Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



martes, 13 de noviembre de 2012

De la Fe y Obras en el Libro de Oraciones de la Iglesia Rusa Ortodoxa...

Oh abundantemente Misericordioso y Dios todomisericordioso, Señor Jesucristo, a través de Tu gran Amor descendiste y te hiciste hombre para que pudieras salvarnos a todos.

Una vez más, Oh Salvador, sálvame por tu Gracia, te ruego en oración, pues si Tu me salvaras por mis obras, ya no sería Gracia o don, sino tu obligación, oh sí, Tú que eres grande en compasión e inefable en misericordia.

Porque 'todo aquel que cree en mí', dijiste Oh mi Cristo Mesías, 'Vivirá y nunca verá la muerte'. Si por tanto, fe en ti salvó al desesperanzado, contempla, creo, sálvame, porque eres mi Dios y mi Creador.

Que sea mi fe y no mis obras aquello que se me impute, oh Dios mío, porque en mí nunca encontrarás obras que pudieran justificarme.
Deja que la fe baste en vez de todas mis obras.


8aba Oración de la mañana, Libro de Oraciones, Monasterio de la Santa Trinidad (Iglesia Ortodoxa Rusa en las afueras de Rúsia)
En efecto, si es por Gracia ya no es por obras, de otra manera la Gracia ya no sería Gracia, sino que la Gracia salvífica se manifiesta mediante las obras de Dios en nosotros...

Y amén.

2 comentarios:

Ricardo Jimenez dijo...

Buenos noches, hace mucho postee un comentario mi pregunta es como ve usted el infierno es como el dantesco de tortura y fuego por demonios?
Saludos desde mexicali

Renton dijo...

Lo siento Ricardo, si te digo la verdad, hasta hace poco no dominaba la moderación de comentarios.

En respuesta a tu pregunta: No.

Recuerda que una de las promesas de Dios es la segunda venida de Jesús -no solo a hacer justicia, es decir, a juzgar a vivos y muertos- sino a restaurar este mundo para que sea como En el Principio, en otras palabras, para que vuelva la Paz y comunión -común unión- entre Dios y los hombres que había antes de la entrada del pecado en este mundo.

En Apocalipsis leemos que el Infierno será lanzado al Lago de Fuego, lo cual quiere decir que también tendrá su final.

Y debe tener su final porque un Infierno eterno controlado por demonios atentaría la Soberanía de Dios sobre Su creación, pues habría un espacio donde imperaría el Mal.

Dios es Justo, y una tortura eterna vulneraría Su justicia.

Ahora bien, serán castigados los que vivieron en el Mal, es decir, de espaldas a Dios?

Claro, pues es lo justo, pero su castigo será diferente a lo descrito por Dante, aunque en algunos casos será más terrible.

Cuídate!