Como sabemos que Juan Bautista necesitaba ser bautizado, y para los católicos en el Bautizo se ritualiza el perdón de los pecados, hemos de deducir que el Bautista era pecador.

Veamos esto en la Escritura, la única fuente de autoridad,
13 Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.

14 Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?

Mateo 3
Juan Bautista, al igual que María, eran consciente de su pecado, de su debilidad, de la necesidad de un Salvador.

Si el catolicismo quiere ser coherente debe corregir este olvido y nombrar inmediatamente a Juan Bautista algo realmente pomposo, pues según el Señor, es mayor que María...

Sea como sea, podemos decir con la Biblia en la mano que María era sin mancha?

No, más bien al contrario.

Podemos decir que era un ser humano perfecto como repetidamente afirman los católicos (La Santísima Virgen María es la Nueva Eva, la Mujer perfecta, llena de gracia y virtudes, concebida sin pecado original...)?

No, pues Juan Bautista era según el Señor mayor que ella y Juan era pecador.

Por tanto, ni una cosa ni otra.

Mientras meditáis sobre ello dad gracias a Dios por todo en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo...

63 comentarios:

Longinos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Longinos dijo...

La doctrina católica dice que María fue salvada preventivamente por los méritos de Cristo. Así que, como ya he dicho mil doscientas treinta y siete veces, María con total propiedad llama a Dios "mi Salvador". Pero "vuelta la burra al trigo..."!

No comprendo totalmente la frase de San Juan Bautista. Dice que "el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que Él". Buscando interpretaciones a esta frase, leemos que "la Ley y los Profetas llegan hasta Juan. Desde entonces se proclama el Reino de Dios, y todos tienen que esforzarse para entrar en él".
Es decir, Jesús proclama una nueva era, de tal forma, que el menor de los cristianos, bautizados con el Espíritu Santo, es mayor que San Juan, que bautizaba con agua un bautismo de conversión.

Por eso, a los nuevos cristianos, aunque hubieran sido bautizados con el agua de Juan, se les hacía bautizarse en el Reino de Dios, para "renacer del agua y del espíritu".

María estaba en medio de los discípulos cuando, en Pentecostés, recibieron el Espíritu Santo. Juan, Pedro, Santiago, Bartolomé... todos son mayores que Juan Bautista, no por sus méritos, sino por el don del Espíritu Santo en el Reino de Dios.

Por cierto, en Lucas 16,16, el Espíritu dice que todos tenemos que esforzarnos por entrar en el Reino de Dios. Gracia y esfuerzo son complementarios, no opuestos.

Longinos dijo...

Bueno, al citar el Evnagelio me he confundido y he puesto que el más pequeño en el reino de los Cielos es más grande que "Él" -así, con mayúscula-. Es una errata, porque está hablando de San Juan Bautista. Quiere decir, como he explicado luego, que, por grande que sea el Bautista en la Ley, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que Juan Bautista.

Renton dijo...

Emilio, no es que haya tomado solo una parte de la frase, es que el resto trata de otros temas pero te prometo que ahora mismo pongo toda la frase.

Emilio:
La doctrina católica dice que María fue salvada preventivamente por los méritos de Cristo.

La doctrina católica sí, pero la Biblia ni siquiera insinúa nada remotamente parecido...

Emilio:
No comprendo totalmente la frase de San Juan Bautista. Dice que "el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que Él".

Cierto, pero fíjate en la frase que he tratado yo:

11 De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista;

Crees que Jesús cuando hablaba de los que nacen de mujer, no contaba a su madre?

Naturalmente que sí.

Dios te bendiga!

:]

Longinos dijo...

No, porque los otros a los que se refiere, "los del Reino de Dios", nacen "del agua y del Espíritu". Son los que han "nacido de nuevo". Ese "nacer de nuevo" es recibir la redención por los méritos de Cristo. Y eso es precisamente lo que la Virgen María recibió en el mismo instante de la Concepción, según la doctrina Católica.

Me puedes decir que esa doctrina no está en la Biblia, y entonces la buscamos. Pero lo que no es cierto es que el pasaje sobre San Juan Bautista contradiga esa doctrina.

Es más, aunque no creas que la Virgen fue redimida preventivamente en su concepción, tienes que reconocer que estaba en Pentecostés. Así que, aunque fuera por eso, ya ella pertenece a los renacidos del Espíritu, y por tanto pertenece no a los "nacidos de mujer", sino al "reino de Dios".

Claro, que es posible que esa interpretación sobre los "nacidos de mujer" y los del "Reino de Dios" sea incorrecta. Habría que estudiarlo mejor.

Y yo me pregunto: si según tú, los católicos pensamos que la justificación no es por gracia, ¿cómo es que creemos que la Virgen fue redimida en el mismo instante de su concepción? ¿Cómo es que bautizamos a los niños? Etc... Lo digo solamente para que pienses que algo se te escapa.

Renton dijo...

Emilio:
No, porque los otros a los que se refiere, "los del Reino de Dios", nacen "del agua y del Espíritu". Son los que han "nacido de nuevo".

No Emilio no, uno no nace de nuevo por ser bautizado sino por creer el Evangelio.

Observa qué nos dice Pedro en su 1ª epístola:

22 Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros.
23 Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.


La Palabra de Dios que vive y permanece es el Evangelio...

Te lo he dicho siempre Emilio, uno nace de nuevo cuando pone su fe en Jesús, cuando cree el Evangelio, no cuando le mojan la cabeza de chiquitito.

Si la justificación es por fe, cómo podría ser de otra manera?

Emilio:
lo que no es cierto es que el pasaje sobre San Juan Bautista contradiga esa doctrina

Te lo repito, según Jesús, Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista.

Crees que Jesús cuando hablaba de los que nacen de mujer, no contaba a su madre?

Según el Señor, Juan Bautista es mayor que María, eso es de cajón.

Emilio:
ya ella pertenece a los renacidos del Espíritu, y por tanto pertenece no a los "nacidos de mujer", sino al "reino de Dios".

Emilio, los que pertenecen al Reino de Dios, nacen por esporas?

Nacen de mujer.

Lo que Jesús nos dice es que entre los seres humanos, no hay nadie mayor que Juan Bautista.

Emilio:
si según tú, los católicos pensamos que la justificación no es por gracia, ¿cómo es que creemos que la Virgen fue redimida en el mismo instante de su concepción?

