Déu Pare, dame Gracia y pone en mí el deseo de buscarte, para que al buscarte pueda encontrarte, para que al encontrarte pueda amarte, y para que al amarte pueda odiar con todas mis fuerzas, con toda mi alma y todo mi corazón, todos los pecados de los que me has salvado...
En el Nombre de Jesús, amén!



domingo, 19 de septiembre de 2010

De que Todo Unicitario Debe Entender que Sin Trinidad, No Hay Salvación... (8)

En la entrada anterior he hablado sucintamente de que mientras que una de las funciones del Hijo no era la de buscar su propia Gloria si no la de Dios el Padre, una de las funciones del Espíritu Santo no es la de buscar Su propia Gloria si no la de Dios el Hijo, llevando al pueblo de Dios a la Verdad y moldeándolos a imagen de Jesucristo.

La visión unicitaria de Jesús es incapaz de explicar ni uno solo de esos versículos, los cuales son importantísimos para el creyente pues el hecho de no buscar la propia gloria es una de las evidencias del verdadero cristiano.
Recordáis a Jesús diciendo precisamente eso?
44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?
Juan 5

Desconfía de los cristianos llenos de falsa santidad que hacen lo posible para que tooodo el mundo sepa las buenas obras que han hecho, pues buscan su propia gloria, no la de Dios.

Desconfía de todo cristiano lleno de falsas virtudes que busca el reconocimiento de los demás, ignorando que todo aquello relacionado con Dios no es dado y que no es mérito nuestro el tenerlo.

Que una persona reconozca que el mérito de su Salvación y de todas las buenas obras que realiza pertenece a Dios, es una de las evidencias de su unción, pues eso es reflejo del carácter de Dios.

Pero divago.

Hablaba de mi última entrada, en ella también vimos cómo el Hijo es enviado por el Padre para que el primero diera a conocer la Voluntad del segundo, y cómo el Espíritu es enviado por el Hijo para que el primero diera a comprender -y creer- las palabras del segundo.

Esto también lo vemos en Hechos 2, cuando Pedro hablando de Jesús y de las manifestaciones del Espíritu que todos los presentes presenciaban, dice,
33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.
La Biblia establece clara y distintamente que Padre, Hijo y Espíritu Santo cumplen su función en la Salvación de Su pueblo.

Una función siempre de acuerdo a un Orden concreto.

Si Dios se hubiera encarnado en un ser humano sin renunciar a Su poder, por qué dar tantas vueltas y complicar lo que es sencillo?

Por qué se establece contínuamente una clara distinción entre todas y cada una de las personas de Dios?

Por qué -si Jesús es Dios provisto de todo Su poder- se nos repite una y otra vez que el Padre envió al Hijo a llevar una vida de santidad sin pecado y a morir por los pecados de Su pueblo, y después que el Hijo envió al Espíritu a llamar mediante la fe al antes mencionado pueblo?

La respuesta a esta pregunta es que la visión unicitaria del Evangelio está errada.

Pero sigamos viendo cómo el Espíritu no busca Su propia Gloria si no la del Hijo porque me gusta el temita...
12 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.

13 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

14 El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber
.
Exacto, ahora no las podéis sobrellevar pues todavía no habéis recibido al Espíritu que os enviaré, él os guiará a toda la verdad pues os infundirá de la fe necesaria para reconocer el Camino, la Verdad y la Vida, Él me glorificará pues os permitirá verme como vuestro Salvador y os moldeará a imagen mía...

Veamos más ejemplos de cómo el Espíritu no busca Su protagonismo sino exaltar, glorificar al Hijo,
3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.
1 Corintios 12
Ojo, esto no quiere decir que cualquiera que diga que Jesús es el Señor es un verdadero creyente, lo que quiere decir es que de la abundancia del corazón habla la boca y que solo alguien en cuyo interior se haya producido un cambio regenerador mediante el poder del Espíritu Santo, puede creer en el Señor y manifestarlo de todo corazón.

En otras palabras, lo que este versículo nos dice es lo que estoy repitiendo machaconamente una y otra vez, es decir, que solo alguien lleno del Espíritu Santo será Cristocéntrico y buscará glorificar a Jesús.

No al Espíritu.

No a sí mismo.

A Jesús.

Y lo hará mediante el Espíritu Santo para Gloria de Dios Padre.

Porque, no es el Espíritu Santo quien inspiró a los apóstoles las Escrituras?

Y a quién glorifican las susodichas?

A Jesús.
27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba lo que de él decían en todas las Escrituras.
[...]
44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

Lucas 24
El mundo es Cristocéntrico, y eso solo puede percibirse mediante la acción del Espíritu Santo...

Tiene esto algo que ver con tema en cuestión, es decir, que todo unicitario debe entender que sin la Trinidad no hay Salvación?

Pues no para qué engañarnos, pero es que no puedo evitar divagar...

Mientras meditais todo esto, dad gracias a Dios Padre en el Nombre de nuestro Señor Jesucristo.


2 comentarios:

preparadelcamino dijo...

Renton:

Qué bendición estos escritos, estuve leyendo varios de tus estudios y realmente están llenos de palabra de Dios (no sabía que tenías estudios).

Bendiciones hermanos, de ahora en adelante leeré lo que tengas que decir.

Saludos!

Renton dijo...

Hola Jonathan!

Gracias por tus palabras pero no tengo más estudios que los recibidos en mi iglesia.

Un saludete!

:]