Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



jueves, 6 de mayo de 2010

De qué es el Evangelio (1)

Pst, pst, lo que hay a continuación es parte de la prédica callejera que hacemos en las calles...
Cualquier persona, que no haya leído jamás el Nuevo Testamento y se encuentra con la figura de Jesús, solo puede llegar a tres conclusiones.

La primera es que Jesús era un loco…
Porque cuando te encuentras un hombre yendo de aquí para allá, prometiendo Vida Eterna si le sigues porque cree que es el Mesías y no lo es, no hay otra, está loco.

La segunda posibilidad es que Jesús era un mentiroso.

Él sabía que no podía dar Vida Eterna a todo el que le siguiera, él sabía que no era el Mesías y no obstante, Jesús afirmaba lo contrario.
Si Jesús fue un mentiroso, engañó a más gente que ningún otro falso profeta en toda la historia de la humanidad, Mahoma inclusive.

Pero son tres las opciones, cierto?
La primera es que era un loco, la segunda que era un mentiroso, y la tercera es que efectivamente Jesús fuera aquel que dijo que era: el Mesías.

Y Jesús pasó los tres últimos años de su vida predicando el Evangelio.

Esta palabra todo el mundo la ha oído alguna vez pero pocos saben qué quiere decir.

Pues bien, Evangelio significa literalmente “Buena Nueva”.

Y se podría decir que el Evangelio empieza así: Dios es Justo.

Es preferible un Dios justo que uno injusto, no es cierto?

Pues bien, en realidad no, el hecho de que Dios sea justo es el mayor problema para el ser humano.

Por qué es nuestro mayor problema?
Porque el hecho de que Dios sea Justo implica que Dios tiene una Ley, y nadie conoce en profundidad dicha Ley, pero sí lo suficiente como para saber que la vulneramos contínuamente.

No tengo que pasar ni un segundo para convencer a nadie de que es pecador, porque eso es lo que es el pecado: la vulneración de la Ley de Dios.

Ahora bien, teníamos que Dios es Justo, y que eso implica que tiene una Ley la cual, todos sabemos que de un modo u otro incumplimos continuamente, cierto?

De ahí que el problema más grande las Escrituras es el siguiente, ¿cómo puede un Dios Justo, perdonar al culpable y seguir siendo Justo?

Un ejemplo gráfico para que se entienda qué quiero decir.

Supongamos que un asesino mata a toda tu familia, tú agarras a ese asesino y lo llevas ante el juez.

Y el juez -después de sopesar todas las pruebas- le dice al asesino que ha matado a tu familia “Sé que eres culpable, no obstante, que sepas que soy un juez de amor...
No puedo condenarte, vete, ¡estás libre!”


¿Que haría cualquier persona ante un juez así?

Removería cielo y tierra para denunciar que hay un juez más corrupto que los asesinos que deja libre.

Si Dios es justo, debe satisfacer Su Justicia.

Y la Ley de Dios dice, El alma que pecare, esa morirá.

Lo que esto quiere decir es que ninguna alma impura puede tener vida eterna en comunión con Dios, de ahí que toda alma pecadora esté condenada a la eterna separación de Dios por toda la eternidad.

Es decir, Dios no castiga con la eterna separación de Él por gusto, sino porque la Santidad no puede tener comunión con el pecado.

Daré un ejemplo gráfico para que se entienda.

Imaginemos un lago de agua pura.
Todos y cada uno de los mililitros que compone ese lago está compuesto por agua pura, el agua más pura que puede haber y jamás habrá.

Si en ese lago de agua pura cayera una gotita de agua contaminada, ese lago sería cualquier cosa menos un lago de agua pura.

Esto es un reflejo de lo que pasa con Dios.

Dios es pura Santidad, y la Santidad no puede tener comunión con el pecado de la misma manera que donde hay Luz no pude haber Sombra.

En otras palabras, Dios no puede permitir que almas impuras deambulen en el Paraíso porque entonces el Paraíso dejaría de ser el Paraíso.

Dios no sería pura Santidad si pudiera tener comunión con la impureza, con el pecado.

Pero decíamos que Evangelio significa Buena Nueva, y hasta ahora no ha habido muy buenas noticias que digamos.

Teníamos que Dios es Justo y eso es una mala notícia para nosotros porque vulneramos contínuamente la Ley de Dios.

Teníamos que Dios no puede dejar de castigar al culpable porque entonces perdería Su esencia, y teníamos que todo aquel que peque, pierde la vida eterna puesto que está condenado a la eterna separación de Dios.

Por tanto, ¿Cuál es la buena nueva que anuncia el Evangelio?

La respuesta a esta pregunta lo desarrollaré en la segunda parte de esta entrada...

Mientras tanto, dad gracias a Dios por todo en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo.

8 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Dices:

"Imaginemos un lago de agua pura.
Todos y cada uno de los mililitros que compone ese lago está compuesto por agua pura, el agua más pura que puede haber y jamás habrá.

Si en ese lago de agua pura cayera una gotita de agua contaminada, ese lago sería cualquier cosa menos un lago de agua pura.

Esto es un reflejo de lo que pasa con Dios.

Dios es pura Santidad, y la Santidad no puede tener comunión con el pecado de la misma manera que donde hay Luz no pude haber Sombra."

Renton, por una vez en nuestras discusiones tengo que decirte que me parece una forma magnífica y preciosa de expresarlo.

preparadelcamino dijo...

Hola Renton, este es un argumento excelente para presentar el evangelio de una manera sencilla; porque debemos recordar que la mayoria de las personas ni conocen el N.T., mucho menos el A.T., es por eso que es una herramienta muy buena explicar con una ilustración clara que significa el Evangelio y el contraste entre el Dios Justo y el Dios de Amor, que es el mismo...

Extracto de este argumento, pude verlo en Josh McDowell y Paul Washer...

Bendiciones!

Hno. Huerta dijo...

Jajaja a mi no me engañas hermanazo ese es un extracto de la predica al aire libre de Paul Washer, no? Jejeje porque es lo que el dice, y bueno, lo que dice La Palabra. Debo decirsu esa es la forma que tqm ahora para compartir La Palabra en algunas ocasiones. Jeje disculpa la confianza hermano, pero al ver que eres digamos amigo de hermanos tan queridos con el pastor Humberto y Jonathan pues ... Eso. Bendecido. Jajaja gracia y paz sobre tú vida. Por cierto, en el blog de Jonathan me matas de la risa jajaja. Pero ánimo. Shalom.

Renton dijo...

Alonso:
tengo que decirte que me parece una forma magnífica y preciosa de expresarlo.

Hazte un favor, memoriza esta prédica (aún falta la segunda parte...) y recítala cuando prediques por las calles el Evangelio, pues a eso has sido llamado.

:|

Renton dijo...

Jonathan:
Extracto de este argumento, pude verlo en Josh McDowell y Paul Washer...

Cierto, también he tomado frases de MacArthur y Piper!

:D

Huerta:
a mi no me engañas hermanazo ese es un extracto de la predica al aire libre de Paul Washer, no?

Pues claro, se cree usted que me he inventado el Evangelio, jejeje!

Dios os bendiga!

:D

Alonso Gracián dijo...

La imagen es expresiva, desde luego, la utilizaré con vuestro permiso en mi propio apostolado, no ya en las calles, sino en el trabajo, entre los conocidos, amigos, familias.... son tantos los frentes abiertos....

saludos en Cristo.

Lenin dijo...

Excelente tu página hermano.
Bendiciones. Te leo desde Rep. Dominicana.

Lenin dijo...

De eso hablé hace unos días, puedes escucharlo aquí: http://chirb.it/EvPdtJ