Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



miércoles, 20 de octubre de 2010

De que en la Predestinación Dios Es Parcial... pero No Injusto

Cuando el arminiano critica la doctrina de la predestinación en base a que es injusta para el no escogido, demuestra que no la comprende y además tira piedras contra su propio tejado.

En efecto, defender que Dios es injusto al escogerte a ti y no a mí, es lo mismo que decir que Dios fue injusto cuando escogió a Abram y no a Harán, o a Jacob y no a Esaú o a Israel y no a Egipto.

Qué aprendemos cuando vemos que Dios elige a unos y no a otros?


Que Dios es parcial.

No obstante, esto no implica injusticia ni tampoco significa que Dios haga acepción de personas como veremos en esta entrada.

En efecto, para entender bien la doctrina de la predestinación, simplemente hay que tener claro cuál es el punto de partida.

Porque si se cree que todos los hombres merecen el perdón de sus pecados, la Salvación, ser adoptados por Dios y recibir vida eterna en comunión con Él por toda la eternidad, pero tras escudriñar las Escrituras uno se da cuenta que Dios les arrebata sus derechos innatos y lanza a la mayoría al infierno...

Dios aparece perverso y malote como pocos.

Pero cuando se tiene claro que no hay nada que pueda hacer el ser humano que le amerite ser salvo, no hay nada que pueda ofrecer para que se le perdonen todos sus pecados, ni para ser adoptado por Dios y recibir vida eterna en comunión con Él por toda la eternidad, cuando se tiene claro que todos pecaron y están destituidos de la Gloria de Dios, cuando se comprende que Dios no está obligado a dar Gracia a ningún hombre pues lo que en realidad merece es condenación, cuando comprende que lo Justo es que cada uno sea juzgado de acuerdo a sus obras pues todo ser humano es responsable de sus actos...

Entonces y solo entonces, uno entiende por qué Dios nos dice que somos salvos por Gracia, no por obras, solo entonces entendemos qué es la Misericordia de Dios y finalmente entendemos las palabras de pablo,
13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.

14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios?
En ninguna manera.

15 Pues a Moisés dice: Tendré Misericordia del que yo tenga Misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.

16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene Misericordia.

Romanos 9
La humanidad no es una gran nación que merece ser tratada de igual manera de modo que si uno fuera salvo, el de al lado mereciera ser igualmente salvo, la humanidad -desde la entrada del pecado en el mundo- está formada por un marabunta de criminales condenados por un juez Justo.

No hay uno justo nos dice Pablo, y solo comprendiendo que todo ser humano está condenado, se valora en su justa medida la Misericordia de Dios.

En efecto, la Salvación, todas las promesas que son en Jesús solo pueden ser recibidas por la Misericordia de Dios, pues todos pecaron y están destituidos de la Gloria de Dios, lo cual imposibilita a ningún ser humano a conseguir la Salvación.

De esta misma imposibilidad nos hablaba el Señor Jesús en el siguiente pasaje,
26 Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.
Marcos 10
John Warburton ofrece una ilustración genial para demostrar que Dios no es injusto cuando escoge a unos y deja a otros.

Warburton supone el caso de una dama que va a un orfelinato y -de entre cientos de niños- escoge a uno, le adopta para hacerle heredero de todo...

Y deja a los demás.

Habría podido escoger a otros, ya que disponía de los medios, pero escogió solo a uno. dice, ¿Dirá usted que la mujer es injusta, o parcial, o quizá mala por haber escogido en el ejercicio de su indiscutible derecho y privilegio a ese niño únicamente, para que disfrutase de las comodidades de su hogar y para que fuese heredero de sus posesiones, dejando a todos los demás, posiblemente a perecer en necesidad, o a hundirse en la miserable condición de niño de la calle?

Ciertamente no, no había nada que obligara a la damisela en cuestión a tener que adoptar a un niño, o a dos, o a todos...

Warburton prosigue, ¿Ha oído usted alguna vez a alguien acusar de injusticia o de maldad a quien ha procedido de esta manera? ¿No se consideran mas bien encomiables dichas acciones, y al hablar de ellas hablan en los más altos términos del amor, la piedad y la compasión de las personas que así proceden?

Sin duda alguna sí...

Ahora bien, ¿Por qué no lo hacen? ¿Por qué no objetan que fue injusto que no escogieran a uno en particular, y no a otros, o a todos?
La razón es esta: porque los hombres saben -como también nosotros sabemos- que todos esos niños estaban exactamente en la misma condición y que ninguno de ellos tenía el más mínimo derecho sobre la persona cuya voluntad y placer fue adoptar a uno como suyo propio...
¿Ve usted alguna diferencia entre la dama y este acto de Dios?


No hay nada, absolutamente nada que amerite a un ser humano a recibir todas las promesas que son en Jesús.
No hay nada que le haga a alguien merecedor de ser adoptado por Dios, de recibir vida eterna, de ser perdonado por sus pecados, nada, ni penitencias, ni oraciones, ni nada...
No hay nada que obligue a Dios a tener que dar vida eterna, adoptarla y estar en comunión con ella, a toda criatura que el Señor tenga a bien crear.

Nada.

De ahí que Dios sea Misericordioso cuando -por Gracia, es decir, no por nada que nosotros hayamos hecho- nos ofrece las promesas que son en Jesús.

Sigamos con Warburton.

Los niños en el orfelinato no tenían derecho alguno sobre la dama.
Ni tampoco tenían derecho sobre Dios los hombres caídos, y la elección de Dios, justamente por ser libre e inmerecida, fue justa y correcta.

Y esta libre e inmerecida elección de antemano por parte de Dios a la luz de la ruina que el hombre trajo sobre sí mismo, es todo lo que la doctrina calvinista de la predestinación significa.


Exacto una vez se tiene en mente que no hay nada que obligue a Dios a tener que entregar todas las promesas que recibimos en Jesús, se comprende mejor el título de la entrada.

En efecto, es cierto que Dios es parcial, que escoge a Israel y no a la India, a Abraham sobre Harán, a David sobre Eliab, pero sin ejercer injusticia pues tan justo es salvar a Pablo -que nada merece- como a los tipos que apedrearon a Esteban -pues mientras los segundos le asesinaban, el primero aprobaba dicha acción-.

Por eso decimos que Dios es parcial pero no injusto, pues tan justo es escogerte a ti como no hacerlo y tratarte como mereces... pues Dios creó el mundo para manifestar Sus atributos.

Exacto, primero tenemos el de la Justicia.

El señor creó a los seres humanos, le dio la capacidad de distinguir entre el bien y el mal, les hizo responsables de sus actos, y les juzgará a cada uno con Justicia.

Es lo más Justo, cierto?
Nadie obliga al marido adúltero a engañar a su esposa, ni al violador a violar a su víctima.

Es su libertad, su responsabilidad elegir hacer el bien o el mal.

De ahí que leamos que Pablo nos dice que
14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,

15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,

16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

Romanos 2
Cuando una persona que jamás ha escuchado las Buenas Nuevas de Dios, decide de modo natural -no por ninguna fuerza externa- apartarse de todo mal, ayudar a los necesitados, no abusar de su posición, etc... demuestra la Ley natural, la Ley moral que Dios ha impreso en todos los seres humanos.

Exacto, sabemos que todo el mundo sabe qué está Bien por la sencilla razón de que cuando es objeto de un Mal, lo reconoce como tal.

Es decir, todo el mundo sabe que no hay que aprovecharse del débil, porque cuando uno sufre abusos por parte de alguien más fuerte, percibe claramente la injusticia de dicha acción.

Por tanto, todos y cada uno de los seres humanos glorificará -resaltará- la Justicia de Dios el Día del Juicio.

Pero la Gracia, la Misericordia, es también parte del carácter de Dios, por tanto, cómo manifiesta Dios Su Gracia, Su Misericordia?

A través de los que somos salvos por Jesús.

En efecto, en realidad, todo el Plan de Salvación tiene un fin, y este es glorificar la Gracia de Dios,
3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su Voluntad,

6 para alabanza de la gloria de su Gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su Gracia
,
Dios nos adoptó para alabanza de la gloria de Su Gracia, de ahí que debamos predicar el Evangelio como la manifestación de la Gracia de Dios, ya sabes, Porque por Gracia sois salvos mediante la fe, no por obras, para que nadie se gloríe.

Como he dicho antes, Dios creó el mundo para manifestar Su carácter.

Mediante los redimidos por Jesús manifestará Su Gracia.
Mediante el resto Su Justicia.

De ahí que digamos que el ser humano fue creado para glorificar a Dios, pues mientras unos glorificarán Su Gracia, otros glorificarán Su Justicia.

Por todo lo escrito en esta entrada es por lo que entendemos que Dios es parcial pero no injusto, pues lo más justo es darle a cada uno lo que merece.

Pero ojo, no querría que esta última frase se prestara a equívocos, Dios nos da Gracia sin dejar de observar Su Justicia, pues el castigo que merece nuestro pecado cae sobre el Señor Jesús, tal como predica el Evangelio.

Mientras meditais en todo esto, dad gracias a Dios por todo en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo...


148 comentarios:

Jonathan dijo...

Interesante!

La predestinación pienso yo ah sido manoseada por gente sin temor de Dios, y por eso y por pre-juicios se rechaza una verdad que en lugar de traer al creyente inseguridad e incomodidad, traería alabanza y acciones de gracias.

Aun así, es una doctrina difícil de digerir, difícil de masticar, por tanto el que la enseñe debe ser dirigido por el Espíritu de Dios, con sabiduría y gracia; ya que como el mismo Calvino lo dijo, "Esta doctrina no es para incrédulos, sino para creyentes maduros".

Saludos
Jonathan!

soska dijo...

Tengo un libro que explica la predestinación de una manera diferente.

Fijense, según este libro la metafora sería mas o menos así:

Una señora elige a un puñado de niños antes de que sean concebidos. Una vez que éstos nacen, arregla las cosas para que los padres mueran y sus hijos queden huérfanos sin que éstos tengan ningún control sobre su destino.

Después de eso, usa sus influencias para que los huérfanos queden encerrados en un orfanatorio donde no podrán jamás salir voluntariamente sino unos cuantos que ella escogió de antemano.

Por otra parte, a los que no son escogidos los manda que sean echados vivos a un horno de fuego.

¿Te parece una dama justa y amorosa?

Ahora, puede que éste libro sea una sarta de tonterías, que el autor sea un fraude y puede que yo no sepa nada sobre de la doctrina de la predestinación.

Al fin yo solo soy un humilde programador y diseñador, no un teologo.

Renton dijo...

Soska:
Una señora elige a un puñado de niños antes de que sean concebidos. Una vez que éstos nacen, arregla las cosas para que los padres mueran y sus hijos queden huérfanos sin que éstos tengan ningún control sobre su destino.

Con esto haces a Dios autor del Mal, caes en lo que se conoce como hipercalvinismo, no te das cuenta?

Tú eres responsable de tus actos, o es que Dios te ha obligado a entrar en este blog a hacer burla de lo que no entiendes?

No, salió de ti la iniciativa.

Por tanto, el punto de partida de tu planteamiento es erróneo.

Tú eres responsable de todas y cada una de tus acciones y pensamientos, no obstante, por muchas buenas acciones que hagas en tu vida, jamás podrás hacer aquello necesario que te amerite para recibir todas las promesas que por Gracia -y aquí está la clave- Dios decide dar a los que llama mediante la fe.

Nada de lo que hagas te hará merecedor de ser adoptado por Dios, de recibir vida eterna en comunión con Él, de ser heredero de todo lo creado, etc...

Entiendes por qué te he dicho que el punto de partida es erróneo?

Por favor, si no estás de acuerdo o no lo entiendes bien, házmelo saber y me encantará seguir con el tema.

Dios te bendiga!

:D

soska dijo...

Hipercalvinismo. Me gustaría saber a que te refieres con eso exactamente. Podría buscar en Google una definición, pero me interesa más saber por qué el hiper.

¿Un Calvinista no es un Calvinista y un Calvinista no es seguidor de Calvino? ¿Un hipercalvinista es más seguidor de Calvino que los demás?

De verdad no entiendo :P

GBU.

AJ dijo...

Renton, debo decir que llegue a tu blog por mera casualidad, lei este articulo y me parecio muy interesante, pero siento decir que no estoy completamente de acuerdo con lo aqui expuesto.

Primeramente quiero ser muy honesto, la "predestinacion" es una de esas cosas que no me quedan totalmente claras al leer la Biblia.. Habiendo aclarado esto, comienzo con mis dudas..

La Biblia dice que Dios no hace ascepcion de personas, pero a lo largo de tu escrito veo que mencionas claramente que si, que Dios dice que unos si son salvos y que otros no, y todo depende de Su voluntad (Si eso no es hacer ascepcion, entonces no se que es)..

Los versiculos utilizados quedan muy bien con lo que expones, sin embargo contradicen a otros que dicen por ejemplo que Dios retrasa el dia de la venida de Cristo esperando que TODOS procedan al arrepentimiento..

Y hablando de eso, entonces el arrepentimiento y las buenas obras pierden todo sentido y razon de ser, ya que si Dios ya decidio salvar a tal persona, no hay nada mas que hacer! La persona esta "condenada" a tener una vida eterna junto a Dios aunque la persona no lo desee asi..

Y refiriendome a lo que menciono de las buenas obras, no lo digo como algo de lo que uno pueda gloriarse o para tener algo que presentar ante Dios (nada que hagamos es suficientemente bueno para justificarnos), sino como una obra del Espiritu Santo en nosotros y como una forma en que el mundo pueda ver la realidad de Dios representada en nuestra vida. Si no es para eso, entonces para que andar en las buenas obras?