Si hubiera estado redimida desde su concepción no habría admitido que necesita un Salvador.

Toda la doctrina mariana es doctrina de hombres, Emilio, y lo sabes porque hasta el 1854 el catolicismo no estableció el dogma de la asunción de María.

Y no, no creeis que la justificación es por Gracia, de eso precisamente estoy hablando con Alonso en otra entrada.

Emilio:
¿Cómo es que bautizamos a los niños? Etc... Lo digo solamente para que pienses que algo se te escapa.

Bautizais a los niños porque no entendéis que la Salvación no depende del que quiere ni del que corre, sino de Dios que tiene Misericordia.

Dios te bendiga!

:|

Longinos dijo...

Ah, claro, será por eso.

Renton dijo...

Emilio:
Ah, claro, será por eso

Debes entender que la Palabra de Dios no se contradice y es un todo, si el perdón de los pecados, si el nuevo nacimiento viniera por el bautizo, Pablo no habría dicho jamás que,

17 Pues Cristo no me envió a bautizar sino a predicar el Evangelio, y eso sin discursos de sabiduría humana, para que la cruz de Cristo no perdiera su eficacia.
1 Corintios 1

Pablo sabe que uno no es salvo por ser bautizado sino por la fe que deviene tras creer el Evangelio.

Que Dios te bendiga y te libere de tu esclavitud!

:|

Longinos dijo...

Bebés que corren por la salvación, la Virgen María que no puede llamar "Salvador" a quien la ha redimido, Jesús haciendo distinciones inexistentes entre "nacidos de mujer" y los del "Reino de Dios"... Qué retorcidas son tus respuestas, Renton...

Se ve que hace falta enunciar lo evidente:

- Que un bebé no corre por la salvación (al menos, los de los católicos)

- Que si la Virgen María fue redimida, con toda propiedad llama a Dios "Salvador" (eso ya lo he dicho mil quinientas treinta y cinco veces, pero por si acaso...)

- Que si Cristo dice que Juan es el más grande nacido de mujer pero que el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que él, necesariamente tiene que estar hablando de dos conjuntos distintos de personas (esto es dificilísimo de comprender, hace falta una profunda meditación), y no es que ninguno de ellos se reproduzca por esporas

Renton dijo...

Emilio:
Bebés que corren por la salvación

Quién ha dicho ese disparate?

Emilio:
Que si la Virgen María fue redimida, con toda propiedad llama a Dios "Salvador"

Por supuesto, porque como el resto de los seres humanos ella era pecadora.

Según Jesús Juan Bautista era el más grande nacido de mujer, y si Juan Bautista era -lógicamente- pecador, la virgen María no podía ser menos.

Emilio:
Que si Cristo dice que Juan es el más grande nacido de mujer pero que el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que él, necesariamente tiene que estar hablando de dos conjuntos distintos de personas

Por supuesto, pero fíjate qué dice el Señor,

Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista.

Juan Bautista mayor que Moisés, mayor que Abraham y por supuesto, mayor que María.

Era el Bautista pecador?

Por supuesto.

Eran pecadores los demás?

Por supuesto.

Dios te bendiga y te permita liberarte de doctrinas de hombres que hacen pasar a Dios por mentiroso.

:[

Alonso Gracián dijo...

Renton, esta entrada no está a tu altura. Los argumentos dan poco de sí, ni para el debate.

Longinos dijo...

Bueno, Renton, veo que ni contestas realmente a las cuestiones, ni avanzamos nada. Además, ahora estoy en una época de mucho trabajo hasta que acabe el mes y no puedo seguir escribiendo tranquilamente, así que aquí lo dejo de momento.

Me parece que estas discusiones no nos llevan a nada. Por lo menos, creo que estamos de acuerdo en lo que es bueno hacer: mantenernos firmes en la fe y alabanza a Nuestro Señor, y obrar bien.

Un cordial saludo en Cristo.

Renton dijo...

Alonso:
Los argumentos dan poco de sí, ni para el debate.

Entonces sé coherente y no participes más.

Emilio:
veo que ni contestas realmente a las cuestiones

Las contesto todas, el asunto es que no puedes refutar las palabras del Señor.

Y a ellas me aferro.

Emilio:
creo que estamos de acuerdo en lo que es bueno hacer: mantenernos firmes en la fe y alabanza a Nuestro Señor, y obrar bien

Emilio, creer en Jesús significa creer de todo corazón que pagó por todos y cada uno de tus pecados.

Tú no debes expiar pecado alguno, ni hacer penitencia por ninguna falta.

Jesús pagó el precio.

Te redimió.

Y la demostración de que su sacrificio fue aceptado por Dios fue su resurrección.

Si consideras que el sacrificio de Jesús no fue suficiente y que, por tanto, TÚ debes hacer penitencia por los pocos pecadillos que cometas, la conclusión es clara: No crees el Evangelio del Señor Jesús.

Las obras son porque eres salvo, no para ser salvo, por consiguiente NO.

No estamos de acuerdo en NADA.

Jesus es el ÚNICO mediador entre Dios y el hombre.

Jesús.

No la iglesia católica.

Hasta que no entiendas esto seguirás preocupadísimo en defender no lo que lees en la Biblia sino lo que te dice el catecismo.

Dios te bendiga!

:|

Alonso Gracián dijo...

"Alonso:
Los argumentos dan poco de sí, ni para el debate.

Entonces sé coherente y no participes más."

Hombre, te lo digo como amigo. Me gustaría seguir hablando contigo. Era sólo una crítica sincera. Espero no te moleste. La verdad, creo que es positivo que continuemos dialogando. ¿no te parece?

Renton dijo...

Alonso, me importa un bledo el diálogo y los falsos amiguismos; lo creas o no, lo único que me importa es que seas salvo.

Esto no es un juego, no estamos debatiendo sobre política o fútbol, estamos hablando de algo con lo que nos va la vida.

Dios no miente, no está loco, y quiere que seas salvo.

Por eso, el Señor -por Amor a nosotros- se ocupó de dejarnos por escrito Su Voluntad, crees que fue para que después siguiéramos a todo aquel que -hablando en Su Nombre- le contradijera?

Cuántas veces lees en las epístolas que en el futuro vendrían falsos profetas que introducirían doctrinas de perdición?

A quién crees que se referían Juan, Pedro y Pablo, a aquellos que se aferran a sus palabras, o a aquellos que con el trascurso de los siglos, añadieron doctrina tras doctrina contradiciendoles?

