Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



viernes, 18 de enero de 2013

De que Si No, No Sería por Gracia...

13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
Filipenses 2:13
En otras palabras, que de la misma manera que es él quien nos atrae tras decirnos Venid en pos de mí, él es quien nos mantiene tras decirnos Permaneced en mí...

4 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Hola hermano Renton.

Cuánto tiempo sin venir por aqui, jeje Veo que sigues escribiendo con la agudeza de siempre.

Este pasaje de Filipenses 2, 13 nos enseña mucho sobre la gracia.Yo lo utilizo mucho para mostrar la eficacia de la gracia y la iniciativa del Señor en nuestra vida espiritual.

Toda obra saludable es iniciativa del Señor en nosotros, que empieza en nosotros la obra buena y la mantiene y lleva a término, de forma que nada tenemos nuestro, que no hayamos recibido antes. Él es su Autor principal.

Aquí reside la potencia ab intrinseco de la gracia eficaz, tal y como la enseña la escuela Tomista, en especial el gran Báñez:

el acto libre sobrenatural es obra de la gracia en el ser humano, al que premueve eficazmente activando su voluntad y capacitándola para la acción salvífica (es lo que el tomismo denomina premoción física eficaz).

Y hasta el deseo de la obra buena, iniciativa es del Señor en nosotros. Y así se cumple su amor de elección, su amor predestinante, como enseña el Angélico.

Dios te bendiga!

PD me ha alegrado mucho volver a leer tus post!

Renton dijo...

Hola hermanito, me alegra volverte a ver por aquí.

Al:
Este pasaje de Filipenses 2, 13 nos enseña mucho sobre la gracia.Yo lo utilizo mucho para mostrar la eficacia de la gracia y la iniciativa del Señor en nuestra vida espiritual.

Cierto, pues si no fuera eficaz no sería Gracia.

Al:
Toda obra saludable es iniciativa del Señor en nosotros, que empieza en nosotros la obra buena y la mantiene y lleva a término, de forma que nada tenemos nuestro, que no hayamos recibido antes. Él es su Autor principal.

Y reconocerlo no es solo hacer justicia, es el Camino a la piedad, de aquello que valida nuestras buenas obras.

Es decir, hacer una buena obra para ganarse el Cielo no es otra cosa que egoísmo encubierto, pues dicha buena obra es una inversión personal, algo que hacemos por nosotros mismos.

Y esto, tal como aprendemos de las limosnas de los fariseos -los cuales hacían buenas obras con un fin egoísta- no es aceptable a Dios dado que al Amor no busca lo suyo.

Solo cuando nos damos cuenta de que ya somos libres, podemos obrar en amor, por puro agradecimiento, sin esperar nada a cambio.

Es decir, la Gracia nos libera del egoísmo innato.

Al:
Aquí reside la potencia ab intrinseco de la gracia eficaz, tal y como la enseña la escuela Tomista, en especial el gran Báñez:

No conozco al hermano, pero me documentaré al respecto.

Al:
el acto libre sobrenatural es obra de la gracia en el ser humano, al que premueve eficazmente activando su voluntad y capacitándola para la acción salvífica (es lo que el tomismo denomina premoción física eficaz).

Oh, nosotros lo llamamos Regeneración, es decir, la recepción por obra del Espíritu que mora en nosotros, del nuevo corazón de la promesa de Ezekiel.

Es la nueva naturaleza, la Nueva Creación que nospermite oír lo que nadie ha oído: las palabras de Dios.

Al:
PD me ha alegrado mucho volver a leer tus post!

Y a mí constatar que es más lo que nos une que lo que nos separa.

Dios te bendiga!

:)

Alonso Gracián dijo...

Rents:

"hacer una buena obra para ganarse el Cielo"...

Ay, cierto, hermano, pero esa mentalidad pelagianísima cuesta mucho de erradicar, pero vale la pena consagrarse a ello.

Yo creo que el Señor me ha dado como misión combatir todo tipo de antropocentrismo, para que resplandezca su gloria, y quede claro que Él es el autor principal de nuestra vida cristiana, y que la salvación es un regalo, gratis, que nos resulta imposible de ganar.

Báñez fue un dominico tomista del s XVI que en la dura polémica De auxiliis defendió la eficacia ab intrinseco de la gracia y los decretos predestinantes de Dios, contra los molinistas, que defendían que es la voluntad humana la que hace eficaz la gracia y no la gracia misma.

El molinismo ha hecho mucho daño a la Iglesia! Llevamos varias generaciones de semipelagianismo entre los católicos, y cuesta mucho erradicar.

Me gusta eso de la Regeneración, es una buena palabra. Como enseña el Magisterio de la Iglesia, las obras vienen después de la justificación, como fruto, como efecto, no como causa.

Pero a muchos muchos católicos esta idea que enseña la Iglesia les escandaliza. Es el resultado de varias generaciones de mentalidad semipelagiana.

Un abrazo en el Señor

Renton dijo...

Alonso:
Ay, cierto, hermano, pero esa mentalidad pelagianísima cuesta mucho de erradicar, pero vale la pena consagrarse a ello.

Cierto, pero permíteme aconsejarte que no te pongas como meta erradicar ese error sino defender toda Verdad.

Al:
creo que el Señor me ha dado como misión combatir todo tipo de antropocentrismo, para que resplandezca Su gloria, y quede claro que Él es el autor principal de nuestra vida cristiana, y que la salvación es un regalo, gratis, que nos resulta imposible de ganar.

Bien, pero no olvides que el llamado principal es la santificación, no el celo por las cosas de Dios, pues la susodicha es el propósito primero de Dios para con los hombres.

Al:
Báñez fue un dominico tomista del s XVI que en la dura polémica De auxiliis defendió la eficacia ab intrinseco de la gracia y los decretos predestinantes de Dios, contra los molinistas, que defendían que es la voluntad humana la que hace eficaz la gracia y no la gracia misma.

Y qué fue de él?
Es decir, no fue ahogado por los molinistas?

Al:
El molinismo ha hecho mucho daño a la Iglesia! Llevamos varias generaciones de semipelagianismo entre los católicos, y cuesta mucho erradicar.

Nosotros llevamos generacione de idolatría bíblica, la cual cuesta también mucho erradicar.

Al:
Me gusta eso de la Regeneración, es una buena palabra. Como enseña el Magisterio de la Iglesia, las obras vienen después de la justificación, como fruto, como efecto, no como causa.

Bien por tu iglesia.

No desistas Alonso, que Dios te ha levantado en la rama romana por algo.

Dios te bendiga!