Y si voy un poco mas alla, tambien pregunto: Para que evangelizar? Porque querria el mundo que le mostremos un Dios que nunca van a conocer y que de hecho al no elegirlos, los esta condenando automaticamente? Para que entonces nos envia Dios a predicar el evangelio a TODA creatura?

En mi opinion nuestras decisiones (o el uso de nuestra voluntad) si son importantes en el ambito espiritual: nosotros decidimos para quien vivimos, a quien servimos, a quien nos rendimos.. No creo que Dios quiera obligar a alguien a estar con El a la fuerza (si asi fuera eso ya no seria amor) ni creo que sea mas justo que el decida si me voy al cielo con El o no, en lugar de que yo mismo tome mi decision..

Mi intencion con este escrito no es la contienda, por el contrario, quiero un dialogo abierto en el que se pueda exponer lo que pensamos sin juzgar o satanizar al que no piense igual, pero tratando de armonizar estas cosas que encontramos en la Biblia y que son dificiles de conciliar..

Se que algunos de los puntos de vista expuestos por mi pudieran no quedar muy claros debido a que no queria ocupar demasiado espacio (cosa que no logre) pero estare al pendiente para cualquier aclaracion..

Saludos cordiales!

Renton dijo...

Soska:
pero me interesa más saber por qué el hiper.

Welcome back!
El hiper calvinismo es una exageración hasta el disparate de las doctrinas de Gracia.

Confunde la predestinación con la no responsabilidad del ser humano, justo lo contrario de lo que dice la Biblia.

Como te dije, hace a Dios responsable del Mal y rebaja al ser humano a la categoría de marioneta.

Soska:
y un Calvinista no es seguidor de Calvino?

Para nada, Calvino se equivocó en muchas cosas.

Calvinismo es un método exegético que se ajusta a la Palabra, no en vano el grito de la reforma fue Sola Scriptura! en clara contraposiciónn a las tradiciones católicas, unas tradiciones que habían hecho al cristianismo irreconocible.

:]

Renton dijo...

Aj:
La Biblia dice que Dios no hace ascepcion de personas, pero a lo largo de tu escrito veo que mencionas claramente que si

Cierto, el asunto es que confundes acepción de personas con parcialidad.

Cuando en la Biblia leemos que se nos dice que Dios no hace acepción de personas, se refiere a que Dios no es un dios de los judíos, o un dios de la montaña...

Dios es Señor de toda la humanidad.

Cualquiera que vaya al Señor con fe, es adoptado por Él, independientemente de su etnia, status, etc...

Pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; porque no hay acepción de personas para con Dios.
Romanos 2:10-11

Al mismo tiempo también quiere decir que Dios no se deja influenciar por las apariencias, por lo exterior, por el status de la persona, Dios juzga el corazón de la persona.

7 Y YHWH respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque YHWH no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero YHWH mira el corazón.
1 Samuel 16

En efecto, es innegable que Dios es parcial pues escogió a Abraham sobre su vecino, ahora bien, eso no implica que haga acepción de personas pues Su elección no se basa en nada que posea la persona, sino en Su Misericordia.

Recuerdas qué dice Dios en relación a la elección de Israel?

7 No por ser vosotros mas que todos los pueblos os ha querido YHWH y os ha escogido, pues vosotros erais el mas insignificante de todos los pueblos que estan sobre la tierra.
Deuteronomio 7

O las razones por las que escogió a los corintios,

25 Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

26 Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,

29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

1 Corintios 1

Exacto, si Dios escogiera a alguien por algo concreto, esa persona tendría algo de que vanagloriarse...

Pero no, Dios deja claro que la Salvación es una Gracia, no por obras o nada meritorio por parte del hombre... si no por Su Misericordia.

Sigo luego!

Renton dijo...

Aj:
sin embargo contradicen a otros que dicen por ejemplo que Dios retrasa el dia de la venida de Cristo esperando que TODOS procedan al arrepentimiento..

Lee esta entrada por favor!

Aj:
entonces el arrepentimiento y las buenas obras pierden todo sentido y razon de ser, ya que si Dios ya decidio salvar a tal persona, no hay nada mas que hacer!

No Aj, las buenas obras son consecuencia de haber sido regenerado, de haber recibido el Espíritu Santo, pues de hecho, el pueblo de Dios está llamado a hacer buenas obras, no a ganarse su Salvación por obras, pues, si fuera así, la Salvación no sería una Gracia dada por Dios si no algo que el Señor debería dar al creyente como pago por su obrar.

Fíjate:

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Efesios 2

Es muy importante que nadie crea que es salvo por algo que él haya hecho o pueda llegar a hacer, pues la Salvación es una Gracia, y una Gracia, es un regalo inmerecido...

4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda;
Romanos 4

En efecto, si yo hago buenas obras lo que estoy haciendo es ganarme mi Salvación, es decir, hacer a Dios mi deudor.

Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.
Romanos 11

Fíjate en el orden que se nos da siempre en la Biblia, primero se deja claro que somos salvos por Gracia... y luego se nos insiste en el obrar, en el salar el mundo, observa:

3 Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.

Este es el estado natural del ser humano sin que Dios le dé Gracia...

4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,

5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por Su Misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,


La iniciativa es siempre de Dios, siempre... es lógico, el hombre es esclavo de su pecado.

7 para que justificados por su Gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Y ahora Pablo, para evitar la lógica reacción de todo aquel que sabe que es salvo por una dádiva les dice...

8 Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.
Tito 3

Los creyentes hemos de hacer buenas obras para glorificar a Dios, recuerdas a Jesús diciendo,

8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.
Juan 15

16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
Mateo 5

Por qué le glorificamos?

Porque hemos sido salvos para glorificar Su Gracia, para manifestarla, por eso hemos de hacer el bien a todas las personas, lo merezcan o no.

Hemos sido salvos por Gracia...

Hemos de dar Gracia.

13 Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos;

14 y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.

Lucas 14

Sigo luego!

lol

Renton dijo...

Aj:
Y si voy un poco mas alla, tambien pregunto: Para que evangelizar? Porque querria el mundo que le mostremos un Dios que nunca van a conocer y que de hecho al no elegirlos, los esta condenando automaticamente? Para que entonces nos envia Dios a predicar el evangelio a TODA creatura?

Porque nadie, absolutamente nadie salvo Dios, sabe quién ha sido elegido por el Señor.

Recuerda Juan 3:8,

8 El viento[a] sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Nicodemo le dice, cómo podrá alguien nacer de nuevo?

La respuesta es: nadie puede nacer de nuevo, eso es un don de Dios.

Justo lo mismo que nos dice Juan en su primer capítulo,

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.


Ni de sangre... no por familia, o por etnia.

Ni de voluntad de carne... uno no puede hacerse cristiano por voluntad, por conveniencia, por tradición.

Ni de voluntad de varón... a nadie le pueden obligar a ser cristiano, ni el estado, la presión social, la familia.

Por qué?
Poruqe un cristiano no es alguien que se llame cristiano, un cristiano es simple y llanamente, alguienque ha recibido el Espíritu Santo.

Solo aquel, que haya recibido el E.S podrá perseverar hasta el final y ser salvo.

Porque es Dios quien produce en vosotros tanto el querer como el hacer para que se cumpla Su buena Voluntad.
Filipenses 2:13

As simple as that!

Me largo a hacerme la cena!

Isa dijo...

¡Hola, Renton! En un inicio me dio ciertos problemas la predestinación e incluso ya no quise seguir predicando el evangelio; ¿para qué? decía yo, si quizá esté perdiendo mi tiempo si esta persona ya está destinada a perderse. ¡Uy! pensé, ¿y si no es así? ¡porque yo no sé quién si y quién no! En fin, así proseguí un buen rato más, pero después, leyendo la Biblia y orando, pude entender la forma en que Dios ve el pasado, presente y futuro, ¡completamente diferente a nosotros!. Y pues ante esta perspectiva pude darme cuenta que no es que fuera Él el que designara: "tú te pierdes, tú no", ¡para nada! sólo que él se daba cuenta por su Omnisciencia quiénes sí íbamos a alcanzar la salvación. ¿Bien o mal mi concepto de el pasado-presente y futuro? ¡no lo sé! pero me ha dado tranquilidad y ánimo de seguir hablando de Cristo porque yo no sé nada de lo que será del futuro, sólo sé que un día estaré con Cristo, donde él esté, porque así lo pidió al Padre ¡y nos lo dijo!, ¡Tengo que ver su gloria, además que soy coheredera!, je,je.
Chuiquitos!!!!

Alonso Gracián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alonso Gracián dijo...

La predestinación parcial es un deducción excesiva de Romanos 9.

Dios no es arbitrario.

Es cierto que puede amar y deleitarse más en unos que en otros.

Pero de ahí a deducir que va a desamparar al justo que le ama y sirve y condenarlo, hay un trecho.

Sabemos que Jesús vino a salvar a los pecadores rehabilitándolos por la fe (1 Timoteo 1, 15)

No sólo a "algunos" pecadores.

Dios no abandona ni condena a unos justos sí y a otros justos no, porque eso es hacer acepción de personas. No debemos interpretar pasajes de formas aislada, sin contar con el resto de verdades bíblicas, esto es, con la analogía de la fe.

Espero no te moleste haya entrado en tu blog, que a menudo sigo. Aunque yo sea católico, creo que haces un bien muy grande a la gente.

Dios te bendiga en Cristo Jesús

Renton dijo...

Isa:
sólo que él se daba cuenta por su Omnisciencia quiénes sí íbamos a alcanzar la salvación.

No reina, si fuera así Dios estaría dando Salvación por obras, no recuerdas que en Romanos 9 leemos que,

10 Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre

11 (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama),

12 se le dijo: El mayor servirá al menor.


Si fuera como dices la Salvación no sería una Gracia y Dios iría a remolque de Sus criaturas, y Él nos dice que la Salvación fue por Su Voluntad.

Chuiick!

:]

Renton dijo...

Alonso.
Pero de ahí a deducir que va a desamparar al justo que le ama y sirve y condenarlo, hay un trecho.

Nadie ha dicho ese disparate.

Lo que Dios nos dice es que nadie no regenerado, puede amar a Dios pues es esclavo de su pecado.

Solo cuando el Señor le circuncida su corazón y recibe el Espíritu Santo por fe, el ser humano es capaz de hacer la Voluntad de Dios.

Todo el que busca a Dios con fe le encontrará, por la sencilla razón de que la fe es un don de Dios.

Alonso:
Aunque yo sea católico, creo que haces un bien muy grande a la gente.

Eso no es cierto, ningún católico cree que fuera de su iglesia haya Salvación.

Dios te bendiga!

Alonso Gracián dijo...

Claro que es cierto. Lo digo sinceramente, porque no miento, y además es doctrina, mira:

"Por consiguiente, aunque creamos que las iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación" Declaración Dominus Iesus, 17., citando Unitatis redintegratio, 3, Concilio Vaticano II.

Dios te bendiga

Renton dijo...

Entonces estamos ante una nueva contradicción católica, pues fuera de la Iglesia no hay Salvación.

:|

Alonso Gracián dijo...

Renton:

"Lo que Dios nos dice es que nadie no regenerado, puede amar a Dios pues es esclavo de su pecado"

En esto estamos de acuerdo.

Dios te bendiga en Cristo

Renton dijo...

Alonso:
"Lo que Dios nos dice es que nadie no regenerado, puede amar a Dios pues es esclavo de su pecado"

En esto estamos de acuerdo.


No es eso lo que dice la iglesia católica, pues esta sostiene que el hombre no está espiritualmente muerto, es decir, que por muy caído que esté el hombre, siempre puede ir a Dios.

Lo cual contradice lo que Dios nos revela en Su Palabra.

:|

Alonso dijo...

No hay contradicción.

La Gracia que salva es la misma, procede del mismo Cuerpo Místico. Es fuera de este Cuerpo que no hay salvación.

¿Acaso puede haber dos Gracias, dos Cuerpos en Cristo?

Alonso dijo...

"No es eso lo que dice la iglesia católica, pues esta sostiene que el hombre no está espiritualmente muerto, es decir, que por muy caído que esté el hombre, siempre puede ir a Dios".

Puedes comprobar en un buen libro de ascética que el pecado mortal supone la muerte espiritual. El que vive en estado de pecado está en tinieblas e imposibilitado absolutamente para tener vida sobrenatural.

Esto es doctrina católica que podras encontrar en cualquier buen tratadio de ascética.

La propia Escritura habla en muchos pasajes de pecados que dan la muerte.

Renton dijo...

Alonso:
No hay contradicción.

La Gracia que salva es la misma, procede del mismo Cuerpo Místico. Es fuera de este Cuerpo que no hay salvación.

¿Acaso puede haber dos Gracias, dos Cuerpos en Cristo?


La Iglesia -lo que los protestantes llamamos Iglesia Invisible- está formada por todos aquelklos redimidos poe Jesús,,es decir, aquellos que por fe, están EN Cristo.

Por tanto, fuera de la Iglesia...

No hay Salvación.

Renton dijo...

Alonso:
Puedes comprobar en un buen libro de ascética que el pecado mortal supone la muerte espiritual.

El hombre -en estado natural- está muerto espiritualmente.

Por qué crees que Jesús nos dijo que,

44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
Juan 6

Lo dijo por la misma razón por la que Lázaro no podría haberse resucitado a sí mismo: porque estaba muerto.

Ya sabes, Lucas 9:60,

60 Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.

Pues eso...

Alonso Gracián dijo...

Que la Iglesia la forman los redimidos por el Señor Nuestro Salvador no te lo voy a negar porque es verdad. Y que fuera de la Iglesia no hay salvación, tampoco, porque es doctrina católica.

Lo que pasa es que esta idea se malinterpreta y no se entiende bien.

Sólo la Gracia de Cristo salva, y esta Gracia viene de su Cuerpo, su único Cuerpo.

