Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



viernes, 4 de febrero de 2011

De Cómo Replicar a Uno de los Más Viejos Argumentos Ateos contra la Justicia de Dios...


Uno nunca se va a la cama sin haber aprendido algo nuevo y sin haber escuchado el viejo mantra que repite todo ateo que se precie de serlo: No creo en un Dios que condena al hombre al infierno por toda la eternidad...

No es cierto, simplemente no cree porque no ha recibido fe, no obstante, en esta entrada explicaré cómo desmontar esta falacia.

El punto primero es negar la mayor, es decir, Dios no condena a nadie, es el ser humano quien se condena a sí mismo.

Desarrollemos esto.

Dios le da dos oportunidades al hombre para evitar su condenación.

Empecemos con la primera.
Bien, ésta es la Ley interior -la conciencia- que Dios ha depositado en todo ser humano.

En efecto, todo el mundo sabe lo que está bien y lo que está mal, y sin embargo, a lo largo del día, el hombre opta libre y voluntariamente por hacer el Mal en una gran cantidad de ocasiones.

Cuando uno afirma esta premisa, el ateo replica que no es cierta, pues lo que en nuestra cultura creemos que está bien, no tiene por qué estarlo en otra cultura, y eso es cierto, pero es una media verdad, o sea, una verdadera mentira.

En efecto, porque mientras yo hablo de conciencia, él habla de valores culturales.

Dios ha depositado en todo ser humano la conciencia de lo que está bien, y lo que está mal, independientemente de valor cultural alguno.

Cómo sabemos esto?
Bien, porque todo ser humano es capaz de reconocer cuando es objeto de un acto Justo, y de uno Injusto, cuando se le hace un Bien o un Mal.

Cierto, cada vez que uno está en posición de debilidad, y alguien se aprovecha de ella, ese uno reconoce fácilmente que eso está Mal, a pesar de haber estado toda su vida aprovechándose de aquellos que estaban en posición de debilidad.

Cuando alguien está colgado en la carretera porque su coche se ha estropeado, y es recogido generosamente por un desconocido, esa persona -la cual nunca se había sentido culpable ninguna de las veces que había pasado de largo de todos los automovilistas que había visto colgados anteriormente en tantas otras ocasiones- reconoce fácilmente que lo Bueno es ayudar al prójimo desinteresadamente.

No importa los valores culturales en los que uno haya sido educado, todo el mundo entiende esta máxima y la reconoce como Justa: Trata a los demás del modo en que te gustaría ser tratado.

En efecto, tomemos un ejemplo bíblico.

Saúl, como israelita, había sido educado por un lado, en una mala interpretación del ojo por ojo, diente por diente, y por el otro, como miembro de la nobleza, había interiorizado como correcto destruir a todo aquel que supusiera una amenaza.

Sin embargo, cuando David -que estaba siendo objeto de las persecuciones del mismísimo Rey Saúl- le perdona la vida en la cueva de En-Gadi, cómo reacciona el noble?

Reconociendo la verdadera Justicia,
17 y dijo a David: Más justo eres tú que yo, que me has pagado con bien, habiéndote yo pagado con mal.

18 Tú has mostrado hoy que has hecho conmigo bien; pues no me has dado muerte, habiéndome entregado YHWH en tu mano.

19 Porque ¿quién hallará a su enemigo, y lo dejará ir sano y salvo? YHWH te pague con bien por lo que en este día has hecho conmigo.

1 Samuel 24
Toda su formación, sus valores culturales de Al enemigo ni agua!, se hacen añicos cuando es objeto de verdadera Justicia.

Si lo cultural se impusiera a la Ley interior, Saúl habría considerado una locura la acción de David, pero no es así, la alaba.

Por tanto, cuando alguien miente, niega ayuda a su prójimo, roba y demás acciones que uno reconocería como malas caso de ser objeto de ellas, sabe -dentro de él- que está haciendo el Mal.