La Voluntad de Dios está escrita, y Dios se ocupó de dejárnosla escrita por algo.

No me interesa dialogar, me interesa que vengas al conocimiento de la Verdad, me interesa que vuelvas a casa.

Mi responsabilidad es darte a conocer la Voluntad de Dios.

A partir de ahí, la responsabilidad es enteramente tuya.

Por tanto, pídele a Dios que te dé entendimiento, pídele que te muestre el Camino para hacer Su Voluntad aunque esta signifique perder todo lo que tienes porque o se está con Él o en Su contra.

Yo haré otro tanto, te lo prometo, oraré a Dios para que te haga ver cuál es Su Voluntad, y cuando el Señor te haya dado una respuesta, síguela te diga lo que diga quien sea... yo incluido.

Dios te bendiga!

:|

Longinos dijo...

La clave es ésta: nosotros nos esforzamos, pero la capacidad de esforzarnos nos la da Dios: "Si Dios no construye la casa, en vano se afanan los albañiles" (Salmo 127, 1).

Renton dijo...

Emilio, con esto quieres decir que no crees que Jesús te redimiera por completo y que por tanto, TÚ debes expiar algunos pecados mediante las penitencias?

Has leído la entrada sobre Hebreos 10:14?

Hazlo por favor y abandona doctrinas de homrbes, o es que crees que un ciego puede guiar a otro ciego?

Dios te bendiga!

:|

Anónimo dijo...

Emilio y Alonso, una preguntita si me lo permiten,
Uds. creen que son salvos? me gustaría que digan con toda honestidad qué piensan acerca de vuestra salvación.

Saludos

Alonso Gracián dijo...

Renton, entendido, nada de dialogar amistosamente.

Causa estupor encontrar en esta página que no hay que hacer penitencias, cuando el Evangelio dice precisamente lo contrario en multitud de pasajes. ¿Nada de penitencias? El Espíritu Santo dice otra cosa en la Escritura.
Me pregunto cómo `puedes comvertir el "haced penitencia" y el negarse a sí mismo con esa doctrina de nada de hacer el bien que ya estás salvo y nada de pnitencias que ya estás salvo. Esta pasividad no puede venir de buena tierra.

Alonso Gracián dijo...

La verdad es que no es agradable hablar en un lugar donde no se cree necesario el diálogo amistoso ni la cortesía.
Saludos en Cristo desde María

Alonso Gracián dijo...

Esta doctrina de las obras que presentáis los calvinistas es fruto de un antropología errada, Estar salvo no te convierte en un robot de hacer el bien, como defendéis. El ser humano es libre para pecar y hacer el bien. Hay que orientar la voluntad a Cristo día a día mediante buenas acciones movidas por la Gracia. Fe sin obras está muerta Quien peca mortalmente y no se arrepiente es reo de condenación por mucha fe que diga tener.

El concepto de retribución según las obras está presente explícitamente en la Escritura en múltiples pasajes.

Alonso Gracián dijo...

Una religión sin penitencias ni necesidad de obrar bien es una religión que suena mucho a conformismo, a hedonismo, a burguesía. El camino del cristiano no es este.

Hasta pronto.

Renton dijo...

Alonso:
Renton, entendido, nada de dialogar amistosamente.

No Alonso, no has entendido nada...

Lee lo que puse:
Alonso, me importa un bledo el diálogo y los falsos amiguismos; lo creas o no, lo único que me importa es que seas salvo.

Me importa tu Salvación Alonso, aunque no lo entiendas, me importa que seas salvo.

Me da igual que creas que el calvinismo es una imbecilidad o no, me importa un rábano que dialoguemos mucho y demostremos que uno es un buen católico y el otro un buen calvinista, lo que quiero es que seas salvo cabezota.

Y tanto tú como yo, sabemos que uno solo es salvo a través de Jesús.

Dios te bendiga!

:[

Longinos dijo...

Anónimo, creo que si me muriera ahora mismo, me salvaría. Por ejemplo, si pensara que no estoy en gracia de Dios, no acudiría a recibir la Eucaristía (estaría cometiendo un sacrilegio).

Es más, creo que si me muriera ahora mismo, iría al Purgatorio.

No tengo certeza de esto, pero imploraría de la misericordia de Dios que así fuera, le imploraría su perdón.

Por supuesto, preferiría ir directamente al Cielo, pero creo muchísimo más probable lo que he dicho.

En el pecado, hay que distinguir dos consecuencias: la ruptura que supone la ofensa a Dios (la consecuencia esencial), y el daño que deja en el propio pecador (un efecto añadido). La expiación no se refiere a restablecer la ruptura con Dios (el pecado se perdona por los méritos de Cristo y la misericordia de Dios Padre). Lo que se gana con la expiación es recuperar la salud que el pecado nos ha alterado.

Un abrazo en Cristo

Renton dijo...

Emilio:
Lo que se gana con la expiación es recuperar la salud que el pecado nos ha alterado

Emilio, no ves que Dios nos dice que Jesús pagó por todos los pecados que cometa su pueblo/Iglesia?

Creer que debes hacer algo para establecer el equilibrio con Dios es no creer en la suficiencia de la propiciación de Jesús.

Su sacrificio fue propiciatorio, suficiente, definitivo y el último por los pecados de la Iglesia, solo creyendo esto a uno se le perdonan sus pecados y se le imputa la justicia de Jesús, es decir, su vida sin pecado.

30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;
1 Corintios 1:30

La pregunta que todo católico debe hacerse es: Creo de todo corazón en la suficiencia del sacrificio de Jesús por mis pecados?
Creo lo que nos dice el Señor?

Dios te bendiga!

:]

Longinos dijo...

No entiendes lo que he escrito, Renton. Respondes a lo que no digo, respondes a lo que tú tienes ya en tus prejuicios.

Renton dijo...

Respondo a lo que dice el catecismo, y hacer algo para expiar un pecado es no creer en la suficiencia del sacrificio de Jesús.

Arrepiéntete del pecado cometido, confiésalo, pide perdón por él, haz obras que demuestren un arrepentimiento genuino y acógete a la Misericordia de Dios.

Pero nada que hagas podrá recuperar la salud que el pecado ha dejado, pues eso lo hizo Cristo en la cruz.

No minusvalores el valor propiciatorio de la sangre del Señor Emilio.

Las penitencias no son nada más que el reflejo de la falta de fe en Jesús.

