Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



jueves, 13 de octubre de 2011

De Predestinaciones, Determinismos y Rollos del Mar Muerto...


Una de los aspectos que más me ha impresionado al leer algunos pasajes de los Rollos del Mar Muerto de la comunidad esenia de Qumran, ha sido su insistencia a la hora de remarcar lo que en la teología cristiana se conoce como la Providencia unilateral de Dios y la Doble predestinación.

En otras palabras, según los esenios Dios elige a unas criaturas para Salvación, y a otras para condenación.

No es de extrañar que en Antigüedades, Josefo dijera lo siguiente,
La secta de los esenios [...] afirma que la Providencia establece todas las cosas, y que nada acontece a los hombres a menos que esto se ajuste a Sus decretos.
En efecto, los siguientes pasajes corroboran las palabras del historiador judío,
Antes que las cosas vengan a ser, (Dios) ha ordenado todos sus designios, para que cuando existan en los tiempos acordados por Su pla Glorioso, cumplan su destino, un destino imposible de cambiar.
Él creó la humanidad para regir el mundo, designó para ellos dos espíritus en los que caminar hasta el tiempo ordenado para Su visitación.
Estos son los espíritus de la Verdad y la Falsedad.
El buen carácter y el destino se originan en la habitación de la Luz; el perverso en la Fuente de la Oscuridad.
Fue Él quien creó los espíritus de luz y sombra, haciéndolos piedras angulares en todo acto
.

Rollo primero, Sección 3:15-19, 24-25

Sé que la inclinación de todo espíritu es en Tus manos; Tú establecistes todos sus caminos antes de crearlos, cómo podría un hombre cambiar Tus palabras?
Tú solo creaste al justo y le estableciste desde el vientre de su madre para el tiempo de la buena voluntad.
[...] pero al perverso le creaste para el tiempo de Tu Ira, les decretaste desde el vientre de su madre para el Día de la Masacre, pues caminan por un camino que no es bueno.

Rollo primero, Sección 15:13-14, 16-17

Y Tú, oh Dios, nos creaste para Ti como pueblo eterno, y en la Luz nos hiciste adentrar para Tu Verdad.
Designaste al Príncipe de la Luz desde la antigüedad para asistirnos, pues suyos son todos los hijos de justcia, y todos los espíritus de la Verdad son su dominio.
Tú mismo creaste a Belial para el pozo, el ángel de maldad, su dominio es en la oscuridad, y su consejo es para condenar y aprisionar.

Rollo primero, Sección 13:9-11
Nada de maniqueísmos, pues Dios es el Creador tanto de los espíritus lumínicos como los oscuros, asigna a cada hombre uno de ellos, marcando así su destino.

Más que predestinación podríamos hablar de Determinismo, pues el espíritu con que Dios empareja a cada hombre determina si el indivíduo será justo -hijo de la Luz- o perverso -hijo de la Oscuridad-, y no obstante, a cada línea que leo me parece escuchar a Pablo diciendo Oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios?

Fascinantéibol.

4 comentarios:

Humberto Perez dijo...

Interesante lo que has escrito. Me gusta. He estado leyendo sobre la economía y las elecciones en España. ¿Estaba predestinado Mariano Rajoy para ganar las elecciones? ¿Estará predestinada para seguir los pasos económicos de Grecia? Es una lástima que por decreto divino, con muchos factores humanos, a la bellísima Península le pase eso.

Renton dijo...

Siento no compartir tu entusiasmo por esta península...

Eso sí, hay algo que les debo a la clase política y a mis mal llamados "compatriotas", y es el haberme ayudado a sentir desapego por mi patria terrenal y amor por la espiritual.

Y amén!

:]

Humberto Perez dijo...

Renton, ¿por qué? Es enigmático eso que dices que desapareciendo un afecto el otro entrara a ocupar su lugar. En alguien que conozco, que pudiera ser el que esto escribe, cuando sucumbió su amor patriótico, quiere decir político, por el terruño donde nació y creció, le quedó amor por esas cosas, las casas, los árboles, las escuelas, los ríos, es decir el amor por su propia historia. Si algún día vuelve, quiere volver a ver con su vista vieja lo que contempló con ojos nuevos, y decir como dijo el Jorobado de Nuestra Señora de París cuando empujó al arcedano al vacío desde la catedral "¡oh todo lo que yo amé!".

Renton dijo...

Yo no.
Soy testigo diario de los males que causan los patriotismos.

Amo mi tierra, mi cultura, etc... pero ni loco vulneraría la Voluntad de Dios por defenderla, y a eso es hacia lo que nos conducen los 'amores patrios'.

Estiércol, ese es mi objetivo, ver las cosas del mundo como estiércol en comparación con la esperanza que me aguarda.