Y lo sabe por la Ley interior que Dios ha puesto en todo ser humano la cual reza así: Trata a los demás del modo en que te gustaría ser tratado, todo lo que salga de aquí está Mal.

Ahá, la vieja Regla de Oro.

Por tanto, la primera oportunidad que da Dios al hombre para evitar ser condenado, es rechazada por este.

Ahora bien, he dicho que Dios le da al ser humano dos oportunidades, cuál es la segunda?

La segunda es aceptar el sacrificio de Jesús.

Dado que Dios es Justo, y debe cumplir Su Ley -el alma que pecare morirá- el Señor, mediante un acto de pura Misericordia, manda un sustituto sobre quien recaiga el castigo que la Ley de Dios exige por el pecado del hombre: el Mesías, el Cristo.

Pero el hombre hace oídos sordos a los mandatos de Dios, ni deja de hacer el Mal, ni acepta al Cristo como su sustituto.

Por tanto, Dios no condena a nadie, es el hombre -el cual se regocija en su maldad- quien libremente elige hacer el Mal.

Pero no nos olvidemos de algo, el mantra del ateo toca otro tema: el de la eternidad del castigo de Dios.

Bien, la explicación a esto es muy sencilla.

La causa de que la condena deba ser eterna es la Santidad de Dios.

En efecto, Dios es pura Santidad, y donde hay Santidad no puede haber pecado del mismo modo que donde hay Luz no puede haber Sombra.

Por tanto, cuando el ser humano hace el Mal, su alma queda manchada, contaminada, impura.

Esto es lo que explica el por qué el alma que pecare, esa morirá pues cuando el hombre peca, la impureza de su alma imposibilita recibir vida eterna, comunión con Dios tras su muerte física.

Esta es la respuesta correcta, pero también es la respuesta que el ateo no quiere escuchar pues no la comprende.

En efecto, un incrédulo no comprende qué es el pecado del mismo modo que un pez no se da cuenta que está mojado, ya sabes, pues todo lo que rodea al pez es humedad.

No obstante, su incapacidad de comprender la Verdad no es óbvice para que la expongamos.

Mientras meditáis en todo ello, dad gracias a Dios por todo en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo...


31 comentarios:

veldugo01 dijo...

Pasaba por aquí, tenía tiempo que no lo hacía. Enhorabuena che!

Renton dijo...

Muchas gracias por pasarte por aquí Veldugo y por los ánimos.

Que Dios te bendiga!

:]

Longinos dijo...

Me ha gustado muchísimo este post, Renton. Dios te ha dado una gran capacidad para explicar cosas difíciles.

La idea de que se ve que todos tenemos conciencia porque somos capaces de distinguir cuándo se nos hace un bien o un mal me ha parecido muy buena. Y el ejemplo de Saúl es estupendo.

Bueno, por supuesto todos pecamos, así que todos necesitamos la misericordia de Dios que nos viene por Jesucristo o vamos al foso (mejor dicho, "nos quedamos en el foso"). Hasta los que no tienen pecado personal (los niños que mueren antes de haber llegado al uso de razón) se salvan -así lo creo- al recibir gratuitamente los méritos de Cristo, pues sabemos que todos pecamos en Adán y todos necesitamos de la redención de Cristo para salvarnos.

Renton dijo...

Longinos:
pues sabemos que todos pecamos en Adán y todos necesitamos de la redención de Cristo para salvarnos.

Te das cuenta entonces por qué no tiene fundamento la idea de la impecabilidad de la Virgen María?

Todos los seres humanos estábamos en Adán, de ahí que todos seamos pecadores.

:|

Longinos dijo...

Si no crees en la Tradición, es lógico que no sepas nada de la Virgen.

Renton dijo...

Entonces no es verdad que todos pecamos en Adán como sostuviste?

Sí, sí lo es, pues Cristo vino a salvar a los pecadores, y María al llamar a Dios su Salvador, reconoce su condición.

Y amén!

:]

Longinos dijo...