Dios te bendiga!

:]

Longinos dijo...

...Y lo peor es que te pasa lo mismo con la Biblia. Necesitas a alguien que te explique lo que lees, porque no lo entiendes bien. Crees que tu propio criterio es suficiente, y te fías de él, del criterio de un hombre pecador, que se ha confundido en su vida cientos de veces, que cientos de veces no ha sido capaz de distinguir un huevo de una castaña. Con esa autosuficiencia andarás siempre perdido, como oveja sin pastor. Para entender a Dios no hay que auparse en la falsa ciencia, sino agacharse a la sencillez.

"Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos, y se la has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, porque así has querido".

¡Gloria a Dios!

Renton dijo...

Emilio, de entre los dos, eres tú el único que no entiendes Porque no depende (La Salvación) de quien quiere (Voluntad) ni de quien corre (Obras) sino de quien Dios tiene Misericordia, y no es que no lo entiendas porque seas tonto, sino porque tienes más fe en el hombre que en Dios.

Jesús dijo Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y Juan dijo Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha, pero el que no es de Dios no nos escucha.

Tanto te da lo que diga Dios en Su Palabra si es que esto es contradicho por un hombre que dice hablar en nombre de Dios... vosotros seguís al hombre.

Se lo pregunté una vez a a Alonso y ahora te lo pregunto a ti, los apóstoles nos advierten una y otra vez que vendrán herejías que se apartarán de la Sana Doctrina, que vendrán personas que introducirán doctrinas de hombres...

A quién crees que se referían los apóstoles, a los que se aferran a sus palabras o a los que las contradicen creando una doctrina que hace pasar a Jesús por mentiroso?

Que Dios te bendiga!

:[

Alonso Gracián dijo...

Nosotros no seguimos al hombre, seguimos al Hijo del Hombre, al Verbo, cuyo Cuerpo es la Iglesia Católica.

Renton dijo...

En absoluto, Jesús dijo Los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán, no obstante, las ignoráis por completo y seguís a todo aquel que -contradiciéndole- asegura hablar en su Nombre.

Las penitencias establecen que el sacrificio de Jesús no fue suficiente y que por tanto, el hombre debe hacerlas para poder expiar unos cuantos pecadillos...

Pero no, Jesús pagó con su sangre por todos los pecados de su Iglesia.

Tienes fe en que Jesús pagó por todos tus pecados o no?

En la respuesta tendrás el saber si Jesús te redimió o no...

Dios te bendiga!

:|

Anónimo dijo...

Hola Emilio

Quiero pedirte un favor
Me podrías explicar qué es eso del Purgatorio?
Tengo la idea vaga pero quiero entenderlo con versículos, con Biblia en mano porque sólo así podría darle validez a esa doctrina.

:\

Longinos dijo...

Anónimo/a, el Purgatorio es la purificación final, que después de la muerte tienen que pasar los que se han salvado, pero que no están totalmente purificados, sino que mantienen las impurezas que el pecado ha dejado en ellos. Es el fuego purificador de que habla la Escritura, al que serán sometidos aquellos que construyen sobre Cristo, pero con malos materiales.

Dice 1 Cor 3:

"El fundamento ya está puesto y nadie puede poner otro, porque el fundamento es Jesucristo.

12 Sobre él se puede edificar con oro, plata, piedras preciosas, madera, pasto o paja:

13 la obra de cada uno aparecerá tal como es, porque el día del Juicio, que se revelará por medio del fuego, la pondrá de manifiesto; y el fuego probará la calidad de la obra de cada uno.

14 Si la obra construida sobre el fundamento resiste la prueba, el que la hizo recibirá la recompensa;

15 si la obra es consumida, se perderá. Sin embargo, su autor se salvará, como quien se libra del fuego".

Es decir, quien edifica su obra sobre Cristo, se salva. La obra es toda su vida. Pero no es lo mismo el que edifica con el oro de la fe, la plata de la esperanza, las piedras preciosas de la caridad, que el que edifica con la paja, el pasto o la madera. Cuando la obra de este último se vea en el Juicio, se quemará y se verá lo poco que valía. Éste se salvará, porque al menos ha edificado sobre Cristo, pero tendrá que "pasar a través del fuego". Eso es lo que llamamos "Purgatorio". Purgar significa limpiar. El fuego es un fuego purificador para entrar a la Presencia de Dios.

Jesús dijo que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo (es decir, durante la vida), pero otras (leves) en el siglo futuro (después de la muerte).

Otro hecho que apoya esta doctrina es la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura: "Por eso mandó [Judas Macabeo] hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado" (2 M 12, 46).

Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido oraciones en su favor, para que, una vez purificados, puedan llegar a la presencia de Dios. Dice San Juan Crisóstomo, padre de la Iglesia (siglo IV):"Llevémosles socorros y hagamos su conmemoración. Si los hijos de Job fueron purificados por el sacrificio de su Padre (cf. Jb 1, 5), ¿por qué habríamos de dudar de que nuestras ofrendas por los muertos les lleven un cierto consuelo? No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos (homilía sobre 1 Cor 41, 5).

Claro, rezar por los muertos no tiene sentido si están en el Cielo, porque no lo necesitan. Si están en el Infierno, no les sirve de nada, porque de allí no se sale. Sólo les aprovecha para ayudarles a purificarse en el Purgatorio.

Un cordial saludo en Cristo

Longinos dijo...

Renton, yo estoy seguro de que los Apóstoles se referían a los que, prefiriendo su propio criterio y carentes en absoluto de caridad, como Lutero y Calvino, prefirieron sus propias interpretaciones de las Escrituras a las enseñanzas de la Iglesia fundada por Cristo. Aquellos que, movidos por su endiosamiento, no tuvieron reparos en separarse de la Iglesia, en atacarla y en procurarle todo tipo de males, y que fueron conocidos por sus malas obras. No es de extrañar que quienes se separan de la Iglesia no entiendan absolutamente nada de las Escrituras. Son como el eunuco: leen sin entender nada, pero les falta la humildad del eunuco para dejarse enseñar por los Apóstoles. Al contrario, se ponene a disputar con ellos, y creen que su negligencia es iluminación.

Longinos dijo...

De todas formas, Anónimo/a, permíteme una corrección: no eres tú quien debe validar esa doctrina, según te parezca que es una buena o mala interpretación de las Escrituras. Ni yo, yo no soy un experto exegeta, y aunque lo fuera, no sería quien para validar una doctrina con el mero criterio de un hombre pecador, que se equivoca más que habla.