Alonso Gracián dijo...

Renton:
"El hombre -en estado natural- está muerto espiritualmente".

Claro, evidente, hace falta la Gracia Sobrenatural.

Entre el estado natural y el estado sobrenatural, que es nuevo nacimiento, hay un abismo infranqueable.

Alonso Gracián dijo...

"60 Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios."

Lo citas con acierto. El que no vive en Cristo por la fe y la Gracia está muerto y más que muerto.

Alonso Gracián dijo...

"44 Ninguno puede venir a mí(...)"

Por supuesto, orientar nuestra vida a Dios necesita absolutamente de la Gracia.

Decir lo contrario es herejía pelagiana.

Renton dijo...

Alonso:
Sólo la Gracia de Cristo salva, y esta Gracia viene de su Cuerpo, su único Cuerpo.

Entiendes por qué te digo que estamos ante otra contradicción católica?

El cuerpo de Cristo es la Iglesia.

Fuera de Jesús no hay Salvación.

Para un católico, fuera de la iglesia católica no hay Salvación.

Ergo... cuando dicen eso de aunque creamos que las iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación, pues todo lo que no sea iglesia católica, no puede salvar...

:|

Renton dijo...

Alonso:
"44 Ninguno puede venir a mí(...)"

Por supuesto, orientar nuestra vida a Dios necesita absolutamente de la Gracia.


Cita la frase al completo,

44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Necesitamos la Gracia de Dios, pues la Salvación es una Gracia de Dios que concede según Su Voluntad.

No por obras, para que nadie se gloríe.

Lo cual contraviene los dogmas católicos de los sacramentos.

Hace poco un amigo mío me dijo que la mejor demostración de la falsedad de que la Gracia se mantiene a fuerza de cumplir sacramento tras sacramento son los curas pederastas.

En efecto, ellos han oficiado miles y miles de sacramentos, y ello no les impidió seguir abusando de niños.

:|

Alonso dijo...

Bueno, te cito el pasaje entero:

"aunque creamos que las iglesias y comunidades separadas tienen sus defectos, no están desprovistas de sentido y de valor en el misterio de la salvación, porque el Espíritu de Cristo no ha rehusado servirse de ellas como medios de salvación,

cuya virtud deriva de la misma plenitud de la Gracia y de la verdad que se confió a la Iglesia".

Es decir, que lo que salva es esa Gracia, la misma, que Cristo confió a la Iglesia, que puede estar presente en otras comunidades, si bien no en otro Cuerpo-Iglesia.

"los bautizados en estas comunidades, por el bautismo, han sido incorporados a Cristo, y por tanto están en una cierta comunión, si bien imperfecta, con la Iglesia" Dominus iesus, 17.

Es decir, fuera de la Iglesia Cuerpo de Cristo no hay salvación.

Quien se salva puede salvarse aun no estando en la iglesia católica, pues aun estando en otras iglesias y comunidades puede darse comunión con la única Iglesia, Cuerpo de Cristo, única Fuente de Salvación, por la incorporación a Cristo.

Alonso dijo...

"44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Necesitamos la Gracia de Dios, pues la Salvación es una Gracia de Dios que concede según Su Voluntad"

Claro, yo también creo eso.

Alonso dijo...

"No por obras, para que nadie se gloríe.

Lo cual contraviene los dogmas católicos de los sacramentos."

Uf,. Das un salto ahí en el vacío. No estamos hablando de las obras humanas naturales. Estamos hablando de la Gracia.

Has de saber que las únicas obras gratas al Señor bajo el punto de vista sobrenatural son las que proceden de la Gracia. Las obras de índole natural son muertas espiritualmente, aun la obra más heroica del mundo.

¡Todo es Gracia! Dice, como bien sabes, San Agustín.

Los sacramentos no son obras humanas ni naturales. Son acciones de Cristo.

Los sacramentos dispensan la Gracia. ¡Nada tienen de obra humana! Lo único humano son las personas que los reciben. Y sólo les sirve, sólo son eficaces y sanadores, si la persona los recibe con las disposiciones adecuadas. De lo contrario, no valen sino para ofender a Nuestro Señor.

Los sacramentos nada pueden con aquellos personas que quieren estár en pecado, pues están muertos bajo el punto de vista espiritual. Mientras continúen en pecado la Gracia no puede sanarles ni transformarles ni hacerles nacer de nuevo.

Alonso dijo...

"la Gracia se mantiene a fuerza de cumplir sacramento tras sacramento"

La Iglesia no enseña eso.

Lo que enseña es que lo que "mantiene" en Gracia es la Gracia misma.

Por eso, si la persona quiere estar en Gracia, acudirá a la Fuente de la Gracia, que son los sacramentos.

Pero si la persona no quiere estar en Gracia y quiere pecar, aunque acuda a los sacramentos, si acude a ellos con voluntad de seguir pecando pierde la Gracia y muere espiritualmente por muchos sacramentos que frecuente.

Renton dijo...

Alonso:
los bautizados en estas comunidades, por el bautismo, han sido incorporados a Cristo, y por tanto están en una cierta comunión, si bien imperfecta, con la Iglesia

He ahí la contradicción que antes mencionaba.

La Iglesia es el cuerpo de Cristo.

O se está EN Cristo, o no se está.

No hay "ciertas comuniones" con Dios, o se está redimido o se sigue en pecado, pues si a uno le queda un solo pecado por pagar, está condenado a eterna separación de Dios por toda la eternidad.

Y si no que se lo digan a Adán y Eva...

Alonso:
Los sacramentos no son obras humanas ni naturales. Son acciones de Cristo.

Eso es simple y llanamente mentira.

Mentira.

El fin último de la Salvación es glorificar la Gracia de Dios,

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su Voluntad,

6 para alabanza de la gloria de su Gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su Gracia,

Efesios 1

Pero si resulta que hay que hacer y hacer para no perder esa Salvación... Dios miente porque no nos da nada por Gracia.

Vosotros cambiais las obras de la Ley mosaica por las obras para no caer de la Gracia.

Fantástico, pero entonces no es Gracia pues una Gracia es por esencia, un favor inmerecido.

Si haces para obtener una Gracia caes en contradicción...

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

Efesios 2

La Salvación es una Gracia, y una Gracia, es una dádiva, un don inmerecido...

4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda;
Romanos 4

Si yo hago buenas obras lo que estoy haciendo es ganarme mi Salvación, es decir, hacer a Dios mi deudor.

Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.
Romanos 11

Toda persona que cumpla los sacramentos tiene de qué gloriarse sobre la que los ignora, y toda persona que cumple los sacramentos, hace a Dios su deudor.

Alonso:
Lo que enseña es que lo que "mantiene" en Gracia es la Gracia misma.

Si tienes que hacer algo para "mantener" una Gracia... no es una Gracia.

Alonso, basta ya por favor.

No necesitas para nada la Biblia, para qué quieres entrar en debates bíblicos?

Tú tienes tu catecismo y no necesitas nada más.

En la Biblia pone que el mayor debe ser servidor de todos, pero tú vives en una iglesia jerarquizada donde se trata a los de más alto rango como reyes.

También se te enseña que hay que cumplir los 10 mandamientos.

En uno de ellos se prohibe arrodilarse delante de estatuas y los marianos no hacen otra cosa.

Por alguna razón que no alcanzo a comprender, no ves problema ni en lo `primero ni en lo segundo, por tanto, si no percibes el la desobediencia en lo evidente, para qué molestarse en nada más?

Es evidente que te importa un pito lo que Dios nos dice, pues antepones doctrinas de hombres a Su Palabra sin el menor rubor.

Allá tú con tu responsabilidad Alonso, yo ahí no puedo hacer nada.

Alonso dijo...

Como te dije, pienso sinceramente que esta página hace bien a la gente.

Dios te bendiga, Renton

Renton dijo...

Por qué Alonso?

Por qué -desde tu perspectiva- una página que predica una mentira sobre Dios, hace bien a la gente?

No te extraña un poco tanta contradicción?

No te hace sospechar algo?

Si la Iglesia es el cuerpo de Cristo, y el único camino al Padre es Jesús...

Quien no esté en Cristo, quien no forme parte de su Iglesia no puede ser salvo.

Ahora bien, o Cristo mintió o no todo el que está en la Iglesia católica puede ser salvo.

O una cosa o la otra.

Las dos jamás.

Como Jesús no puede mentir, hemos de pararnos a pensar quiénes son los redimidos del Señor.

Éstos son los que reciben el Espíritu Santo, los que tienen fe verdadera -la que persevera-.

Si la iglesia católica reconoce que los miembros de otras ramas cristianas pueden ser salvos...

Se contradicen!

Lo dicho, no te escama tanta contradicción?

Alonso Gracián dijo...

Yo no creo que prediques una mentira.

Predicas la Redención que ha efectuado Cristo.
Poca gente sabe que Jesús les ha redimido.

Predicas la Santísima Trinidad. Poca gente conoce a Dios, o no se quiere enterar.

Predicas la idea correcta del sacrificio redentor del Señor, y hace falta hoy en día que se predique esto, porque la mayoría de la gente no sabe que ha sido rescatada por el Señor, es más, gran parte de los católicos y de los cristianos en general no sabe que Jesús es Dios, Segunda Persona de la Santísima Trinidad, o no lo quiere creer,

y que hemos sido rehabilitados por Él para la vida sobrenatural y por su cruz hemos sido rescatados .

No creo que prediques una mentira, porque en este tema concreto crees lo mismo que yo.

Hay otros temas, como el sacramental,o la predestinación, en que estamos en desacuerdo. Y parece que en estos temas no nos pondremos nunca de acuerdo. No me gusta discutir sobre estos temas con acritud y ataques personales. Me gusta la serenidad y el tono amistoso, te lo dije hace tiempo. Contender por la fe está bien si no se merma la caridad

Pero el tema principal, que Jesús ha muerto por nosotros para salvarnos, y ha resucitado, lo compartimos.

Comparto más con tu predicación que con la que hacen muchos creyentes y teólogos católicos de hoy en día, que son arrianos.

También comparto contigo el amor a la Escritura. Amo la Escritura con toda mi alma.

Estas cosas que compartimos creo que componen esa comunión de que hablamos. Es imperfecta porque no compartimos todo y hay desacuerdos.

Pero lo fundamental lo compartimos.

Dios te bendiga y te comunique el goce de la salvación

Alonso Gracián dijo...

Dices:

"Ahora bien, o Cristo mintió o no todo el que está en la Iglesia católica puede ser salvo"

Es evidente que no todo el que está en la iglesia católica puede ser salvo.

Hay que ser miembro vivo, no muerto.

Renton dijo...

Alonso:
No me gusta discutir sobre estos temas con acritud y ataques personales.

No te he atacado pues no conozco nada de tu vida...

Y no Alonso, no coincidimos prácticamente en nada.

Tener fe en Jesús no significa pensar que él abrió la puerta para que fuéramos salvos.

Significa saber que nos redimió, que cuando en la cruz dijo Consumado es es porque había ofrecido el sacrificio necesario, la única expiación posible, para redimir a todos aquellos que le han sido entregados por el Padre.

Nadie que no haya sido entregado por Dios Padre para que fuera redimido por el Hijo puede recibir la Gracia de las promesas que son en Jesús.

Niegas esto, por tanto y lamentándolo mucho, no predicamos lo mismo.

El Evangelio es la predicación de la Gracia de Dios, pero vosotros lo negáis.

Jesús nos ordena ir a predicar el Evangelio, pero nunca he oido a ningún católico predicarlo, es más, ni siquiera saben qué es.

No es broma, esto lo he comprobado cientos de veces.

Por qué hemos de predicarlo?

Porque como leemos en la Palabra que Dios se encargó -por alguna razón- dejarnos por escrito, la fe le viene a la persona por el oir, y el oir por la Palabra de Dios ya que como leemos en 1ª de Corintios,

21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

No hay otra manera.

Y Dios ha escogido este medio para salvar a Su pueblo para demostrar la total Soberanía de la Salvación, para demostrar que es una Gracia que no recibe el que quiere ni el que corre si no aquel de quien Dios tiene Misericordia.

Por qué jamás escucharás a un católico ajustarse a la Palabra de Dios?

Porque hunde todo aquello que le han enseñado y como no tienen fe en Jesús, les asusta dejarlo todo y seguir a Cristo.

En Dios no hay mentira, en Dios no hay contradicción, por tanto te digo lo mismo que le digo siempre alos testigos y adventistas: tu teología es una contradicción tras contradicción, tu teología hace a Jesús mentiroso y no cumple aquello a que todo cristiano ha sido llamado.

Sé que te asusta salir de la iglesia y dejar tus estatuas y tradiciones, pero es que debes saber que no solo la puerta es estrecha: el Camino es angosto.

Por alguna razón que desconozco, Dios ha hecho que tú escuches lo que muchos católicos no han podido escuchar Jamás, por alguna razón Dios quiere que sepas qué dice Su Palabra, es tu responsabilidad delante de Él demostrarle que le amas más que a tu propia vida.

Pues de eso va todo.

Dios te bendiga!

Alonso Gracián dijo...

Me atacas cuando dices que es mentiras lo que digo. En la mentira hay intención de engañar, y yo no intento engañar, digo lo que creo.

Lo de las estatuas, que dices, es una banalidad. Mi vida es Cristo, no las imágenes. Igual que mi vida es mi esposa, y no la foto de mi esposa. Déjate de exageraciones.

Te voy a hablar con sinceridad, y te ruego no insinúes que es mentira.

Estoy participando en debates en páginas web de teólogos pseudocatólicos, y me espanta ver que han dejado de creer en Cristo redentor. El arrianismo se difunde.