No, no es totalmente verdad que "todos" pecamos en Adán, como sostuve. Todos menos María, que fue preservada del pecado original por los méritos de Cristo. María habría sido concebida con el pecado original por ser hija de Adán, pero el Señor quiso hacer con ella esa excepción. No fue curada, fue preservada.

Renton dijo...

No, tampoco es verdad que Dios preservó a María del pecado, pues ella misma reconoce que necesita un Salvador.

Todas esas ideas irán cayendo con el tiempo, a medida que el vaticano intente avanzar en su fantasía ecuménica.

Longinos dijo...

Fue salvada preventivamente, por los méritos de Cristo.

Pero si ni siquiera sabes que es Virgen... Si no entiendes ni de las cosas del cuerpo, ¿cómo vas a entender las del alma? Con la sola Escritura es imposible. El Espíritu no te va a soplar por la Escritura lo que te dice con vendavales en la Tradición.

Renton dijo...

Longinos:
Fue salvada preventivamente, por los méritos de Cristo.

No, era pecadora, de ahí que dijera,

47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Lucas 1

A qué vino Jesús?

A salvar a los pecadores,

Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores...
1 Timoteo 1:15

María tuvo que ser salvada?

Ahá, al menos eso dijo ella, y supongo que la hermana sabía de qué estaba hablando...

Ergo María era pecadora y recibió la misma Gracia que los demás.

Y Amén!

Longinos dijo...

María no fue contaminada por el pecado: lo habría sido en el caso absurdo de que Jesús no hubiera venido. Pero Jesús vino, y María fue salvada preventivamente.

¿Que si no fue pecadora no pudo ser salvada? No, precisamente porque fue salvada no se contaminó del pecado de Adán. Pero claro, con la Sola Scriptura y tu ingenio, rechazando al Espíritu Santo que habla al Pueblo de Dios, no se puede saber nada de esto. Por eso hay mil opiniones distintas de la Escritura usando la Sola Scriptura.

Longinos dijo...

La Sola Scriptura es letra muerta.

Renton dijo...

Longinos:
María no fue contaminada por el pecado

Sí, fíjate, ella mismo lo admitió,

47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Lucas 1

Hay otra escena muy importante, que curiosamente es utilizada por el culto mariano para destacar la figura de mi hermana sobre los demás,

27 Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste.

28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.

Lucas 11

Es decir, antes que María -la bienaventurada- el Señor dice que es bienaventurado todo aquel que oye la Palabra de Dios, y la guarda.

Si María hubiera sido salvada preventivamente, el Señor no habría dicho jamás tal cosa.

Pero no, gracias a Dios mi hermana recibió perdón por sus pecados.

Igual que el resto.

:|

Longinos dijo...

Ahora me vas a replicar nada menos que con la mayor alabanza a María: porque si es bienaventurada por ser la Madre del Señor, més lo es por haber escuchado y guardado la Palabra de Dios.

Ella creyó y obedeció, diciendo "hágase en mi según tu Palabra". Por eso ella es bienaventurada.

Pero quien sólo tiene su ingenio y una Biblia, no tiene más que letra muerta, que no sirve para entender nada de esto.

Renton dijo...

Longinos:
Ahora me vas a replicar nada menos que con la mayor alabanza a María

Y fíjate sobretodo lo que dice el Señor,

28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.
Lucas 11

Si María hubiera sido salvada preventivamente, el Señor no habría dicho jamás tal cosa.

Longinos dijo...

Lo dijo Renton, calle el Espíritu Santo. Total, con su Biblia ya vale.

Longinos dijo...

Alguien diría: ignorante es éste que no acierta a comprender la Escritura. Pero antes diría: son ignorantes los que creen que la pueden interpretar con solo su propio ingenio y no atienden a la enseñanza del Espíritu Santo.

Renton dijo...

Longinos:
Lo dijo Renton, calle el Espíritu Santo. Total, con su Biblia ya vale.

Pasmoso.
Quién crees que inspiró la Biblia?

Longinos:
son ignorantes los que creen que la pueden interpretar con solo su propio ingenio y no atienden a la enseñanza del Espíritu Santo.