Sólo la Iglesia de Cristo puede confirmar si esa doctrina es verdadera o no.

Renton dijo...

Emilio:
estoy seguro de que los Apóstoles se referían a los que, prefiriendo su propio criterio y carentes en absoluto de caridad, como Lutero y Calvino, prefirieron...

Si crees que soy un sectáreo que defiende cualquier pecado cometido por su gurú, andas errado, por tanto, atacándolos a ellos no me atacas a mí.

No te olvides de lo que te dije, el calvinismo no es decir amén a la exégesis de Calvino, el calvinismo es un método exegético consistente en obedecer todo lo que leemos en la Palabra de Dios y sobretodo a no sustraer ni añadir nada que la contradiga.

También andas errado si crees que cuando los apóstoles advertían contra aquellos que introducirían herejías que les contradecirían, defendían a todos aquellos que -hablando en Nombre de Dios- le harían pasar por mentiroso o esquizofrénico.

Emilio, tienes fe en que Jesús pagó por todos y cada uno de tus pecados, y que por tanto, con el arrepentimiento (también don de Dios...), la confesión del pecado, y la esperanza en la Misericordia de Dios, es suficiente?

En la respuesta sabrás si eres de Dios o antepones doctrinas de hombres.

Dios te bendiga!

:[

Renton dijo...

Emilio:
Sólo la Iglesia de Cristo puede confirmar si esa doctrina es verdadera o no.

Tu iglesia afirma que María no es coredentora ni comediadora pero a eso haces oídos sordos...

:|

Longinos dijo...

Renton: "Tu iglesia afirma que María no es coredentora ni comediadora pero a eso haces oídos sordos..."

Eso es mentira, Renton, y lo sabes de sobra. Como no te tomas las cosas en serio, a partir de ahora le tendrás que tomar el pelo a otro. Sigue así, y al último que se lo quieras tomar, te resultará un poco más difícil, te aviso.

Por mi parte, yo ya no puedo hacer más que rezar por ti.

Un cordial saludo

Renton dijo...

Emilio, por qué no contestas a la pregunta siguiente pregunta, te vaa la vida en ella:

Emilio, tienes fe en que Jesús pagó por todos y cada uno de tus pecados, y que por tanto, con el arrepentimiento (también don de Dios...), la confesión del pecado, y la esperanza en la Misericordia de Dios, es suficiente?

Eso es lo que nos dice Dios en Su Palabra.

Y con respecto a María, déjame leerte la declaración conjunta redactada por la iglesia luterana y católica:

Luteranos y católicos compartimos la meta de confesar a Cristo en quien debemos creer primordialmente por ser el solo mediador (1 Ti 2:5-6) a través de quien Dios se da a sí mismo en el Espíritu Santo y prodiga sus dones renovadores.

Al mismo tiempo te demostré hace tiempo que la iglesia católica niega que María sea coredentora, pues saben que eso supondría un freno a sus deseos ecuménicos.

No miento Emilio, mi único interés es que salves tu vida.

Me da igual que Calvino y los calvinistas te parezcamos unos imbéciles, lo único que quiero es que pongas tu fe en Jesús y -al obedecer su Palabra- demuestres que le amas.

Dios te bendiga!

:[

Renton dijo...

Emilio:
Anónimo/a, el Purgatorio es la purificación final, que después de la muerte tienen que pasar los que se han salvado, pero que no están totalmente purificados, sino que mantienen las impurezas que el pecado ha dejado en ellos.

En efecto, ahí está la clave.

El problema del purgatorio lo que hace es a declarar como insuficiente el sacrificio de Jesús... una vez más.

9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados
.
1 Juan 4

o

1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el Justo.

2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

1 Juan 2

Si crees que el sacrificio de Jesús es suficiente -tal como demuestra su resurrección- entonces no hay purgatorio que valga.

En cambio, si no crees que sea suficiente, es lógico que haya que añadir penitencias, purgatorios y demás...

La doctrina del purgatorio no es nada más que falta de fe en la suficiencia del sacrificio de Jesús...

No obstante, Dios nos dice lo contrario,

10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

11 Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados;

12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,

13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies;

14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.

15 Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho:


16 Este es el pacto que haré con ellos
Después de aquellos días, dice el Señor:
Pondré mis leyes en sus corazones,
Y en sus mentes las escribiré,

17 añade:
Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.

18 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado.

Hebreos 10

Dios te bendiga!

:|

Anónimo dijo...

Renton, se puede estar en proceso de santificación correcto, como me parece que es el caso de Emi y Alonso, aún no pudiendo entender bien todo lo que les expones de la verdadera Palabra de Dios?

:|

Renton dijo...

Anónimo, humildemente creo que no.

Una de las evidencias del Espíritu Santo es una vida cristocéntrica, no marianocéntrica; una de las evidencias del Espíritu Santo es el deseo de estudiar y predicar la Palabra de Dios en obediencia a Su Voluntad, no hacer proselitismo; una de las evidencias del Espíritu Santo es anteponer la Palabra de Dios a cualquier otra cosa, incluso uno mismo; una de las evidencias...

Cuando uno recibe al Espíritu Santo es nueva criatura, se pone los ropajes de Cristo, la mente de Cristo y procura andar como él anduvo, predicando y obedeciendo por amor su Palabra.

Cómo puede alguien regenerado no entender lo más básico, es decir, que Dios no está loco ni es mentiroso?

Dios te bendiga non!

:]

Anónimo dijo...

Entonces lo único que tienen a su favor, es la lucha contra el pecado, llámese pecado bajo su punto de vista, claro.

Cumplen con casi todos los mandamientos, casi

Tengo un problema con estas personas, y es que me resisto a creer que sean condenadas, esa es la verdad

:|

Alonso Gracián dijo...

Renton, nuestra vida es cristocéntrica.
María nos ayuda a ser cristocéntricos: "Haced lo que Él os diga" esto es lo que nos dice María.

María me lleva directo a Cristo, mi Señor, al que amo con todas mis fuerzas y al que entrego mi vida. Mi vivir es Cristo y en Él pienso a todas horas.

Medito la palabra de Dios día y noche, como dice el salmo. Lucho contra mi carne y procuro notar la presencia del Señor, y el gozo de su salvación.
Pero soy consciente de que soy de barro, de que puedo pecar, de que puedo caer en la tentación. Y esto me lleva a no gloriarme, y a estar vigilante. Yo no hago proselitismo. Predico la palabra del Señor siguiendo su mandato.