También me espanta que hayan perdido la noción de Quién es Dios, Uno y Trino. Vuelve el falso Dios de los deístas y de los ilustrados.

Por esto te decía que haces bien a la gente, porque comunicas el sentido correcto de la Redención y de Quién es Cristo y Dios mismo.

No sé por qué motivo no quieres aceptar que yo me alegre de ver que predicas lo correcto respecto a la Redención de Jesús. No te entiendo, parece que te alegras de lo que nos separa e impide la comunicación perfecta, en lugar de alegrarte de lo que nos une.

¿No coincidimos en nada? Yo creo que aunque no te guste aceptarlo, coincidimos en lo fundamental. Y si no, te reto a ir poniendo verdad sobre verdad y encontraremos muchas coincidencias, junto con otras muchas disensiones.

De entrada, ¿aceptas que coincidimos en la fe en un Dios Uno y Trino?

Alonso Gracián dijo...

"Significa saber que nos redimió, que cuando en la cruz dijo Consumado es es porque había ofrecido el sacrificio necesario, la única expiación posible, para redimir a todos aquellos que le han sido entregados por el Padre.

"Nadie que no haya sido entregado por Dios Padre para que fuera redimido por el Hijo puede recibir la Gracia de las promesas que son en Jesús.

Niegas esto, por tanto y lamentándolo mucho, no predicamos lo mismo"

Yo como voy a negar esto? ¿Cómo voy a negar la redención?

Si precisamente te estoy diciendo que es necesario que se hable de esto hoy en día!

Renton dijo...

Alonso:
Me atacas cuando dices que es mentiras lo que digo

No Alonso, no te ataco, y si te sientes atacado te pido perdón de todo corazón.

Alonso:
Lo de las estatuas, que dices, es una banalidad.

Al contrario, es sintomático.

O es que hay alguna iglesia católica donde no haya estatuas?

Alonso:
me espanta ver que han dejado de creer en Cristo redentor. El arrianismo se difunde.

Ay Señó...
Es la consecuencia lógica de apartar contínuamente la mirada de Cristo.

Alguien que se pasa el día orando a santos o vírgenes acaba creyendo que son ellos los que dan Salvación... es trágico pero es lógico Alonso.

Alonso:
No sé por qué motivo no quieres aceptar que yo me alegre de ver que predicas lo correcto respecto a la Redención de Jesús.

Por la misma razón por la que no te alegras cuando lees a los arrianos.

En lo básico hay coincidencias, pero basta escarbar un poco para ver la disonancia.

No coincidimos en casi nada Alonso, yo me ajusto a la Palabra de Dios, tú al catecismo.

Alonso:
¿aceptas que coincidimos en la fe en un Dios Uno y Trino?

Claro.

:|

Renton dijo...

Alonso:
Yo como voy a negar esto? ¿Cómo voy a negar la redención?

Lo niegas de plano.

Según vosotros al bautizar a los bebitos, se les infunde la Gracia de Dios.

Esta Gracia debe ser cultivada a lo largo de la vida... para no caer de la Gracia.

Eso contradice todo lo que Dios nos dice.

As simple as that!

Alonso dijo...

Uff, cómo cambias el tema. ¿Ahora vamos a hablar del bautismo? ya sabemos que en el tema de los sacramentos estamos en desacuerdo.

Ahora estamos hablando del rescate redentor que efectúa el Señor, Segunda Persona de la Trinidad.

Renton dijo...

Pero Alonso, no ves que tiene relación?

Jesús nos redime del pecado, ofrece el sacrificio necesario para recibir perdón por todos nuestros pecados, y es su justicia -la vida sin pecado que trabajó toda su vida- la que se nos imputa a nosotros, de ahí que no debamos hacer nada para ser perdonados por pecado alguno.

Y en eso, no crees...

:\

Alonso dijo...

"Jesús nos redime del pecado, ofrece el sacrificio necesario para recibir perdón por todos nuestros pecados, y es su justicia -la vida sin pecado que trabajó toda su vida- la que se nos imputa a nosotros, de ahí que no debamos hacer nada para ser perdonados por pecado alguno."

En esto estoy de acuerdo. Como no!!

Y El hombre peca. Y Vuelve a pecar, porque "desear el bien está a mi alcance, pero ponerlo por obra no. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero" (Romanos 7, 18-19)

Qué pasa entonces?

Y no me digas que el predestinado no peca, pues es hombre y puede pecar, "si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos" 1 Juan 1, 8.

¿Ese pecado no importa?

El hombre debe obrar en consecuencia, ser coherente, no tirar a la basura la Gracia de Dios.

Eres tú el primero en criticar los pecados de los católicos. Porque es evidente que el hombre debe hacer el bien y no debe hacer el mal, y no tirar la Gracia de Dios a la basura haciendo el mal.

¿No te parece? ¿O acaso se puede hacer el mal y seguir en gracia?

Alonso dijo...

¿Me aceptas que el ser humano tiene el deber de hacer el bien y de no hacer el mal?

Renton dijo...

Alonso:
En esto estoy de acuerdo. Como no!!

Ni hablar.
Mediante las penitencias uno busca expiar los pecados que se cometen.

Pero también los pagó Jesús, pues nos redimió y ahora -por fe- estamos en Cristo.

Alonso:
¿O acaso se puede hacer el mal y seguir en gracia?

No, nadie que practique el pecado tiene el Espíritu Santo en él.

No confundas la santificacaión con la Salvación.

Suma 2 + 2, es decir, nadie con una alma impura puede estar en comunión por toda la eternidad con Dios, cierto?

Ahora bien, o Jesús nos redimió al completo, pagó por todos nuestros pecados pues tal como leemos en la Palabra, y su sacrificio fue el último por los pecados... o no hay comunión con Dios, es decir, no hay Salvación.

Pero el catolicismo, con su sacramento de penitencias, niega esto.

La penitencia busca expiar los pecados que cometemos una vez en la fe, y eso es negar la suficiencia de la expiación de Jesús.

Todos los seres humanos pecan, pecamos, la diferencia entre el que ama a Dios y el resto es que mientras al segundo le importa un pito su pecado (que no su maldad), el primero lucha contra él con las fuerzas que Dios le da, todos y cada uno de los días de su vida...

Y reconoce que el mérito, es decir, la Gloria que deviene cada vez que resisimos la tentación, no viene de él mismo sino de Dios.

Pues toda la Gloria debe ser para Dios.

Por tanto no, ni siquiera coincidimos en la suficiencia del sacrificio del Señor, pues negáis lo que leemos en Hebreos 9:22,

22 Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión.

:\

Alonso dijo...

"Alonso:
¿O acaso se puede hacer el mal y seguir en gracia?

No, nadie que practique el pecado tiene el Espíritu Santo en él."

Vaya!!, ¿ves como estamos de acuerdo en algunas cosas? Qué importante es que estemos de acuerdo en esto! hace muchos meses, debatiendo contigo, me parecía que no me aceptabas esto, o tal vez te malentendí.

Este debate tiene mejor pinta que la que tenía hace meses.

Alonso dijo...

"La penitencia busca expiar los pecados que cometemos una vez en la fe, y eso es negar la suficiencia de la expiación de Jesús"

La penitencia no se basa en justicia retributiva, pues nada podemos hacer "nosotros por nosotros mismos" (estrictamente hablando, en cuanto seres humanos) para "en justicia" reparar lo que sólo Cristo y su Vida pueden reparar. Amigo Renton, yo no soy pelagiano, no vayas por ahí.

La expiación es obra de Jesús y toda expiación brota de su sacrificio. De nosotros, en cuanto humanos, no brota la Gracia, pues "el mundo no puede santificar el mundo".

La penitencia es el arrepentimiento sobrenatural del corazón, que pasa del corazón a la vida entera, como dice Juan Pablo II en "Reconciliatio et Paenitentia".Y ese arrepentimiento brota por gracia, y la gracia (que acogemos, que recibimos) procede del Señor.

¿No crees tú también en el arrepentimiento y conversión del corazón, y que esa conversion debe traducirse en una nueva vida?

Renton dijo...

No Alonso, cuando un católico "debe hacer penitencia" por un pecado, lo hace para expiarlo.

No pone su confianza en Jesús, no cree que el Señor le haya comprado por precio, es decir, redimido.

Cree que él -el pecador- debe hacer algo para que la obra de Jesús pueda ser efectiva.

Por tanto no, tampoco coincidimos en eso.

Alonso dijo...

Claro, debe cambiar de vida, no va a seguir viviendo como cuando estaba en pecado!!

Ese cambio de vida es la penitencia, como dice Juan Pablo II en la obra citada.

hay que mortificar la carne para "quemar", por así decir, cuanto de terreno hay en nosotros.

Renton dijo...

Según los tipos de Aci Prensa,

2. ¿Es posible obtener el perdón de los pecados mortales sin la confesión?

Después del Bautismo no es posible obtener el perdón de los pecados mortales sin la Confesión, aunque es posible anticipar el perdón con la contrición perfecta acompañada del propósito de confesarse.

[...]

4. ¿Qué se requiere para hacer una buena confesión?

Para hacer una buena confesión se necesita: hacer un cuidadoso examen de conciencia, tener dolos de los pecados cometidos y e3l firme propósito de no cometerlos más (contrición o atrición), decir los otros pecados al sacerdote (confesión), y cumplir la penitencia ( satisfacción).


Más claro el agua, el sacrificio de Jesús por los pecados, ni fue el último ni suficiente.

Justo lo contrario de lo que leemos en Su Palabra.

Renton dijo...

Alonso:
Ese cambio de vida es la penitencia

No, ese cambio de vida es la consecuencia de haber recibido el Espíritu Santo, es el resultado del nuevo nacimiento, del morir al mundo y querer vivir -por amor, no por miedo- por y para Dios.

El resultado, no la causa...

Alonso dijo...

Esa satisfacción de la penitencia, referida al sacramento, no es una satisfacción retributiva. Es un detalle de amor que tenemos con el Señor, para quede satisfecho Él con nosotros, para agradarle.

La teología de los sacramentos, en especial de la confesión, enseña que esa satisfacción no es retributiva ni es en justicia. Es un detalle de amor, sólo, pues sabemos que toda satisfacción está cumplida por el único sacrificio.

Alonso dijo...

JAMÁS se me ha ocurrido pensar que con la penitencia que me manda el sacerdote satisfago la deuda que tengo con el Señor. ¡¡Ni que yo estuviera loco!!

Es solamente un detalle de amor a Jesucristo.

Renton dijo...

Alonso:
Es un detalle de amor que tenemos con el Señor, para quede satisfecho Él con nosotros, para agradarle.

No es lo que dice el catecismo.

Ahí leemos que sin penitencia no hay perdón.

ARTÍCULO 4
EL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA Y DE LA RECONCILIACIÓN

1422 "Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra El y, al mismo tiempo, se reconcilian con la Iglesia, a la que ofendieron con sus pecados.
Ella les mueve a conversión con su amor, su ejemplo y sus oraciones"


:|

Alonso dijo...

Claro, de la MISERICORDIA, no de la justicia retributiva. Es lo que te estoy diciendo.

Renton dijo...

Lee toda la frase Alonso,

Los que se acercan al sacramento de la penitencia obtienen de la misericordia de Dios el perdón de los pecados cometidos contra El.

:|

Alonso dijo...

Claro, ¿tú crees que Dios no nos va a perdonar los pecados si tenemos fe en Él y acudimos a Él rogándole misericodia después de pecar?

Alonso dijo...

¡Cuántas veces el salmista pide misericordia al Señor por sus pecados! Muchas. Hagamos igual que el salmista.

Confío en Su perdón, aunque sé que en estricta justicia no tengo derecho al perdón, y que si me perdona es por los méritos de Cristo, no por los míos, que no son nada.

Si pensara que el Señor en su misericordia no me perdona todos los pecados que cometo por debilidad durante el día, la semana, el mes... no sé que sería de mí!!

Alonso dijo...

Sé que Dios me los perdona por el sacrificio de su Hijo, pero cada vez que peco, pido su perdón, porque el pecado ocurre en el tiempo, y sale de mí pedirle perdón, si no, no podría continuar viviendo.

Fíjate el publicano, cómo pedía perdón...sabía que no se lo merecía, como yo sé que no me lo merezco. pero lo pedimos, aun sabiendo que no lo merecemos, porque Cristo lo merece por nosotros

Renton dijo...

Alonso:
¡Cuántas veces el salmista pide misericordia al Señor por sus pecados! Muchas. Hagamos igual que el salmista.

Alonso querido, me rompes el corazón porque tienes un lío en la cabeza enorme.

El salmista está bajo la Ley... o bajo la Gracia?

Está bajo la Ley, y de acuerdo a ella, debe expiar sus pecados en sacrificios a lo largo de toda su vida.

Tú estás bajo la Ley, o bajo la Gracia?

Si estás en Cristo, estás bajo la Gracia, no bajo la Ley, por tanto, no mires en el espejo de los rituales mosaicos pues tuvieron su función.

Y esta no era la de expiar pecados,

3 Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;

4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

Hebreos 10

Estás bajo la Gracia Alonso, el asunto es que no entiendes qué significa eso y las consecuencias que tiene en tu vida.

Renton dijo...

Alonso:
Sé que Dios me los perdona por el sacrificio de su Hijo, pero cada vez que peco, pido su perdón, porque el pecado ocurre en el tiempo, y sale de mí pedirle perdón, si no, no podría continuar viviendo.

Comparto eso, no obstante, no cometas el error de "tener que hacer algo" para pagar por dicho pecado pues invalidas el sacrifico de Jesús.

Nada de tener que orar padrenuetros, ayunar o loquesea...

:\

Alonso dijo...

De acuerdo en que las obras de la ley no tienen poder expiatorio.