Más bien, no será ignorante el que ignora lo que el Espíritu nos dice en la Palabra, y sigue a hombres que contradicen a aquello inspirado por el mismo Espíritu, creyendo que éste está loco y se contradice?

Longinos dijo...

No sé... es difícil decidir cuál de los dos sería el más ignorante. Pero no te confíes con eso: "mal de muchos, consuelo de tontos".

Renton dijo...

No te equivoques, entre lo que dice un hombre que asegura hablar en nombre de Dios pero que con sus actos lo niega, y lo que dice Dios, no hay duda: me quedo con Dios.

:|

Longinos dijo...

Precisamente por eso, creo la interpretación de la Iglesia, no en interpretaciones de pobres hombres ignorantes.

Entre la interpretación de la Palabra de Dios por el Espíritu Santo que la inspiró, y la de unos hombres tan engreídos que se creen que no necesitan a Dios para interpretarla, me quedo con la del Espíritu Santo.

Renton dijo...

Longinos:
Precisamente por eso, creo la interpretación de la Iglesia, no en interpretaciones de pobres hombres ignorantes.

Te das cuenta por qué te digo que sois los herederos de los fariseos?

Longinos:
Entre la interpretación de la Palabra de Dios por el Espíritu Santo que la inspiró, y la de unos hombres tan engreídos que se creen que no necesitan a Dios para interpretarla, me quedo con la del Espíritu Santo.

Lo repito, entre lo que dice un hombre que asegura hablar en nombre de Dios pero que con sus actos lo niega, y lo que dice Dios, no hay duda: me quedo con Dios.

Y no te olvides que con vuestras exaltaciones marianas, hacéis que María consiga por sí sola, lo que solo Jesús en el poder del Espíritu Santo pudo hacer: vivir una vida sin pecado.

Una vez más minimizando al Señor.

Longinos dijo...

¿María por sí sola vivió una vida sin pecado?

Tú chocheas, Renton. Háztelo mirar.

Cuando tienes que deformar hasta el extremo una doctrina para criticarla es porque te faltan argumentos para criticarla tal como es. Por otra parte, es lo que haces siempre, señal de que en el fondo tu corazón reconoce la verdad, pero tu voluntad la rechaza. Si contestaras la doctrina verdadera de la Iglesia, como se contesta una herejía, mostrarías que crees lo que dices; pero deformas la doctrina de la Iglesia para contestarla, señal de que en el fondo ni crees lo que dices, sabes que la verdadera doctrina no la puedes contestar.

María fue concebida sin pecado en atención a los méritos de Cristo, y vivió apartada del pecado porque recibió y aceptó en sí la gracia que le vino del Espíritu Santo, en atención a los méritos de Cristo. Y su propia aceptación fue movida a su vez por la gracia. No hay ni ha habido nunca sobre la tierra bien que no venga por la gracia, ni gracia que no nos venga de los méritos de Cristo. Los patriarcas y profetas del Antiguo Testamento, se salvaron por los méritos de Cristo.

Renton dijo...

Longinos:
Tú chocheas, Renton. Háztelo mirar.

Es increíble lo maleducado que eres.

Longinos:
sabes que la verdadera doctrina no la puedes contestar.

Esto que dices me da risa y pena a la vez...
En serio.

Longinos:
María fue concebida sin pecado en atención a los méritos de Cristo, y vivió apartada del pecado porque recibió y aceptó en sí la gracia que le vino del Espíritu Santo, en atención a los méritos de Cristo.

Hasta que Jesús no murió, nadie pudo ser ungido por el Espíritu Santo de Dios.

7 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

Juan 16

Hasta Pentecostés, ningún ser humano había recibido el Espíritu Santo, ni Juan Bautista -el más grande nacido entre los hombres según Jesús- ni María, la cual admitió que era pecadora al llamar a Dios su Salvador.

Esto es lo que nos dice Dios.