Yo amo al Señor y pido su misericordia, y le ruego no mire mis pecados sino el amor que le tengo. El Señor no puede abandonarme si le pido que me ayude, porque me ama, me ha dado filiación divina.

No Renton, yo no digo: "soy justo", digo "soy pecador". pero pido al Señor me haga santo y me ayude con su Gracia a mortificarme y revestirme de su Luz.

Insinuas que me condenaré. Hombre, en justicia me lo merezco, por mis muchos pecados. Pero busco al Señor y me refugio en su abrazo y le ruego me proporcione más amor y más deseos de amarle, y aumente el gozo de su presencia.

Longinos dijo...

Perdona, Renton, te había juzgado mal, creía que me estabas tomando el pelo. Ahora me doy cuenta de que realmente crees que la Iglesia Católica dice que María no es corredentora ni mediadora.

Perdona Renton, pero lo que te pasa es que no conoces bien la doctrina católica. Por supuesto que la Iglesia reconoce a Cristo como único mediador entre Dios y los hombres, y como Redentor universal, cuyo sacrificio es único y no sólo suficiente, sino además, sobreabundante. Pero eso no quita para que, a la vez, reconozca a María como mediadora subordinada al Único Mediador, y como colaboradora especialísima -pero no única, porque todos somos colaboradores- en la Redención de Cristo.

Créeme, si la Iglesia dijera que María no es mediadora o que no colaboró en la redención, yo no tendría esa creencia en absoluto.

Pero el problema, Renton, es que no comprendes lo que te digo. No digo que no lo compartas, con eso cuento. Digo que no lo comprendes.

Pero bueno, por lo menos, responderé a tu pregunta:

"Emilio, tienes fe en que Jesús pagó por todos y cada uno de tus pecados, y que por tanto, con el arrepentimiento (también don de Dios...), la confesión del pecado, y la esperanza en la Misericordia de Dios, es suficiente?"

Sí. Eso es suficiente para salvarse, si es a eso a lo que te refieres.

Longinos dijo...

Renton, si dices que la creencia en el Purgatorio hace insuficiente el sacrificio de Jesús, es que no has entendido lo que es el Purgatorio. El Purgatorio no es para la salvación. Los que van al Purgatorio ya están salvados antes de entrar. El Purgatorio es para la santificación. Sólo los perfectamente santos pueden entrar en el Cielo.

Y aún esa santificación del Purgatorio, también se la debemos a los méritos de Cristo. En el Purgatorio, como en la tierra, cuando llevamos nuestra cruz negándonos a nosotros mismos, estamos uniéndonos a Cristo. Jesús, por su sacrificio en la Cruz, hace salvíficas y santificadoras nuestras cruces. Jesús da un sentido al sufrimiento. Jesús nos da gracia para esforzarnos, y nuestro esfuerzo como respuesta a su gracia, también es movido por la gracia. ¡Todo es gracia!

Renton dijo...

Emilio, cuando un testigo de Jehová me sale con una de sus invenciones, no le hago caso.

Por qué?
Porque tengo la Biblia para comparar si lo que dice se ajusta a ella o no.

Cuando un adventista me sale con una de sus invenciones, no le hago caso.

Por qué?
Porque tengo la Biblia para comparar si lo que dice se ajusta a ella o no.

Ves por dónde voy, verdad?

Ahá, Cuando un católico me sale con una de sus invenciones, no le hago caso.

Por qué?
Porque tengo la Biblia para comparar si lo que dice se ajusta a ella o no.

Dios nos dice, no solo que María no es ni corredentora ni mediadora, sino que ningún ser humano puede ser corredentor...

Se lo dije a Alonso y te lo digo ahora a ti: Basta.

Tú -al igual que los testigos de Jehová, los adventistas y demás- tienes tus propias escrituras.

Ajústate a ellas.

No obstante, miles de páginas de cientos de miles de catecismo podrán ocultar la Verdad.

Y ella está en la Biblia, la Palabra de Dios.

Tú quédate con tus papas, santos, vírgenes milagrosas y un Jesús incapaz de redimir completamente a su Iglesia, que yo me quedo con Dios y Su Hijo Jesucristo, el Camino, la Verdad y la Vida, el Redentor que me amó y dio su vida por mí.

9 de cada 10 personas se darían cuenta de que me estoy quitando el polvo de las sandalias.

Más no puedo hacer.

Que tu virgen y tus santos te ayuden...

:|

Longinos dijo...

Pues yo, cuando un protestante me sale con uno de sus errores, basado en su propia interpretación personal de la Biblia, procuro corregirle.

¿Por qué? Porque Jesús me dio la Iglesia, columna y fundamento de la verdad (1 Tim 3,15), para interpretar correctamente la Biblia.

Y yo mismo, nunca invento nada, sino que todo lo saco del Magisterio de la Iglesia, o, como mucho, de mi aplicación de las Escrituras y la Tradición, pero apoyándome siempre en el Magisterio de la Iglesia. Para eso la fundó Jesús, para que no nos equivocáramos y anduviéramos como ovejas sin pastor.

La propia Biblia, si disponemos de ella es porque la Iglesia, con su autoridad, por el Sínodo de Roma presidido por el Papa San Dámaso, a mediados del siglo IV, señaló los libros inspirados y los que no lo eran. Dios da a su Iglesia el carisma de la verdad y la autoridad para enseñar, y gracias a eso, tú tienes una Biblia en la mano que es Palabra de Dios.

Longinos dijo...

Por cierto, Renton, tú puedes quitarte el polvo hasta de las pestañas si quieres, pero eso no tiene ningún valor ante Dios. ¿Por qué? porque no estás enbseñando con la autoridad de Cristo. Estás enseñando tu propio criterio, no la fe que Cristo entregó a su Iglesia. Nadie te ha enviado a evangelizar. Tiu comunidad eclesial no conserva la sucesión apostólica. El pastor que te enseña cada domingo no ha recibido su autoridad de nadie. En cambio, el obispo en el nombre del cual enseñamos todos los cristianos de mi diócesis, recibió su ordenaciñon de otro, y éste de otro, y éste de otro, y así hasta el último, que recibió su ordenación de uno de los Apóstoles, y éste recibió su Autoridad de Cristo. Si yo me sacudo el polvo de las sandalias, eso tiene valor ante Dios, porque yo enseño la fe que Cristo dio a su Iglesia, con la autoridad que Cristo me otorga por medio de la Iglesia.