Pero los sentimientos y acciones del salmista nos sirven. ¿O acaso solamente nos sirve el Nuevo Testamento?

Toda la Escritura está inspirada por Dios y toda es válida para enseñar y corregir nuestra vida, como afirma el pasaje que conoces tan bien como yo.

Los salmos están inspirados por Dios y por tanto nos enseñan cosas también sobre nuestra relación con Dios. Hay cosas compatibles entre el orden de la ley y el orden de la Gracia, no todo es incompatible, pues la ley no está eliminada sino perfeccionada

Sólo una parte pierde vigencia, no toda.

Estamos debatiendo de matices teológicos, que no impiden que yo aprecie sinceramente tu labor en este blog. ¿Son tan graves estos matices? creo que no, que hay comunión entre nosotros, aunque imperfecta, por estas disensiones no graves.

Solamente se trata de esto, Renton, de que yo aprecio de corazón tu labor, y tú parece que me dices que no puedo apreciarla. ¿?

Me basta con que admitas que puedo ser cristiano, aunque sea un pecador, y valorar lo que tenemos en común

Fíjate qué poco.

Dios te bendiga

Renton dijo...

Alonso:
Pero los sentimientos y acciones del salmista nos sirven. ¿O acaso solamente nos sirve el Nuevo Testamento?

Qué interesante pregunta, para qué fue escrita la Ley?

Renton dijo...

Alonso:
Me basta con que admitas que puedo ser cristiano, aunque sea un pecador, y valorar lo que tenemos en común

Fíjate qué poco.


Yo no soy nadie para decir si has recibido el Espíritu Santo o no Alonso, eso depende de Dios.

Pero examínate de acuerdo a la Palabra, para ver si estás en la fe.

Alonso dijo...

Pero te he leído que tú no admites que un católico pueda ser cristiano. Algo así creo haberte leído una vez. O tal vez te he entendido mal.

Anónimo dijo...

Muy bueno el articulo renton!! siento que se me aclararon muchas cosas, como que antes me ezforzaba por agradar a Dios por mis obras, lo cual nunca iba a pasar por que hacer eso es imposible! ahora comprendo que Jesucristo realmente limpio todos los pecados, y las obras (que tema tan controversial no?) no son mas que una consecuencia de la gracia que se nos ha sido dada GRATUITAMENTE! tan maravilloso y dificil de entender para algunos a la vez.. realmente puedo decir que eres un hombre inspirado por Dios DTB!! :)

Renton dijo...

Alonso:
te he leído que tú no admites que un católico pueda ser cristiano.

Un cristiano es alguien que ha recibido el Espíritu Santo, por tanto, se me hace muy difícil creer que alguien lleno de Dios pueda vivir en contínua desobediencia.

Alonso, para qué crees que se nos entregó la Ley, te preguntaba antes.

Y la respuesta es para manifestar el pecado, es decir, para evidenciar la necesidad de un Salvador, para obligar al ser humano a tener que ir a Dios y suplicar Misericordia,

20 En lo que atañe a la ley, ésta intervino para que aumentara la transgresión. Pero allí donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia,
21 a fin de que, así como reinó el pecado en la muerte, reine también la gracia que nos trae justificación y vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.


Es delante de la Ley cuando es hombre es consciente de su pecado, de que peca...

7 ¿Qué concluiremos? ¿Que la ley es pecado? ¡De ninguna manera! Sin embargo, si no fuera por la ley, no me habría dado cuenta de lo que es el pecado.
Por ejemplo, nunca habría sabido yo lo que es codiciar si la ley no hubiera dicho: «No codicies.»

Rom 7

Ahora estás bajo la Gracia Alonso, y eso implica entre otras cosas, descansar de tus obras de justificación, de ahí que ya no celebremos el Sábado.

Ahora basta un corazón sincero que le pide perdón a Dios, arrepentimiento genuino, pero nada de tener que ofrecer algo para expiar un pecado, pues el sacrificio de Jesús fue el último.

10 Y en virtud de esa voluntad somos *santificados mediante el sacrificio del cuerpo de *Jesucristo, ofrecido una vez y para siempre.

11 Todo sacerdote celebra el culto día tras día ofreciendo repetidas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados.

12 Pero este sacerdote, después de ofrecer por los pecados un solo sacrificio para siempre, se sentó a la *derecha de Dios,

13 en espera de que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies.

14 Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando.

[...]

17 Después añade:
«Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades.»

18 Y cuando éstos han sido perdonados, ya no hace falta otro sacrificio por el pecado.

Hebreos 10

Es cierto que caemos en pecado, pero no es menos cierto que ya hemos sido juzgados y estamos muertos a la Ley.

Por qué?
Porque la sentencia del juicio fue clara: condenado.

Y el castigo que sufrimos fue la muerte.

Muerte pagada sustitutoriamente por el Señor Jesús en la cruz.

De ahí que todo sea por Gracia, pues nada hemos hecho para merecer el amor que hay en Jesús...

Y como por fe -la que viene de lo alto- estamos unidos a él, no hay NADA que pueda separarnos de él,

38 Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios,[g] ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes,39 ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

Somo su cuerpo, estamos posicionalmente en él, sea quien sea el que esté en Jesús es salvo, sea quien sea el que esté en Jesús obrará en consecuencia, sea quien sea el que esté en Jesús no podrá vivir de contínuo en desobediencia, sea quien sea el que esté en Jesús ha recibido Gracia...

Renton dijo...

Anónimo:
ahora comprendo que Jesucristo realmente limpio todos los pecados, y las obras (que tema tan controversial no?) no son mas que una consecuencia de la gracia que se nos ha sido dada GRATUITAMENTE!

Dale las gracias a Dios en Nombre de Jesucristo Anónimo porque no a todos se les da el poder entender esto.

Te dejo mi correo por si tienes alguna duda.

No importa que pase una semana, dos meses o tres años... cuando tengas alguna duda sobre algo, házmelo saber por favor y con ayuda de Dios procuraré ayudarte.

6qrents@gmail.com

Alonso dijo...

"se me hace muy difícil creer que alguien lleno de Dios pueda vivir en contínua desobediencia"

Claro, porque el ser humano tiene algo que hacer, obedecer a Dios.

Todo pecado es desobediencia, y toca acción sobrenatural es obediencia a la Gracia.

Renton dijo...

Alonso, te das cuenta de que el sacrificio de Jesús fue el último que Dios aceptó para perdón de pecados, te das cuenta de que su sacrificio fue suficiente?

:|

Alonso dijo...

"Es cierto que caemos en pecado, pero no es menos cierto que ya hemos sido juzgados y estamos muertos a la Ley"

Y volveremos a ser juzgados.

Jesús vendrá a juzgar a vivos y a muertos.

Renton dijo...

Alonso:
Y volveremos a ser juzgados.

Se juzgarán nuestras obras en relación a la medida de Gracia que hayamos recibido, no recuerdas a Pablo diciéndonos esto mismo?

11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,

13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.

14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.

15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

1 Cor 3

Aquellos de la fe ya han sido juzgados según la Ley, lo que no implica que no tengan responsabilidad para con la Gracia recibida.

Alonso dijo...

"Alonso, te das cuenta de que el sacrificio de Jesús fue el último que Dios aceptó para perdón de pecados, te das cuenta de que su sacrificio fue suficiente?"

Oh, por supuesto que me doy cuenta.
Alabado sea el Señor por ello.

Yo le pido perdón al Señor por mis pecados sabiendo que el perdón que Dios me concede en su misericordia es fruto del mérito de su Hijo.

Por eso quiero tener muchos detalles de conversión y arrepentimiento con Él, para agradarle, y mortificar cuanto de terreno haya en mi a fin de que muera totalmente el hombre viejo.

Renton dijo...

Alonso:
Oh, por supuesto que me doy cuenta.
Alabado sea el Señor por ello.


Pero vas en contra de todo lo que predica tu iglesia...

Alonso Gracián dijo...

Dices: "Se juzgarán nuestras obras en relación a la medida de Gracia que hayamos recibido"

Se juzgarán nuestras obras. Tú lo has dicho, y yo lo suscribo. Luego lo que hacemos importa

No tengo nada que objetar a todo esto, es más, estoy de acuerdo

Alonso dijo...

No voy en contra de lo que dice mi Iglesia, intento hacerte ver que tenemos cosas en común (otras en disenso) pero muchas en común, dólo que se expresan de forma diferente.

Renton dijo...

Alonso:
Luego lo que hacemos importa.

Pues claro, pero no para ser salvo, sino para glorificar a Dios, para manifestar Su Gracia.

Así vuestra luz alumbre delante de los hombres para que viendo vuestras buenas obras glorifiquen al Padre que está en los cielos.

Recuerda Tito 3, después de decirles que son salvos... les encomia a que obren y obren.

En efecto, pues la fe auténtica siempre viene acompañada de obras.

Tal como dijo Anónimo, las obras no son mas que una consecuencia de la gracia que se nos ha sido dada.

Renton dijo...

Alonso:
intento hacerte ver que tenemos cosas en común (otras en disenso) pero muchas en común, sólo que se expresan de forma diferente.

No Alonso, una Gracia es un favor inmerecido y en tu iglesia se busca recibir más Gracia mediante el obrar, no recuerdas que ya hablamos de eso?

Tomé literatura católica donde se nos decía que para seguir con el fluido de Gracia, debíamos obrar...

Pero eso elimina la esencia misma de la Gracia.

Alonso dijo...

"Pues claro, pero no para ser salvo, sino para glorificar a Dios, para manifestar Su Gracia."

Entonces, ¿crees que las malas obras no pueden condenar a una persona al infierno?

Alonso dijo...

"No Alonso, una Gracia es un favor inmerecido y en tu iglesia se busca recibir más Gracia mediante el obrar"

No, la Gracia viene siempre de Cristo. La doctrina católica no dice que del ser humano en sí, de su obrar natural, pueda brotar la gracia. Eso deriva del pelagianismo, como te dije.

Toda obra sobrenatural es precedida de una Gracia, por supuesto inmerecida.

Renton dijo...

Alonso:
¿crees que las malas obras no pueden condenar a una persona al infierno?

A una persona sí, a alguien ungido por Dios no.

Por qué?
Porque Dios tiene control total sobre su santificación, y no permitirá que cometa pecados de muerte,

13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
1 Cor 10:13

De ahí que Juan nos dice que no se pida por los hermanos que han cometido pecados de muerte, pues e la evidencia de que Dios no está controlando su santificación.

16 Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida.

17 Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte.

18 Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel (Jesús) que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca.

1 Juan 5

Renton dijo...

Alonso:
"No Alonso, una Gracia es un favor inmerecido y en tu iglesia se busca recibir más Gracia mediante el obrar"

No, la Gracia viene siempre de Cristo.


Que venga de Cristo no niega lo que digo.

Vosotros decís que para recibir más Gracia proviniente del Señor, se debe ahondar en buenas obras.

Pero si se hace algo para recibir Gracia... no se recibe Gracia, se recibe lo que Dios debe.

4 Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda;
Romanos 4

Convertís la relación Dios-Hombre en una especie de transacción comercial, negando aquello para lo que se manifestó Jesús: para dar a conocer la Gracia de Dios.

Alonso dijo...

Dices:

"Alonso:
¿crees que las malas obras no pueden condenar a una persona al infierno?

"A una persona sí, a alguien ungido por Dios no.

Por qué?
Porque Dios tiene control total sobre su santificación, y no permitirá que cometa pecados de muerte,"

Luego hay pecados que dan la muerte.

Luego las acciones son importantes, porque hay acciones que dan la muerte.

Parece que nos vamos entendiendo y encontrando nuevos puntos de coincidencia.

Alonso dijo...

"Pero si se hace algo para recibir Gracia... no se recibe Gracia, se recibe lo que Dios debe"

No encontrarás ni un sólo texto del Magisterio de la Iglesia donde afirme que Dios nos "deba" gracias en base a pura justicia retributiva relacionada con las acciones humanas, como das a entender.

Renton dijo...

Lo que no encontraré será un solo texto donde se nos diga que no hemos de hacer algo para expiar los pecados cometidos tras nuestro bautismo...

Nunca he entendido que con lo clara que es la Palabra de Dios, se defienda lo que se defiende, y se dé tantas vueltas para no decir lo que se debería decir...

Somos salvos por Gracia, no por obras, de ahí que nadie pueda gloriarse -enorgullecerse- de nada.

Si uno para ser salvo debe hacer esto y aquello, entonces, la Salvación no es una Gracia y Dios nos miente.

La Salvación no es un trabajo conjunto de Dios con el hombre.

Lo único conjunto es la santificación, pero la Salvación?

Esta es por Gracia.

Para mayor Gloria de Dios.

Renton dijo...

Alonso:
Luego las acciones son importantes, porque hay acciones que dan la muerte.

Por qué sigues con eso?

Es obvio que las acciones llevan a la muerte, pero es igualmente obvio que Dios no dejará que ninguno de los suyos cometa pecado de muerte.

En caso contrario no sería omnipotente...

Alonso dijo...

Mi confesor me suele decir muchas veces: a Dios toda la Gloria, toda!, no le robes gloria al Señor.

Deus omnis gloria! Para Dios toda la Gloria!

Renton dijo...

Sabes que eso es un grito reformado, no católico...

Alonso, debes comprender -tal como nos dijo San Agustín- que las obras no ameritan a nada, soteriologicamente hablando, pues son producto de la Gracia de Dios.

Debes comprender igualmente que el sacrificio de Jesús fue suficiente para expiar los pecados de su pueblo.

Fue suficiente porque a pesar de vivir como hombre, era Dios.

El mensaje de la cruz es una auténtica locura, es una locura que Dios salve a Su pueblo de este modo, para manifestar Su Justicia, Su Gracia, Su Santidad, Su Amor.