Si todos los títulos que le dáis a María fueran ciertos, Dios sería injuto, pues no le da a María ningún papel relevante no solo en los Evangelios, sino ni siquiera en el libro de Hechos ni en ninguna de las epístolas.

Si María fuera comediadora, corredentora e inmaculada, los apóstoles la habrían reconocido, pero nada.

Silencio.

Todos los hombres pecamos en Adán.

María incluída.
En caso contrario no habría llamado a Dios su Salvador, pues quien no tene pecado no debe ser salvado de nada.

No te olvides que Jesús dijo que antes que su madre, es bienaventurado cualquiera que escucha y guarda la Palabra de Dios.

Si María hubiera estado en ese estado impoluto, habría dicho que aquel que escucha y guarda la Palabra de Dios, sería tan bienaventurado como su madre.

Pero nada.

Oh, y no te olvides que Jesús nunca llamó a María, madre.

Había escrito una entrada refutando uno de los dogmas católicos A Jesús a través de María, pero al final no la publiqué.

Amén!

Renton dijo...

Leemos en Apocalipsis 5,

1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.

2 Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?

3 Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo.

4 Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo.

5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, (JESUS) ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.


Por qué María no era digna si es corredentora y sin pecado?

Porque no es ni una cosa ni la otra.

Y sigue Apocalipsis,

8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;

9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;

10 y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.


El Único Redentor es el Señor Jesús.

El Único Digno es Él.

Ni una sola mención, ni alusión, ni insinuación a la remota posibilidad de que alguien pudiera ser co-redentor junto con Él.

Toda la Gloria, todo el Honor, toda la Honra es para mi Señor Jesús, que me amó y dio su vida por mí.

Si María fuera todos esos títulos que los marianos le dan, Dios sería terriblemente injusto por no darle la honra, Gloria y honor que justamente merecería.

Pero nada.

Toda la Gloria es para mi Señor!

:D

Longinos dijo...

Renton, no entiendes ni una palabra de lo que digo. Contestas a lo que digo deformándolo completamente. Pero hombre, claro que no hay nadie digno de abrir al libro, sólo Cristo. María por sí sola no tiene ningún mérito, todo le viene de Cristo. Por eso la gloria de María no le quita nada a la de Cristo, al contrario, le da gloria a Él. ¿Pero no te he dicho una y otra vez que María le debe todo a los méritos de Cristo?

Pero no quieres oírlo, lo lees y no lo quieres entender. Te da miedo la verdad, Renton. No contestas a lo que te digo, lo deformas completamente para poder contestarlo. ¿Por qué haces eso? ¿Por qué, continuamente, deformas las ideas para poder contestarlas? ¿De qué te sirve engañarte continuamente a ti mismo con esa dialéctica falsa? ¿No te das cuenta que la predicación no puede sustentarse en la falsedad?

Si tan falso es lo que digo, contesta a lo que digo, no a lo que no digo ni dice nadie.

Mira, Renton, si vas a hacerlo otra vez, lo dejamos, porque esto es un diálogo de besugos.

Renton dijo...

Longinos:
¿Pero no te he dicho una y otra vez que María le debe todo a los méritos de Cristo?

Increíble.
Todo el mérito de la Salvación de su Iglesia es de Cristo, y ensalzando a María como corredentora y haciéndola compartir Su Gloria... glorificamos a Jesús.

Miles de personas orando a María, pidiéndole Gracia, cobijándose bajo su protección y no la de Jesús... y todo ello, glorifica a Jesús?

Es muy triste lo que dices.

Longinos:
Si tan falso es lo que digo, contesta a lo que digo, no a lo que no digo ni dice nadie.

Hace meses que te lo he contestado y sigo contestándolo: María es un ser humano que estaba en Adán, nació en pecado como los demás, y si hubiera sido todo lo que la llamáis, Dios sería injusto por no reconocerlo, o poco vivo por no anunciarlo "para dar más Gloria a Jesús"...

Meses diciendo lo mismo, y lo único que ofreces es un dogma que ni siquiera tu iglesia acepta.

Y yo soy el que predica un Evangelio falso?