Pero no me sacudo el polvo de las sandalias.

Un cordial saludo en Cristo

Renton dijo...

Emilio, las cosas ya han quedado claras, yo me aferro a la Biblia, tú al catecismo y punto final.

Estás en posesión de la verdad porque tu iglesia -que tiene más autoridad que Dios- tiene unos libritos -que tienen más autoridad que la Palabra de Dios- los cuales tienen la última palabra en los asuntos que nos conciernen.

Fantástico, pero ninguna autoridad humana podrá ocultar el hecho de que el catecismo contradice la Biblia.

Todas las sectas tienen libritos que anulan -de un modo u otro- a la Biblia; los testigos tienen Atalaya, los adventistas los escritos de Helen White, los mormones La Perla de Gran Precio y vosotros el catecismo.

Anoche me preguntaba un amigo que por qué no te refutaba con la Biblia... para qué? pensé, para estos tipos la última palabra la tiene el catecismo.

No obstante, después me vino a la cabeza la siguiente escena:

El rico dijo, “Te ruego entonces, padre Abraham. Por favor, manda a Lázaro a la casa de mi padre. Pues tengo cinco hermanos. Yo quiero que él les avise para que no vengan ellos también a este lugar de tormento.”

Pero Abraham le contestó, “Ellos ya tienen las palabras de Moisés y los profetas. ¡Que les hagan caso a ellos!”

El rico contestó, “Padre Abraham, eso no es suficiente. Pero si alguno de los muertos se fuera a ellos, entonces se arrepentirían.”

Pero Abraham le dijo, “Si ellos no hacen caso de las palabras de Moisés y los profetas, tampoco le harán caso aunque alguien se levante de entre los muertos”


Cierto, Jesús resucitó y no le hacéis ni caso.

No obstante, la Palabra de Dios está escrita para permanecer y ninguna autoridad humana, por mucho que diga que habla en Nombre de Dios, puede anularla.

5 Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas?

6 Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito:
Este pueblo de labios me honra,
Mas su corazón está lejos de mí.


7 Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.

8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes.

9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.

Marcos 7

No vuelvas más Emilio, no lo necesitas, ya tienes tus tradiciones, santitos, virgencitas milagreras, papas que son servidores pero viven como reyes, dobles raseros uno para los ricos y otro para los pobres, alergias a la Palabra de Dios y demás herejías.

Esto es un adiós.

Gracias por demostrar tú mismo todo aquello de lo que acusamos siempre a los católicos y muchos hermanos no se acaban de creer.

Dios te bendiga!

:]

logos77 dijo...

Renton,
Emilio y su amigo han dejado clarisimo que la doctrina católica es realmente doctrina de hombres que ignora y reemplaza la palabra de Dios para poder practicar la idolatría.

Como bien has dicho, esta iglesia no es Cristocentrica sino mariana hasta la médula.
Dios en el Antiguo Testamento castigó al pueblo judío por adorar a "la reina del cielo".
¿No le llama la ICR a María la reina del cielo?

El segundo mandamiento de la ley de Dios dice:
"No te harás imágenes, ni ninguna semejanza de lo que está en el cielo... no te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy un Dios celoso...Exodo 20.

Este ha sido un ejemplo claro de lo que dicen las Sagradas Escrituras:
"Esta gente tuercen las Escrituras para su propia perdición".

Es triste ver el adoctrinamiento al que han sido objeto.

Excelente debate, Renton.

Que la gracia y la paz sean con todos los que obedecen la Palabra de Dios.

Longinos dijo...

Pues nada, hasta otra ocasión. Por supuesto, no estoy de acuerdo con lo que acabáis de decir, pero ya no es momento para seguir el debate.

Un cordial saludo. Mi blog está abierto para quien quiera.

Renton dijo...

No hay debate porque seguimos libros diferentes...

Dios te bendiga!

:|

Longinos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Longinos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Renton dijo...

Emilio, no puedo permitir que sigas diciendo mentiras.

Decir que Cristo fundó la iglesia católica es decir que Dios aprueba todas las acciones execrables que ha cometido, comete y seguirá cometiendo en Su Nombre.

Pero gracias a Dios que nos dejó Su Palabra, y en ella sabemos qur todo el que es de Cristo no puede practicar el pecado y debe andar como él anduvo.

Por tanto, todo el que en Nombre de Cristo promueva cruzadas, quema de herejes, confesiones forzosas, vaya de la mano de dictadores, déspotas y financieros que explotan a sus trabajadores... NO ES DE DIOS POR MUCHO QUE DIGA QUE SÍ.

Entre cualquier persona -incluida yo mismo- y lo que dic Dios, no hay duda: me quedo con la Palabra de Dios.

Yo ya te he dado a conocer qué nos dice Dios y te he mostrado cómo tu iglesia vulnera constantemente Su Palabra, a partir de ahora, la responsabilidad es tuya.

Dios te bendiga!

:|

logos77 dijo...

Hola Renton,

¿No dijo alguien una vez "con Roma hemos topado"?
No recuerdo quién fue pero aqui se ha visto claro la verdad de esa afirmación.

La antigua Roma y la nueva son iguales, excepto que la nueva tergiversa el Evangelio de Cristo.


No es casualidad que los romanos en los primeros siglos mataban a los mártires cristianos en los coliseos y después la Roma del Papa mataba a los martires cristianos en los tiempos de la Inquisición quemandolos en la hoguera o metiéndolos en calderas de aceite hirviendo. Incluso hoy día en algunos países continuan siendo responsables de la muerte de creyentes. En Mexico, por ejemplo, sigue sucediendo. Han habido varios casos en el estado de Chiapas.

Según tengo entendido Roma mató cerca de 60 millones de creyentes en los siglos pasados.

Hay un ministerio llamado La Voz de los mártires que recomiendo lean.

Oremos por los perdidos conocidos.

Bendiciones a todos

Renton dijo...

Logos77, considero del todo desafortunada la comparación entre los romanos que arrojaban cristianos al circo y lo que mencionas de Chiapas.

Las generalizaciones son siempre injustas, y el crimen de los tipos de Chiapas es imputable exclusivamente a ellos.