Es una locura, pero no es eso precisamente lo que nos dijo Pablo?

18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

19 Pues está escrito:
Destruiré la sabiduría de los sabios,
Y desecharé el entendimiento de los entendidos
.

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?

21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.

22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría;

23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura;

24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

1 Cor 1

La fe, es la única manera que se puede salvar al pueblo de Dios de modo que nadie tenga nada de qué enorgullecerse.

Si fuera por inteligencia, valor, mansedumbre o cualqiuier otro atributo humano, el hombre podría enorgullecerse de su vida eterna.

Pero no, Dios ha dispuesto que todos aquellos que sean salvos, lo sean en plena conciencia de que su Salvación es una Gracia, un favor inmerecido.

Alonso dijo...

Pero se puede hablar con propiedad de mérito ante Dios porque es Dios mismo, y NO el hombre, quien ha dispuesto libremente asocial al ser humano a la obra de su Gracia.

Este mérito lo reconoce Dios por su misericordia, no por justicia retributiva.

"En este sentido, ni por la condición personal ni por las obras, se puede hablar de mérito como derecho estricto ante Dios, pues falta el principio de igualdad: Dios es nuestro Creador y lo hemos recibido todo de Él"

"La Vida de la Gracia", editorial Palabra, pág. 87.

Alonso dijo...

Dios nos reconoce un mérito porque es misericorde y cuenta con nosotros, pero porque nos "deba" estrictamente algo en base a nuestras obras humanas.

Alonso dijo...

Quise decir "pero NO porque nos deba estrictamente algo en base a nuestras obras humanas"

Alonso Gracián dijo...

"La Gracia, uniéndonos a Cristo con un amor activo, asegura el carácter sobrenatural de nuestros actos, y por consiguiente, su mérito tanto ante Dios como ante los hombres. Los santos han tenido siempre conciencia viva de que sus méritos eran pura gracia" (Catecismo n. 2011)

Alonso Gracián dijo...

"en plena conciencia de que su Salvación es una Gracia, un favor inmerecido"

Estoy de acuerdo.

Todo es Gracia.

Laus Deo. Deus omnis Gloria!

Renton dijo...

Alonso:
En este sentido, ni por la condición personal ni por las obras, se puede hablar de mérito como derecho estricto ante Dios, pues falta el principio de igualdad: Dios es nuestro Creador y lo hemos recibido todo de Él.

Eso es una trampa y no es a lo que se refiere Pablo cuando habla de Gracia.

No le des más vueltas Alonso porque es muy sencillo.

Dios decidió salvar a unos cuantos seres humanos no en base a las obras de estos sino por Su Misericordia, porque a Dios le plació dar a conocer Su Gracia.

Todo lo que salga de aquí, es insultar el regalo de Dios que es en Cristo Jesús.

La misma naturaleza de las penitencias o del purgatorio, niega la suficiencia del sacrificio de Jesús.

1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.
Catecismo

La justicia del creyente no es la propia, no es la que él se haya trabajado toda la vida, la justicia del creyente es aquella que Cristo alcanzó toda su vida, la cual se le imputa a dicho creyente.

Por tanto, no hay cristiano imperfectamente purificado, pues el sacrificio de Jesús le limpia de todo pecado.

21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas;

22 la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,

23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús,

25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,

26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.

Romanos 3

Decir que es necesario purgar lo que sea, significa negar que la propiciación que puso Dios mismo -Jesús- sea suficiente.

Gracias a Dios lo es, de ahí que más adelante leamos,

Justificados por fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Y más adelante aún,

1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Romanos 8

En la cruz hay una transferencia de jsuticias, mi pecado lo carga y paga Jesús, y yo recibo su justicia, la vida sin pecado que vivió.

Es por esto por lo que Pablo nos dice que estamos en Cristo.

Mi justicia no e la que yo he ganado en vida, mi justicia es la de Jesús.

El purgatorio es simplemene un intento de conciliar la cotnradicción, es decir, cómo puede ser que este que en teoría era cristiano sea tan mala bestia?

La respuesta es que no lo era, pues quien recibe el Espíritu Santo, muere al mundo y a sus valores y nace de nuevo para Dios.

Es nueva criatura y no puede evitar dar fruto bueno.

Creer lo contrario es no confiar en Dios.

Renton dijo...

Alonso:
Los santos han tenido siempre conciencia viva de que sus méritos eran pura gracia" (Catecismo n. 2011)

No, no y no... no hay mérito.

El cristiano no tiene mérito alguno, no te olvides de esto.

Para que no se gloríe es repetido por Dios una y otra vez a fin de que nadie se crea que es lo que no es.

El hombre está muerto, espiritualmente muerto,

60 Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.
Lucas 9

Y no es hasta que Dios le arranca su corazón de piedra y le pone uno de carne (la circuncisión del corazón que TAMBIÉN es por fe), que el hombre puede verse libre de su esclavitud,

34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.
juan 8

Y hacer la Voluntad de Dios.

Todo esto es por Gracia, una Gracia que el Señor da a unos y no a otros, una Gracia que da a los padres y puede que no a los hijos, una Gracia que a al pobre y puede que no al rico, etc...

No es que Dios rechace injustamente a alguien que sinceramente quisiera ir a Él, es que no hay nadie que no haya recibido el Espíritu Santo -que se recibe por fe, no en el bautismo- que quiera ir a Él.

Nadie.

Este es el punto de partido, esto es lo que da a entender por qué la Salvación es una Gracia.

En cambio tu perspectiva, hace a Dios un ser atormentado pues queriendo salvar a muchos, es incapaz de salvar a nadie...

Renton dijo...

1129 La Iglesia afirma que para los creyentes los sacramentos de la Nueva Alianza son necesarios para la salvación.

Terrible...

Alonso dijo...

Estamos hablando de un mérito que NO procede de la condición natural del ser humano ni de todo cuanto pueda obrar en este sentido, sino de la decisión libre de Dios, que le recibe como hijo en base a la Fe y le concede su herencia.

Mérito es simplemente que por misericordia Dios nos hace partícipes de su herencia. No por derecho estricto, sino por misericodia. ¿Estamos de acuerdo en esto?

Alonso dijo...

Vamos a hablar del mérito, no de los sacramentos, si te parece.

"Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo" (Lc 15, 31)Esta es la idea. Dios nos da de lo que es SUYO.

Dios regala. No nos debe nada. Regala.

Renton dijo...

Alonso:
sino de la decisión libre de Dios, que le recibe como hijo en base a la Fe y le concede su herencia.

No Alonso, los "méritos" que tiene el creyente no son para Salvación.

De acuerdo a la Gracia que cada creyente haya recibido recibirá mayor o menor recompensa, pero nada de ello afecta a su Salvación.

Es por Gracia, no por obras para que nadie se gloríe, por tanto, no compliques lo sencillo por el amor de Dios!

Dios no está a la espera de que alguien "decida" ir a Él, Dios le tiene Misericordia al pobre diablo que vive feliz con su pecado, le regenra, le insufla vida y le hace liberarse de su pecado.

Y una vez libre, puede al fin ir a Dios.

Pero es Dios quien da el primer paso, ya sabes,

Nosotros le amamos a Él porque Él nos amó primero.
1 Juan

Y,

Nadie puede venir a mí, si no lo atrae el Padre que me envió, y yo le resucitaré en el día postrero...
Juan 6

Alonso Gracián dijo...

"No Alonso, los "méritos" que tiene el creyente no son para Salvación.

De acuerdo a la Gracia que cada creyente haya recibido recibirá mayor o menor recompensa, pero nada de ello afecta a su Salvación".

Hemos dicho anteriormente que hay obras que dan muerte.

Que Jesús juzgará.

Si hay un juicio, y ante obras que dan muerte se decreta la condenación, es que Dios valora positiva o negativamente lo que hemos hecho con las gracias recibidas.

Dios no puede ser indiferente a lo que hacemos. Quiere darnos su herencia, a nosotros, hijos adoptivos por la fe en Jesucristo y en la Gracia.

Pero si hay obrar que dan muerte, es que no dan herencia de Dios, que es vida.

Alonso Gracián dijo...

Te propongo que en este tema vayamos a lo profundo y busquemos si hay algún tipo de acuerdo.

En primer lugar, ¿estas de acuerdo con el aforismo teológico que dice que

"el principio del mérito no cae bajo mérito".

es decir:


nadie, aunque sea justo y perfecto, puede merecer para sí la Gracia con mérito "estricto", es decir, lo natural no puede exigir de ningún modo lo sobrenatural, que sólo puede ser don gratuito.

Me imagino que en esto estaremos de acuerdo.

Alonso Gracián dijo...

"Pero es Dios quien da el primer paso, ya sabes"

Claro, es así, la gracia precede, no soy pelagiano.

"Sin Mí no podèis hacer nada" Juan 15, 5.

La Gracia antecede siempre.

Alonso Gracián dijo...

Tal vez si substituimos la palabra mérito por FRUTO sentirás menos rechazO y comprobaremos que nuestras posturas no están lejanas.

Renton dijo...

Alonso:
Hemos dicho anteriormente que hay obras que dan muerte.

Que Jesús juzgará.


Cierto, pero igualmente hemos visto que Dios no dejará que los suyos caigan,

13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
1 Cor 10

Si Dios controla la Salvación, cómo no controlará la santifacación?

Recuerda siempre el Hilo de Oro de la Salvación,

29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Rom 8

Los predestinados son los llamados, los cuales por fe son justificados, lo cual les llevará a ser finalmente glorificados...


:\

Renton dijo...

Alonso:
nadie, aunque sea justo y perfecto, puede merecer para sí la Gracia con mérito "estricto".

Alonso, por simple esencia, no hay nada que amerite a recibir una Gracia pues una Gracia, es un don inmerecido.

Alonso:
lo natural no puede exigir de ningún modo lo sobrenatural, que sólo puede ser don gratuito.

Cierto.

Renton dijo...

Alonso:
Tal vez si substituimos la palabra mérito por FRUTO sentirás menos rechazo y comprobaremos que nuestras posturas no están lejanas.

Alonso, tu defensa del purgatorio hace que nos situemos prácticamente en las antípodas, no obstante, cómo quedaría la frase en cuestión, "Los santos han tenido siempre conciencia viva de que sus frutos eran pura gracia"...?

Si es así, el significado varía completamente.


:|

Alonso dijo...

Podemos decir, por ejemplo, que el fruto de nuestras obras sobrenaturales es la gloria.

Que las obras en Gracia nos fructifican la gloria.

Que la Gloria es el fruto de la Gracia.

Que la Gloria es fruto de la fe y de las obras en gracia.

Alonso dijo...

"Cierto, pero igualmente hemos visto que Dios no dejará que los suyos caigan"

¿¿??

¿Dios puede obligar a alguien a estar en Gracia o a no pecar?

No me cuadra. Existe la libertad humana. la Gracia puede rechazarse.

Recuerda: si hay alguien que dice que no tiene pecado, ese miente.

"si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos" 1 Juan 1, 8.

Renton dijo...

Alonso:
"Cierto, pero igualmente hemos visto que Dios no dejará que los suyos caigan"

¿¿??

¿Dios puede obligar a alguien a estar en Gracia o a no pecar?


Explícame cómo interpretas entonces 1 Cor 10:13...

13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
1 Cor 10

Renton dijo...

Alonso:
Recuerda: si hay alguien que dice que no tiene pecado, ese miente.

Pecado de muerte Alonso, el tipo de pecado que podría alejarte de Dios.

:|

Alonso dijo...

"13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar."
1 Cor 10

Dios no dejará que seamos tentados más allá de nuestras fuerzas. Nos manda la Gracia para vencer esa tentación, conforme a lo que dice en Romanos 8:28:

"El Espíritu os auxilia en nuestra debilidad"

Ante la tentación, tenemos la Gracia que puede resistirla y vencerla si nos la aplicamos.

Porque puede pasar que no la apliquemos, que caigamos en la tentación, que pequemos. Si no, para que nos enseña Jesús a rezar en el Padre Nuestro: "no nos dejes caer en tentación". Porque podemos caer. ¿No es este precisamente el pecado? Caer, caída que da la muerte, que nos priva de la Gracia.

Podemos no aplicarnos la Gracia

Alonso dijo...

Mira en Corintios 6:

1 os exhortamos también á que no recibáis en vano la gracia de Dios

La Gracia puede desperdiciarse

Renton dijo...

Alonso:
Dios no dejará que seamos tentados más allá de nuestras fuerzas. Nos manda la Gracia para vencer esa tentación

Pues eso es justo lo que te he dicho yo...

Alonso:
Ante la tentación, tenemos la Gracia que puede resistirla y vencerla si nos la aplicamos.

Ahí ya estás haciendo decir al texto más de lo que dice.

Una Gracia es un regalo, no una oferta, una Gracia es un don que Dios que el Señor entrega ignorando la voluntad de la persona, por qué?

Porque está esclavizada.

Dicha persona es su peor enemigo pues rechaza todo lo relacionado con Dios.

Hasta que Dios no actúa sobre la persona, ésta no puede hacer otra cosa más que odiar a Dios.

Y como ejemplo perfecto tenemos a Pablo.

Él odiaba a Jesús.

Ni loco hubiera ido a él pues se regocijaba cuando apedreaban a Esteban.

Pero Dios le tuvo Misericordia, le regeneró al entregarle Su Espíritu y le dio Gracia sobre Gracia para poder salvarle.

Era esclavo... odiaba a Dios... pero Dios le tuvo Misericordia.

Gloria a la Gracia Dios por una Salvación tan grande!

:D

Alonso dijo...

Estoy de acuerdo con cuanto dices con tan bellas y emocionantes palabras, y doy Gloria a Dios contigo por una salvación tan grande!

Laus Deo!