Es el colmo...

:\

Renton dijo...

Glorificar a Jesús... sustituirle es lo que hace el culto mariano.

Fíjate en las palabras de la virgen de Guadalupe, aparición aceptada por el catolicismo:

http://www.virgendeguadalupe.org.mx/apariciones/Nican%20Mopohua/Nican%20Mopohua%20espa%F1ol%201.htm

Sábelo, ten por cierto, hijo mío el más pequeño, que yo soy la perfecta siempre Virgen Santa María, Madre del verdadero Dios por quien se vive, el creador de las personas, el dueño de la cercanía y de la inmediación, el dueño del cielo, el dueño de la tierra.

Mucho quiero, mucho deseo que aquí me levanten mi casita sagrada, en donde lo mostré, lo ensalzaré al ponerlo de manifiesto: lo daré a las gentes en todo mi amor personal, en mi mirada compasiva, en mi auxilio, en mi salvación: porque yo en verdad soy vuestra madre compasiva, tuya y de todos los hombres que en esta tierra estáis en uno, y de las demás variadas estirpes de hombres, mis amadores, los que a mí clamen, los que me busquen, los que confíen en mí, porque ahí escucharé su llanto, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores.

Y para realizar lo que pretende mi compasiva mirada misericordiosa, anda al palacio del Obispo de México, y le dirás cómo yo te envío, para que le descubras cómo mucho deseo que aquí me provea de una casa, me erija en el llano mi templo; todo le contarás, cuanto has visto y admirado, y lo que has oído.
Ten por seguro que mucho lo agradeceré y lo pagaré, que por ello te enriqueceré, te glorificaré; y mucho de allí merecerás con que yo retribuya tu cansancio, tu servicio con que vas a solicitar el asunto al que te envío.


Si esto es lo que los marianos entienden por ir a Cristo a través de María que baje Dios y lo vea...

Y poca broma a las palabras de la aparición:

Escucha, ponlo en tu corazón, Hijo mío el menor, que no es nada lo que te espantó, lo que te afligió; que no se perturbe tu rostro, tu corazón; no temas esta enfermedad ni ninguna otra enfermedad, ni cosa punzante aflictiva. ¿No estoy aquí yo, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra y resguardo? ¿No soy yo la fuente de tu alegría? ¿No estás en el hueco de mi manto, en el cruce de mis brazos?
¿Tienes necesidad de alguna otra cosa?


Qué te parece algo de... Cristo?

No es de extrañar que después de tanto ensalzamiento se ore a María del siguiente modo:

¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo Oh Madre de bondad, guardame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya. Amén.


Somos de Cristo!

De Cristo, pues su sangre nos redimió, literalmente nos compró!

20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
1 Corintios 6

El culto mariano sustituye y rebaja la figura de mi Señor!

Longinos dijo...

Renton, eso lo dices viéndolo desde fuera, pero mi vivencia es totalmente distinta, porque María siempre nos lleva a Jesús y nos dice "haced lo que Él os diga".

Para demostrártelo, fíjate que pocas personas se conocen más auténticamente unidas a Jesús que San Francisco de Asís, cuyo nombre llevas. Y es uno de los ejemplos más claros de persona devotamente enamorada de la Virgen María. Por eso la orden frnciscana es tan mariana, y siempre defendió la Inmaculada Concepción de María. Aquí puedes leer sobre la devoción de San Francisco a María.

Longinos dijo...

Por cierto, el obispo cuando lo de Guadalupe, era Fray Juan de Zumárraga, franciscano. Los indios le llamaban "Motolinía", que significa "pobre".

Renton dijo...

Longinos:
Renton, eso lo dices viéndolo desde fuera, pero mi vivencia es totalmente distinta

No importa, fíjate en las palabras de las supuestas manifestaciones de María, y comprueba su Egocentrismo.

Nueva entrada relativa a la impecabilidad de María.

http://jesusislord-renton.blogspot.com/2011/02/de-como-refutar-el-dogma-de-la.html