Tenles misericordia Logos77, pues nosotros éramos tan ciegos como ellos antes de renacer a Dios.

Necesitan nuestra ayuda como el respirar, necesitan nuestras oraciones, nuestra paciencia y conocimiento de la Palabra de Dios.

La inmensa mayoría de los católicos son buenas personas, el asunto es que no se dan cuenta de que están en una secta que les ha convencido de que ella tiene la última palabra en los asuntos de Dios, y que si en la Biblia leen Blanco pero sus superiores les dicen que en realidad pone Negro, ellos lo aceptan.

Recuerdas cuando Jesús dijo que llegaría el tiempo en que quienes nos mataran pensarían que estaban haciendo un favor a Dios?

Ellos creen que por decir amén a todo lo que diga Roma, están en el camino a Dios.

Todo este asunto me da una pena enorme porque a veces, cuando predico, aparecen católicos sinceros bienintencionados.

Cuando les predico el Evangelio, suelen tratarme con condescendencia, pero cuando les demuestro -Biblia en mano- lo que les estoy predicando, se quedan desconcertados.

Tiene que ser durísimo ver que ellos son protagonistas de las reprensiones de Jesús a los fariseos, durísimo.

Tiene que ser durísimo darse cuenta de que seguir a Cristo va mucho más allá que cumplir una serie de reglas.

Lo dicho, todo este asunto me da una pena enorme...

Dios te bendiga!

:[

logos77 dijo...

Renton,

Lo que tienes que recordar es que hoy día la ICR no puede hacer las cosas de la misma forma que lo hacía en los tiempos de la Inquisición cuando lo controlaba todo y no existía democracia.
Ahora usan otras tacticas.

En Chiapas y otras partes del mundo donde se sigue persiguiendo fisicamente a los creyentes, ellos incitan a la multitud para que lleve a cabo estas acciones inspiradas por el enemigo de Dios.

Para mí los lideres de esta iglesia abominable son igualitos a los fariseos de los tiempos del Señor Jesús. Continuan con la practica del sacerdocio, la cual ya ha terminado porque ahora tenemos al Sumo Sacerdote de nuestra fe que es Jesucristo y el nuevo pacto (Hebreos 7:21-28, 10:11-14) y ofrecen sacrificios (el sacrificio de la Misa) que nunca pueden quitar los pecados.

Igual que hacían ellos en los tiempos del Señor, éstos fariseos modernos incitan a la multitud para llevar a cabo su deseos (Marcos 15:11, Juan 8:31-40).

La gente es ignorante de lo que hace y ni se da cuenta que están siendo usado por ellos, pero los lideres que los inspiran no lo son.

A eso me refiero, no a la gente. Los líderes se guardan muy bien de no aparecer involucrados en estas cosas ya que ahora con la libertad de prensa en seguida se divulgaría. Es el caso clasico de "tirar la piedra y esconder la mano".

A mi tambien me parece infortunado que no te dés cuenta de esto.

Saludos

Renton dijo...

Logos77:
A mi tambien me parece infortunado que no te dés cuenta de esto

Nono, estoy totalmente de acuerdo en eso, es solo que temía las generalizaciones.

A mí hay un versículo que cada vez que lo leo pienso en el papado,

Mas ¡ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; que ni vosotros entráis, ni á los que están entrando dejáis entrar.
Mateo 23:13

:]

Anónimo dijo...

Concuerdo en que han cambiado de táctica: la psicológica, y respecto de la tristeza que comenta Renton, sí que es muy penoso ver como ningunean a Jesús.
De ahí a sentir pena por los jerarcas católicos, mentiría al decir que sí, pero en cuanto a hacer lo posible para lograr conversión tanto predicando como por medio de la oración, eso sí, todo le tiempo.

Los feligreses no sé hasta qué punto son tan inocentes, hoy en día el evangelio llega a todas partes pero no quieren oír nada que los saque de su comodidad, de sus tradiciones y del qué dirán.
Esto último pesa mucho en los católicos.

También hay muchos que están disconformes con la ICR pero al escuchar a tanto pastor chanta por ahí haciendo circo, prefieren quedarse donde más vale diablo conocido que diablo por conocer.

Y sí, es verdad, somos tremendamente afortunados gracias a Dios.

Saludos a los dos

Renton dijo...

Anónima:
De ahí a sentir pena por los jerarcas católicos, mentiría al decir que sí

Nono, mi pena no es por los que saben -por ejemplo- el modo en que Jesús ordenó celebrar la Santa Cena, los que saben que vulneran en cada ocasión el mandato del Señor, los que tienen conocimientos teológicos y anteponen, conscientemente, tradiciones de hombres a la Palbra de Dios, mi pena es por los pobres que les han enseñado un Evangelio diferrente, ya sabes, Anathema...

Anónima:
pero no quieren oír nada que los saque de su comodidad, de sus tradiciones y del qué dirán.

Algo de eso hay también, es más sencillo seguir una religión condescendiente con el pecado (nada, nada, unos cuantos avemarías y pa'casita...), que no una que es intransigente con el pecado y estimula la autoexaminación contínua.

Anónima:
pero al escuchar a tanto pastor chanta por ahí haciendo circo

Bravo, exacto!
Una de las desventajas de creer en la responsabilidad personal, es que se permite que todo payaso que se hace llamar evangélico, manche al resto.

Anónima:
Y sí, es verdad, somos tremendamente afortunados gracias a Dios.

Porque si no fuera por Él, estaríamos rezando delante de estátuas...

:]

logos77 dijo...

Salmos 115 (Reina-Valera 1960)

Salmos 115
Dios y los ídolos
1 No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros,
Sino a tu nombre da gloria,
Por tu misericordia, por tu verdad.

2 ¿Por qué han de decir las gentes:
¿Dónde está ahora su Dios?


3 Nuestro Dios está en los cielos;
Todo lo que quiso ha hecho.


4 Los ídolos de ellos son plata y oro,
Obra de manos de hombres.


5 Tienen boca, mas no hablan;
Tienen ojos, mas no ven;


6 Orejas tienen, mas no oyen;
Tienen narices, mas no huelen;


7 Manos tienen, mas no palpan;
Tienen pies, mas no andan;
No hablan con su garganta.


8 Semejantes a ellos son los que los hacen,
Y cualquiera que confía en ellos.(A)

Nosotros adoramos al Dios vivo Creador del cielo y de la tierra; el que es, el que era, y el que ha da venir,

El Todopoderoso