Y vuelvo a repetirte la idea de Corintios 6:1:

la Gracia puede ser en vano.

El Apóstol dice que él no la anula, no la rechaza, no la desecha. Luego sí puede rechazarse:

Gálatas 2:

21 No desecho la gracia de Dios

¿Me aceptas que puede rechazarse o anularse la Gracia?

Alonso dijo...

2 Timoteo 2:1 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús

Renton dijo...

Alonso:
¿Me aceptas que puede rechazarse o anularse la Gracia?

Naturalmente que no.

Acaso Dios le ofreció ser salvo a Pablo?

Dios -que sabía mejor que Pablo lo que le convenía- no esperó a que el futuro apóstol diera su beneplácito o no, simplemente le salvó.

Cierto?

Alonso dijo...

Pero pablo no rechaza la Gracia. Lo dice él mismo:

Gálatas 2:

21 No desecho la gracia de Dios

Renton dijo...

Alonso:
2 Timoteo 2:1 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús

Pues claro, hemos de aprovechar la Gracia recibida y no tomarla como si fuera algo de qué aprovecharse.

Hemos de obrar, obrar y obrar...

Y hablando de obrar, he de dejarte pues esta tarde debo obrar para mayor Gloria de Dios y amén!

:]

Renton dijo...

Alonso:
Pero pablo no rechaza la Gracia. Lo dice él mismo:

Gálatas 2:

21 No desecho la gracia de Dios


Jeje, lee el contexto.

Pablo no está diciendo que Dios le ofreció la Salvación y él la aceptó, lo que está diciendo es que si la justicia pudiera obtenerse por obras, Cristo habría muerto en vano.

Lo cual es un punto a favor de lo que te digo.

Pablo odiaba a Jesús Alonso...

Alonso dijo...

Creo que lo que en verdad quieres decir, con lo que estoy de acuerdo, es que Dios "no le pidio permiso" a Pablo para asaltarle por el camino y convertirlo y mandarle ese torrente de Gracia. Con esto sí que estoy de acuerdo. Que lo hizo instrumento suyo y él no lo rechazó.

Alonso dijo...

Creo que lo que en verdad quieres decir, con lo que estoy de acuerdo, es que Dios "no le pidio permiso" a Pablo para asaltarle por el camino y convertirlo y mandarle ese torrente de Gracia. Con esto sí que estoy de acuerdo. Que lo hizo instrumento suyo y él no lo rechazó.

Alonso dijo...

Se me ha colocado el mensaje dos veces.

Renton, hombre,¡Pablo podía haberse negado y rechazado a Jesús!

Alonso dijo...

Yo también debo dejarte. Voy a salir con la familia.

Deus omnis Gloria!

Renton dijo...

Alonso:
Renton, hombre,¡Pablo podía haberse negado y rechazado a Jesús!

Haz el favor de leer tu Biblia Alonso,

Mientras iba de viaje, llegando cerca de Damasco, aconteció de repente que le rodeó un resplandor de luz desde el cielo.

El cayó en tierra y oyó una voz que le decía: —Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Y él dijo: —¿Quién eres, Señor? Y él respondió: —Yo soy Jesús, a quien tú persigues.

Pero levántate, entra en la ciudad, y se te dirá lo que te es preciso hacer.

Los hombres que iban con Saulo habían quedado de pie, enmudecidos. A la verdad, oían la voz, pero no veían a nadie.

Entonces Saulo fue levantado del suelo, y aun con los ojos abiertos no veía nada. Así que, guiándole de la mano, le condujeron a Damasco.

Por tres días estuvo sin ver, y no comió ni bebió.

Había cierto discípulo en Damasco llamado Ananías, y el Señor le dijo en visión: —Ananías. El respondió: —Heme aquí, Señor.

El Señor le dijo: —Levántate, vé a la calle que se llama La Derecha y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo de Tarso; porque he aquí él está orando,

y en una visión ha visto a un hombre llamado Ananías que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista.


Crees que Saulo el ciego podría haber rechazado a Dios?

Pablo pudo rechazar la Voluntad de Dios tanto como la pudo rechazar Jonás...

Au revoir!

Renton dijo...

Alonso:
Que lo hizo instrumento suyo y él no lo rechazó

No lo rechazó...?

Por favor, deja de buscar un papel desempeñado por el ser humano en la Salvación pues no encontrarás nada de eso en la Palabra de Dios.

El hombre no tiene papel alguno, es salvado a pesar de sí mismo.

Que Dios nos salve es un favor que nos hace pues sin que intervenga, nunca iríamos a Él... no entiendo esa obsesión en verlo como algo malo.

No te olvides nunca de que el ser humano es esclavo de su pecado, tiene la voluntad esclavizada al mundo, al Ego, de ahí que Juan nos diga que,

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

Juan 1

Si el hombre fuera salvo porque en última instancia no rechaza el don de la fe, los apóstoles lo habrían mencionado pues es lo más justo.

Pero nada apunta a eso, más bien lo contrario.

12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

13 el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo,

Colosense 1

Somos esclavos de nuestro pecado, pero Dios...

1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

9 no por obras, para que nadie se gloríe.

10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Efesios 2

EL Plan de Salvación de Dios es una maravilla, una locura que ningún ser humano -siemrpe buscando satisfacer al Ego- podría haber ideado.

Por todo ello, Soli Deo Gloria!

Alonso Gracián dijo...

Dices: "El hombre no tiene papel alguno, es salvado a pesar de sí mismo"

Uff, esto no puedo reconocértelo, es demasiado extremista. Una cosa es darle a Dios toda la Gloria. Otra, convertirnos en lo que no somos.

Somos hijos de Dios por la fe en Cristo, y por su Gracia. Un Padre no trata a sus hijos como a siervos, sino como a hijos.

Debe aceptar la gracia y tener fe.

¿Se puede salvar alguien sin fe? ¿Sin obediencia? ¿Sin estar en Gracia? No, luego algún papel tenemos. Porque sin fe y sin Gracia no podemos salvarnos.

Sin fe es imposible agradar a Dios, ya lo sabemos.

Hablas como si Dios pudiese manipular al ser humano, y ese no es su estilo.

El hombre debe amar en la Gracia, para que sus obras en Gracia fructifiquen gloria. Y ya lo creo que fructifican gloria, porque estamos injertados en Cristo.

Si uno no ama en la Gracia, su fe se marchita, y por tanto realiza obras de muerte.

"Hijos, no amemos de palabra ni con la boca, sino con obras y de verdad" (1 Juan 3, 18)

Y antes:

14 Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos. El que no ama permanece en la muerte.

¿Esto implica robarle gloria al Señor? De ninguna manera. Nuestro amor le da gloria a Él, lo que hacemos en Gracia le da gloria a Él.

Quid habes, quod non accepisti? Qué tienes, que no hayas recibido?

Renton dijo...

Alonso:
Somos hijos de Dios por la fe en Cristo, y por su Gracia. Un Padre no trata a sus hijos como a siervos, sino como a hijos.

Debe aceptar la gracia y tener fe.


De dónde has sacado eso?

Te preguntó Dios si querías aceptar la Gracia y recibir fe?

Naturalmente que no, en caso contrario Juan no habría escrito que Dios dio derecho de ser hijo de Dios no en base a la voluntad de los hombres.

Alonso:
¿Se puede salvar alguien sin fe? ¿Sin obediencia? ¿Sin estar en Gracia? No, luego algún papel tenemos. Porque sin fe y sin Gracia no podemos salvarnos.

Precisamente por eso, la fe es un don de Dios...

Exacto, de ahí que Jesús nos dijera,

37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

39 Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.

[...]

44 Nadie puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Juan 6

No importa que no lo quieras reconocer Alonso pues no busco llegar a entendimientos con hombres, yo busco seguir a Dios y Su Palabra contradice todo lo que defiendes.

Alonso:
Nuestro amor le da gloria a Él, lo que hacemos en Gracia le da gloria a Él.

Y qué tiene que ver eso con lo que dice la Palabra?

No entiendes lo que está diciendo, la Biblia no dice que Dios arrastra al hombre en contra de su voluntad, que este odia a Dios y que el Señor ignorando su odio y malas obras le da la Salvación...

Tampoc dice que al pobre diablo que ama a Dios el Señor le rechaza.

Lo que dice es que el hombre natural es incapaz de ir a Dios porque está muy a gusto con su pecado.

No obstante, por Gracia, Dios le regenera, derrama Su Espíritu sobre la persona que se convierte en una nueva criatura.

El árbol que solo daba fruto malo ahora -por Gracia- busca dar buen fruto.

La regeneración es lo que lo cambia todo, una vez Dios circuncida el corazón del hombre, este es libre al fin y puede amar a Dios sobre todas las cosas.

El hombre que antes vivía de espaldas a Dios, ahora tiene la mente de Cristo.

Su voluntad es libre para hacer el Bien, para hacer la Voluntad de Dios.

Alonso dijo...

"Naturalmente que no, en caso contrario Juan no habría escrito que Dios dio derecho de ser hijo de Dios no en base a la voluntad de los hombres"

Por mucho que el hombre quiera, si Dios no nos adopta por la fe en Cristo, y por su Gracia, no hay nada que hacer.

pero eso de que el hombre no pinta nada en su salvación no puede ser así, porque el ser humano es libre y está hecho a imagen de Dios, no es siervo, sino hijo, gracias a la muerte redentora del Señor.

Claro que pintamos algo, no somos un cero a la izquierda para Dios.

Alonso dijo...

Estas empeñado en demostrarme que el pelagianismo es falso. Eso ya lo sé yo, porque el pelagianismo ignora que la Gracia siempre precede.

Aquí todo bien. Pero decir que el hombre no pinta nada....

¿Yo entonces no pinto nada en si me salvo o me condeno? ¿Para qué estamos hablando, para que tenemos un blog teológico, para que vamos a la iglesia, para qué tenemos esta conversación, para qué oramos...?

Para qué todo...

Renton dijo...

Alonso:
Por mucho que el hombre quiera, si Dios no nos adopta por la fe en Cristo, y por su Gracia, no hay nada que hacer.

Por el amor de Dios Alonso, lee la Palabra por favor!

1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

4 Pero Dios
...

El hombre en su estado natural, NO QUIERE IR A DIOS, al menos NO AL VERDADERO!

Querrán ir a un dios que es condescendiente con su pecado, o un dios que es algo así como un agüelete buenín, pero jamás irán a un Dios que exige santidad y entrega a los demás, negarse a uno mismo.

Ese no les gusta, y no les gusta porque es contrario a todo lo que desean.

Sin que Dios ejerza Misericordia, el hombre se limita a seguir los deseos de su carne, haciendo la voluntad de su carne y de sus pensamientos, es decir, es su propio dios, su propio señor.

Pero Dios...

Y ese Pero, lo cambia todo.

Alonso:
porque el ser humano es libre y está hecho a imagen de Dios

Jesús dice claramente que el hombre es esclavo de su pecado e incapaz -imposible se salvo dice- de conseguir la Salvación.

A quién debería creer?

Encaras mal las Escrituras, uno no se acerca a ellas con una posición e ignora y se resiste a lo que no coincide con sus ideas.

Uno se acerca a la Palabra esperando aprender lo que dice, aceptando la Voluntad de Dios aunque sea contrario a lo que uno quiere o le han enseñado.

Hasta que no hagas esto ignorarás lo que no te gusta de la Palabra de Dios y predicarás un Evangelio diferente... (Gálatas 1:8)

Renton dijo...

Alonso:
¿Yo entonces no pinto nada en si me salvo o me condeno? ¿Para qué estamos hablando, para que tenemos un blog teológico, para que vamos a la iglesia, para qué tenemos esta conversación, para qué oramos...?

Para qué todo...


Con tus palabras niegas que la Salvación sea una Gracia, te das cuenta?

Tú haces y haces para servirte a ti mismo, para ser salvo.

Pero no, el cristiano ha sido llamado a dar fruto, a manifestar la Gracia de Dios,a dar a quien no puede devolver, a multiplicar panes y hacer llover sobre justos e injustos, y todo ello para glorificar a Dios.

El catolicismo mercadea con Dios.

Uno no ora pra conseguir su Salvación, uno ora porque odia su pecado y ama a Dios con locura.

Uno ora para avanzar en santidad porque es lo único que tiene sentido, uno ora porque cuanto más conoce a Dios más quiere conocerle, uno ora por los demás, porque separado de la vid no puede hacer nada y porque ama a Dios pues Jesús le amó y dio su vida por él.

Nuestras obras no son un medio de conseguir algo, nuestra religiosidad no persigue un fin ego-ista, un fin orientado a uno mismo, nuestras obras son producto de nuestro deseo de agradar a Dios porque le amamos, no es sencillo?

Alonso dijo...

Si el hombre no tiene ningún papel, todo cuanto hagamos es inútil. Esto conduce a una gran impotencia, a un sinsentido. El hombre no puede hacer nada para salvarse si Dios no le ha elegido previamente. Dios lo hace todo.

Esto no conduce sino a desesperarse. Porque se queda uno con las manos atadas pensando que todo cuanto hagamos es en vano a los ojos de Dios, y que Dios no tome en consideracion lo que hacemos.

Alonso dijo...

¿Seré yo uno de los elegidos? Si lo soy, no estoy obligado a hacer nada, estrictamente hablando, pues Dios no dejará que caiga y estoy salvado.

Si no lo soy, no puedo hacer nada, pues ya estoy condenado y nada cuanto haga servirá para salvarme. ¿Cómo salimos de este círculo vicioso?

Alonso dijo...

¿Seré yo uno de los elegidos? Si lo soy, no estoy obligado a hacer nada, estrictamente hablando, pues Dios no dejará que caiga y estoy salvado.

Si no lo soy, no puedo hacer nada, pues ya estoy condenado y nada cuanto haga servirá para salvarme. ¿Cómo salimos de este círculo vicioso?

Renton dijo...

Alonso, no entiendes qué es el amor?

Cuando una madre se entrega hasta el extremo por el bien de su bebé, lo hace para sacar algo o beneficiarse de algún modo o simplemente porque le ama?

Cuando una mujer es fiel a su esposo lo hace porque tiene miedo a ser atrapada o porque le ama?

Uno no lucha con su pecado, ni se esfuerza en ahondar en buenas obras y no apartarse del Camino para sacar algo, lo hace porque de un modo irracional ama a Dios.

Sea como sea responderé a tus inquitudes.

Renton dijo...

Alonso:
Si el hombre no tiene ningún papel, todo cuanto hagamos es inútil. Esto conduce a una gran impotencia, a un sinsentido.

El punto de partida Alonso, te lo estoy diciendo desde el principio, tu error radica en el punto de partida.

Éste no es que todo el mundo es libre de aceptar o rechazar la Voluntad de Dios, el punto de partida es que nadie puede hacer la Voluntad de Dios pues la voluntad del ser humano está esclavizada desde la entrada del pecado en el mundo.

Esto es lo que leemos en la Biblia Alonso, acéptalo o racházalo de una vez y permanece en el catecismo, pero la realidad bíblica es la que es.

Uno no es declarado hijo de Dios por su propia voluntad, eso es un don de Dios.

Ahora bien, cuando uno se da cuenta que cree en la Palabra de Dios -el Evangelio- siente un profundo rechazo por el pecado que habita en él, quiere aprender más y más de la Voluntad de Dios recogida en Su Palabra, busca mengüar para que Cristo -que habita en él- crezca, luche en todo momento por anteponer la Voluntad de Dios a la suya y siente que ama a Dios irracionalmente... no hay duda, es de Dios.

Por eso nos decía Pablo probaos a vosotros mismos, examinaos para ver si estáis en la fe, no os dais cuenta de que Cristo Jesús está en vosotros...?

Cuando el ser humano recibe el don de la fe, nace de nuevo, muere al mundo.

De árbol malo, pasa a ser árbol bueno.

No es que quiera hacer la Voluntad de Dios, no es que quiera dar fruto bueno, es que no puede hacer otra cosa que dar fruto bueno.

Puede caer ocasionalmente por debilidad pues el camino a Dios es angosto, pero jamás su caída le hará apartarse de Dios pues está injertado a la vid que es Jesús.

Por tanto, naturalmente que tiene sentido que hagamos y hagamos, pues este deseo es evidencia del Espíritu Santo en nosotros,

Porque es Dios quien produce en vosotros tanto el querer como el hacer para que se cumpla Su buena Voluntad
Filipenses 2:13

SI uno dice que cree en Dios, pero es perezoso en su santidad -el moldeamiento a imagen de Jesús que dura toda la vida- eso es evidencia de que en realidad su fe no viene de lo alto.

Puede que haya ido a Dios por un proceso intelectual, por presión familiar, social, por interés...

Esa fe muerta no persevera.

16 Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo;

17 pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan.

18 Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra,

19 pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

Marcos 4

Y no persevera porque no viene de lo alto.

Por tanto no digas, qué sentido tiene que obre para Dios? Pues este modo de pensar evidencia que si no fuera porque sacas algo en tu relación con Dios, no harías Su Voluntad.

Y puede un hombre enamorado no intentar agradar a su esposa?

Imposible.

El camino a Dios es natural, simplemente uno se deja llevar.

Renton dijo...

Alonso:
¿Seré yo uno de los elegidos? Si lo soy, no estoy obligado a hacer nada, estrictamente hablando, pues Dios no dejará que caiga y estoy salvado.

Si no lo soy, no puedo hacer nada, pues ya estoy condenado y nada cuanto haga servirá para salvarme. ¿Cómo salimos de este círculo vicioso?


De un modo muy sencillo.

Esto es lo que le dijo Paul Washer a un hermano que estaba preocupado porque no sabía si su fe era auténtica o no.

Le dijo, de ahora en adelante no leas más tu Biblia, ni ores para pedirle a Dios que le haga imagen de Su Hijo, que te haga anteponer Su Voluntad a la tuya, que te haga amarle más y más, que te dé fuerzas para buscar Su Gloria, que no te deje devolver mal por mal, que te dé espíritu de servicio...

Ve a casa y busca porno en internet, mucho, mucho porno, sal por ahí con los amigos a emborracharte, vete de putas, vive tu vida y haz lo que tu cuerpo te pida...


El hermano preocupado le dijo, estás loco? para qué querría hacer eso? nunca haré algo así...

Washer le dijo que fuera a hacerlo, que dejara todo este disparate y angustia de luchar a diario contra su pecado porque acabaría loco, que dejara a Dios de una vez...

El tipo se enfadó mucho con Washer y le dijo escandalizado que nunca haría eso.

Por qué? le preguntó, por qué no vas a hacer eso...!?

Porque no puedo, no quiero!!!, contestó el hermano.

Pues ahora ya sabes que tu fe viene de lo alto, le dijo Washer.

Ves qué sencillo?

Nada de angustias.

Lee la Palabra de Dios, si ni loco harías lo que lees en ella, si a pesar de que lees que el Señor nos dijo que hemos de celebrar la Santa Cena tomando todos el pan y el vino, y no tienes problema alguno de estar en una iglesia donde nadie salvo una persona toma el vino.

Si lees que el mayor debe ser el servidor de todos, que la evidencia de ser de Dios es que uno antepone las necesidades de los hermanos a las propias, y en tu iglesia se trata a los de mayor rango como reyes y te importa un pito la vida y preocupaciones del feligrés de al lado...

Entonces dejas de angustiarte pues la respuesta es evidente.

Todo creyente en algún momento de su vida se tiene que hacer esta pregunta: quiero a Dios más que a mí mismo, estoy dispuesto a dejarlo todo por ir a Él?

Y la respuesta cambia la existencia de la persona de un modo definitivo.

Alonso Gracián dijo...

Leyéndote estoy comprendiendo dónde está error en aquello que dices.

Todo está en manos de Dios, no ya la gloria, sino todo.

Dios sin embargo valora lo que hacemos.

Dios no puede ignorar nuestras obras en Gracia. No se trata de mercadeo, se trata de desear estar con el Amado, de tener esperanza en lo que hacemos en Gracia.

El Sacro Concilio Tridentino, sesion VI, lo explica con palabras sublimes:

"ni se establece nuestra justificación como tomada de nosotros mismos, ni se desconoce, ni desecha la santidad que viene de Dios;

"pues la santidad que llamamos nuestra, porque estando inherente en nosotros nos justifica, esa misma es de Dios: porque Dios nos la infunde por los méritos de Cristo.

"Ni tampoco debe omitirse, que aunque en la sagrada Escritura se de a las buenas obras tanta estimación, que promete Jesucristo no carecerá de su premio el que de a uno de sus pequeñuelos de beber agua fría; y testifique el Apóstol, que el peso de la tribulación que en este mundo es momentáneo y ligero, nos da en el cielo un excesivo y eterno peso de gloria;

"sin embargo no permita Dios que el cristiano confíe, o se gloríe en sí mismo, y no en el Señor; cuya bondad es tan grande para con todos los hombres, que quiere sean méritos de estos los que son dones suyos.

"Y por cuanto todos caemos en muchas ofensas, debe cada uno tener a la vista así como la misericordia y bondad, la severidad y el juicio: sin que nadie sea capaz de calificarse a sí mismo, aunque en nada le remuerda la conciencia; pues no se ha de examinar ni juzgar toda la vida de los hombres en tribunal humano, sino en el de Dios, quien iluminará los secretos de las tinieblas, y manifestará los designios del corazón y entonces logrará cada uno la alabanza y recompensa de Dios, quien, como está escrito, les retribuirá según sus obras"

Dios no es indiferente a lo que hacemos en Gracia, Renton, porque estamos injertados en Cristo. Nuestras obras en Gracia fructifican la Gloria, y esta es nuesdtra esperanza, no es mercadear o mirar qué obtengo, es deseo y esperanza de estar con el Amado y querer entregarle lo que hacemos.

Dios te bendiga

Renton dijo...

Alonso:
Dios no es indiferente a lo que hacemos en Gracia, Renton, porque estamos injertados en Cristo.

Pues claro, eso es obvio, y no en indiferente pues es Él quien produce el querer y el hacer en nosotros.

Alonso:
es deseo y esperanza de estar con el Amado y querer entregarle lo que hacemos.

Recuerda eso la próxima Santa Cena que celebres o la siguiente vez que te arrodilles delante de una estatua de la virgen, Alonso.

Mientras antepongais vuestras tradiciones y catecismos a la Palabra de Dios, no habrá entendimiento entre las iglesias protestantes y el catolicismo, Alonso.

El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras no pasarán.
Mateo 24:35

Alonso Gracián dijo...

Claro que hay entendimiento, confirmo la impresión de que tenemos bastante en común, más de lo que reconoces, y también en disenso, pues aunque imperfecta hay cierta comunión, sin duda, como afirma la Dominus Iesus citada al principiar este debate.

Hace tiempo comentamos una declaración conjunta donde se buscaban puntos de apoyo. creo que son suficientes para poder elevar al menos una oración conjunta al cielo por el mundo que nos rodea.

Dios te bendiga y un abrazo

DE FUNDAMENTALISTA A FUNDAMENTALISTA dijo...

Acepción:

f. Acción de favorecer o inclinarse a unas personas más que a otras por algún motivo o afecto particular, sin atender al mérito o a la razón

Parcialidad:

f. Designio anticipado o prevención en favor o en contra de alguien o algo, que da como resultado la falta de neutralidad o insegura rectitud en el modo de juzgar o de proceder.

La Biblia nos declara de forma explícita que Dios no hace acepción de personas, pero tambien nos da indicación de que sí hace acepción de personas. Para entender estos conceptos sin que creemos una contradicción, debemos de entender como y cuando Dios hace acepción de personas y cuando no lo hace.

DE FUNDAMENTALISTA A FUNDAMENTALISTA dijo...

Deuteronomio 10

16 Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz. 17 Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho; 18 que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido.

2 Crónicas 19

6 Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar de Jehová, el cual está con vosotros cuando juzgáis. 7 Sea, pues, con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.

Acepción es el hacer diferencia entre una persona (o cosa) y otra basado en preferencia (prejuicio) personal y no en razones o méritos de cada uno en particular. Por ejemplo, acciones tales como dar la razón al pobre sobre el rico simplemente porque es pobre es acepción de personas, escoger al blanco sobre el negro simplemente porque es blanco es acepción de personas, preferir al latino sobre el anglo simplemente porque es latino, es acepción de personas. En este respecto es claro que Dios no hace acepción de personas sino que trata a todo el mundo por igual y se nos ordena en al Biblia a no hacer tal diferencia en nuestro trato con los demás.

DE FUNDAMENTALISTA A FUNDAMENTALISTA dijo...

Santiago 2

1 Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas. 2 Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, 3 y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; 4 ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? 5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? 6 Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales? 7 ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?
8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; 9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.

El hacer nuestra elección o decisión a favor o en contra de alguien basado en la razón y el mérito que esa persona tenga es, según los principios humanos (y bíblicos) justo. Dios utiliza tambien ese principio. Por ejemplo, Dios ha establecido principios que dicen “el que se humilla será ensalzado" “lo que siembras cosechas" “pagará a cada uno conforme a sus obras" etc. Eso es hacer justicia y Dios ciertamente no falla en ese aspecto. Ahora, NO ES acepción de personas escoger entre dos personas igualmente capacitadas, o dos personas igualmente meritorias o dos personas igualmente indignas o dos personas igualmente inmerecedoras.

Renton dijo...

Fundamentalista:
Para entender estos conceptos sin que creemos una contradicción, debemos de entender como y cuando Dios hace acepción de personas y cuando no lo hace.

Mejor aún, basta con entender que "no hacer acepción de personas" significa en la Biblia que Dios trata del mismo modo al rico que al pobre, al negro que al oriental, al padre que al hijo y sobretodo...

34 Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas,

35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

Hechos 10

10 pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;

11 porque no hay acepción de personas para con Dios.

Romanos 2

Sobretodo que en la Salvación, ya que todos pecaron y están destituidos de la Gloria de Dios, el Señor elige a judíos y gentiles, a hombres y mujeres, etc...

Por cierto, tremendo copy&Paste.

:D

Longinos dijo...

Me ha parecido una maravilla el diálogo entre Renton y Alonso Gracián. Discutiendo de esto, dais gloria a Dios, que merece que busquemos su Verdad sin cesar.

Me he copiado esta explicación de Renton, con la que estoy de acuerdo:

"Dios no está a la espera de que alguien "decida" ir a Él, Dios le tiene Misericordia al pobre diablo que vive feliz con su pecado, le regenra, le insufla vida y le hace liberarse de su pecado.

Y una vez libre, puede al fin ir a Dios.

Pero es Dios quien da el primer paso, ya sabes".

Y añado: y el hombre, movido a su vez por Dios, da el segundo paso. Porque el hombre, liberado del pecado por la gracia -¡que bien lo has explicado!- podría empeñarse en apartarse de Dios.

Renton dijo...

Lo siento Emilio, se me había pasado este comment, mal yo!

Emilio:
Y añado: y el hombre, movido a su vez por Dios, da el segundo paso. Porque el hombre, liberado del pecado por la gracia -¡que bien lo has explicado!- podría empeñarse en apartarse de Dios.

Solo si no hubiera recibido el Espíritu Santo, ya sabes, este es el Sello de Dios que garantiza la Salvación del creyente, tal como he explicado en más de una ocasión...

Blessings!

:D